La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

Topics TEMAS

Siguiente tema

Sexualidad

Convulsiones

Una convulsión es un movimiento incontrolable de los músculos. Ocurre cuando las células nerviosas del cerebro se sobrexcitan y no funcionan adecuadamente. Las convulsiones en sí suelen durar menos de cinco minutos y son seguidas por somnolencia y confusión que puede durar varias horas. En los pacientes con cáncer las convulsiones pueden ser causadas por fiebres altas, lesiones en la cabeza, infecciones graves del líquido contenido alrededor de la espina dorsal y el cerebro, desequilibrio en la química del cuerpo y crecimiento de un tumor en la espina dorsal o el cerebro.

Qué señales debe observar

  • La mirada perdida o los ojos en blanco.
  • Pérdida repentina del control urinario e intestinal.
  • Movimientos bruscos del cuerpo, especialmente de los brazos y las piernas.

Lo que el paciente puede hacer

  • Hable con el equipo que atiende el cáncer sobre las convulsiones. Traiga a la persona que haya presenciado sus convulsiones para que responda cualquier pregunta al respecto.
  • Tome medicamentos contra las convulsiones según sean recetados.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Garantice la seguridad del paciente; si una convulsión comienza mientras está acostado o sentado, abrácelo para evitar que caiga al suelo y se golpee la cabeza.
  • Permanezca junto al paciente.
  • Mantenga la calma.
  • Aflójele cualquier ropa que ajuste el cuello del paciente.
  • Si el paciente cae al piso, coloque ropa o toallas enrolladas debajo de la cabeza para acolchar el piso y voltee al paciente sobre su lado izquierdo.
  • Si el paciente está tendido sobre su espalda, y usted no puede voltearlo, voltee suavemente la cabeza hacia el lado de ser posible. No fuerce ninguna parte del cuerpo al mover el paciente.
  • Trate de observar el tipo de movimientos que hace, la duración de las convulsiones y las partes del cuerpo que mueve.
  • No trate de abrir la boca del paciente durante las convulsiones, aunque se esté mordiendo la lengua. No ponga sus dedos ni sus manos cerca de la boca del paciente.
  • No mueva al paciente a menos que se encuentre cerca de un objeto o lugar peligroso (como un radiador, una puerta de cristal o una escalera por ejemplo).
  • Una vez terminadas las convulsiones, cubra al paciente con una frazada y déjelo descansar.
  • No le administre alimentos, líquidos o medicamentos hasta que llamen al equipo que atiende el cáncer y el paciente esté completamente despierto.
  • Si el paciente es propenso a tener convulsiones, use barandas y almohadillas de amortiguación en la cama y quédese a su lado mientras éste camina o está sentado en una silla.
  • Administre medicamentos contra las convulsiones según sean recetados.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Tiene convulsiones, una vez que hayan transcurrido en su totalidad, y que el paciente esté cómodo (si hay alguien más con usted, quédese con el paciente y pídale a la otra persona que llame al equipo que atiende el cáncer).

Fecha de última actualización: 08/13/2015
Fecha de último cambio o revisión: 08/13/2015