La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

Topics TEMAS

Anterior tema

Hipo

Siguiente tema

Picazón

Infección, riesgo aumentado

Muchos tratamientos para el cáncer pueden causar cambios en los recuentos sanguíneos. Un recuento bajo de glóbulos blancos conlleva un riesgo mayor de contraer infecciones. Usted puede escuchar que a esto le llaman neutropenia, o que le digan que está neutropénico.

El recuento de glóbulos blancos mide la capacidad de su cuerpo para combatir las infecciones. Un recuento normal de glóbulos blancos está entre 5,000 y 10,000. Cuando su recuento de glóbulos blancos es bajo, tendrá que observar los signos de infección para que pueda recibir tratamiento de inmediato.

Qué señales debe observar

  • Temperatura de 38 °C (100.5 °F) o más con un termómetro oral.
  • Cualquier área nueva que muestre inflamación o enrojecimiento.
  • Pus o secreción amarillenta que proviene de una herida o de otra parte.
  • Tos reciente o dificultad para respirar.
  • Surgimiento de dolor abdominal.
  • Temblores por escalofríos que puede que sean seguidos de sudoración.
  • Ardor o dolor al orinar
  • Dolor de garganta.
  • Llagas o puntos blancos en la boca

Lo que el paciente puede hacer

  • Tome la temperatura por vía oral, o debajo del brazo si no puede mantener un termómetro en su boca.
  • Tome acetaminofén (Tylenol) para la fiebre únicamente después de obtener la aprobación del equipo que atiende el cáncer.
  • Manténgase abrigado.
  • Tome antibióticos u otro medicamento que el médico le indique.
  • Tome líquidos, pero no más de lo que pueda tolerar.
  • Evite cualquier cosa que pueda causar cortaduras, raspones u otras heridas cortantes en la piel.
  • Lave las cortaduras y raspones con agua y jabón todos los días, aplique ungüentos antibióticos y mantenga el área cubierta hasta que sane la herida.
  • Lávese las manos después de ir al baño o visitar lugares públicos. Utilice un desinfectante de manos cuando no tenga agua y jabón.
  • Evite las multitudes de gente y no visite a personas que tengan alguna infección, tos o fiebre.
  • Si consume alimentos crudos, lávelos cuidadosamente y quíteles la cáscara para prevenir las bacterias.
  • Cepille sus dientes dos veces al día y use hilo dental una vez al día (a menos que le hayan indicado no usar hilo dental).
  • Beba de 2 a 3 litros de líquido cada día, si el equipo que atiende el cáncer está de acuerdo.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Preste atención a escalofríos con temblor, y tome la temperatura del paciente después de que finalice el temblor.
  • Tome la temperatura colocando el termómetro en la boca del paciente o debajo del brazo (no tome la temperatura en el recto).
  • Exhorte a las personas que tengan diarrea, fiebre, tos o gripe y que desean visitar al paciente, que se abstengan de hacerlo y en su lugar le llamen por teléfono hasta que se hayan recuperado.
  • Ofrecer líquidos adicionales para su consumo.
  • Ayude al paciente a tomar los medicamentos en el horario indicado por el médico.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Tiene una temperatura de 100.5°F (38°C) o más en un termómetro oral.
  • Tiene escalofríos con temblor.
  • Se siente "diferente" a los demás.
  • No puede tomar líquidos.

Refiérase a la sección “Fiebre”.


Fecha de última actualización: 08/13/2015
Fecha de último cambio o revisión: 08/13/2015