La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

Topics TEMAS

Resequedad de la piel

La piel reseca puede manifestarse como áspera, escamosa, enrojecida y puede en ocasiones presentar dolor. Ocurre a menudo cuando no hay suficiente aceite y agua en las capas de la piel. Las causas comunes de la piel reseca incluyen la deshidratación, el calor, el frío, desnutrición y los efectos secundarios de la radioterapia o la quimioterapia.

Qué señales debe observar

  • Piel enrojecida, áspera y escamosa (aunque el aspecto pueda lucir normal).
  • Piel agrietada.
  • Ligero sangrado entre los pliegues de la piel que recubre las articulaciones, tales como los nudillos o los codos.

Lo que el paciente puede hacer

  • Añada aceite mineral o de bebé al agua tibia del baño, o aplíquelo a su piel tras haberse duchado mientras la piel sigue húmeda (esto puede causar superficies resbalosas, por lo que tenga cuidado de no caerse).
  • Lávese con agua fría o tibia (no caliente).
  • Evite restregar la piel durante los baños o duchas. Séquese delicadamente con un paño.
  • Aplíquese cremas con base de agua dos o tres veces al día, especialmente después del baño.
  • Evite aguas de colonia, lociones que se aplican tras la afeitada y rocíos que se aplican tras bañarse, ya que contienen alcohol.
  • Use una afeitadora eléctrica.
  • Beba de 2 a 3 litros de líquidos cada día, si su médico lo aprueba.
  • Protéjase la piel del viento y el frío. Evite el agua caliente y el calor, especialmente el calor seco.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Aplicar cremas o aceites en lugares difíciles de alcanzar.
  • Ofrecer líquidos adicionales para su consumo.

Llame al médico si el paciente:

  • Desarrolla piel seca áspera, roja o adolorida.
  • Tiene señales de infección como pus o mucha sensibilidad cerca del área afectada de la piel.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014