La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

Topics TEMAS

Anterior tema

Cansancio

Fiebre

La fiebre se define como temperatura corporal de 38° C (100.5 °F) o más (al tomar la temperatura por vía oral) que más a menudo aumenta y disminuye a través del día. La fiebre usualmente es causada por una infección. Otras causas de la fiebre incluyen las enfermedades inflamatorias, las reacciones a los medicamentos o los crecimientos tumorales. En algunos casos no se puede identificar la causa. Cuando hay una infección, la fiebre causa que el cuerpo “se caliente” para tratar de combatir cualquier organismo invasor. La fiebre es un importante mecanismo de defensa natural contra las bacterias.

Las personas que reciben quimioterapia tienen más probabilidades de contraer una infección porque les han disminuido los glóbulos blancos necesarios para combatir las infecciones (refiérase a la sección “Recuentos sanguíneos”). En cualquier farmacia se puede adquirir un termómetro oral que sea fácil de usar y de leer (uno para tomar su temperatura en la boca) para que pueda revisar su temperatura y saber si tiene fiebre.

Qué señales debe observar

  • Aumento en la temperatura de la piel.
  • Calor.
  • Sensación de cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensación de frío.
  • Escalofríos con temblores.
  • Dolores musculares.
  • Erupciones en la piel.
  • Cualquier área nueva que muestre inflamación o enrojecimiento.
  • Pus o secreción amarillenta que proviene de una herida o de otra parte.
  • Surgimiento de tos o falta de aliento.
  • Surgimiento de dolor abdominal.
  • Ardor o dolor al orinar.
  • Dolor de garganta.
  • Señales de confusión, de olvidar las cosas, de no tener sentido en lo que dice o que no pueda decir en qué lugar se encuentra. Refiérase a la sección “Confusión”.

Lo que el paciente puede hacer

  • Si comienza a sentirse caliente o frío, verifique su temperatura por la boca cada dos a tres horas. Si no puede mantener el termómetro en su boca, colóquelo debajo de su axila.
  • Lleve un registro anotando la temperatura cada vez que se la tome.
  • Tome muchos líquidos (como agua, jugos de frutas, refrescos de cola, paletas de hielo y sopas).
  • Descanse lo suficiente.
  • Cúbrase con un cobertor si tiene frío
  • Si tiene calor, cúbrase solamente con una sábana.
  • Use una compresa fría en su frente si está caliente
  • Tome acetaminofén (Tylenol) u otro medicamento para bajar la fiebre, solamente si su médico se lo indica.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Preste atención a escalofríos con temblores, y tome la temperatura del paciente después que haya dejado de temblar.
  • Tome la temperatura colocando el termómetro en la boca del paciente o debajo del brazo (no tome la temperatura en el recto a menos que el médico le indique que debe hacerlo). Ofrezca al paciente más líquidos y bocadillos.
  • Ayude al paciente a tomar los medicamentos en el horario indicado por el médico.
  • Llame al médico si el paciente está confundido, no sabe dónde se encuentra, se vuelve olvidadizo o lo que dice no tiene sentido Refiérase a la sección “Confusión”.
  • Para ayudar a prevenir la fiebre y las infecciones, exhorte a las personas que tengan diarrea, fiebre, tos o gripe y que desean visitar al paciente, que se abstengan de hacerlo y en su lugar le llamen por teléfono hasta que se hayan recuperado.

Llame al médico si el paciente:

  • Tiene una temperatura de 38 °C (100.5 °F) o más por termómetro oral.
  • Presenta dos o más de los síntomas que aparecen en la sección “Qué señales debe observar”.
  • Tiene fiebre que dura más de 24 horas (o fiebre que desaparece y vuelve a surgir dentro de 24 horas).
  • Tiene escalofríos con temblor.
  • No puede tomar líquidos.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014