Cáncer de seno: detección temprana

+ -Text Size

TEMAS

Imágenes por resonancia magnética

Para ciertas mujeres en un riesgo alto de cáncer de seno, la detección con imágenes por resonancia magnética (magnetic resonance imaging, MRI) se recomienda junto con el mamograma anual. La MRI no se recomienda generalmente como una herramienta de detección por sí misma porque a pesar de que es un examen sensitivo, aún podría pasar por alto algunos cánceres que los mamogramas sí detectarían. La MRI también se puede usar en otras situaciones, tal como para examinar áreas sospechosas encontradas en un mamograma. Además, la MRI se puede usar en las mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer de seno para determinar mejor el tamaño real del cáncer y para buscar cualquier otro cáncer en el seno.

Una MRI utiliza imanes y ondas de radio en lugar de rayos X para producir imágenes transversales muy detalladas del cuerpo. Los exámenes de MRI más útiles para las imágenes del seno usan un material de contraste (llamado gadolinio) que se inyecta a través de un catéter en una vena de un brazo antes o durante el examen. Esto mejora la capacidad de una MRI en mostrar claramente los tejidos del seno detalladamente.

Aunque la MRI es más sensible que el mamograma en la detección de cánceres, es más probable que encuentre algo que resulte no ser cáncer (llamado resultado falso positivo). Los resultados falsos positivos tienen que ser examinados para asegurarse que no se trata de cáncer, lo que significa regresar al consultorio del médico para realizar estudios adicionales, biopsias, o ambos. Esta es la razón por la cual la MRI no se recomienda como una prueba de detección para mujeres con un riesgo promedio de cáncer de seno, ya que generaría biopsias y otras pruebas innecesarias en una gran cantidad de estas mujeres.

Así como la mamografía hace uso de maquinaria de rayos X diseñadas especialmente para obtener imágenes del seno, las imágenes por resonancia magnética también requieren de equipo especial. Las máquinas de MRI producen imágenes de calidad superior de los senos en comparación con las máquinas de MRI diseñada para examinar la cabeza, el tórax o el abdomen. Sin embargo, no todos los hospitales y centros de diagnóstico por imágenes tienen disponibles equipos de MRI dedicados para estudios de senos. También es importante que los estudios de MRI se hagan en instalaciones donde se puedan hacer biopsias del seno guiadas por MRI. De lo contrario, todo el estudio de imágenes deberá repetirse en otro centro cuando se haga la biopsia.

La MRI es más costosa que la mamografía. La mayoría de los seguros que pagan por un mamograma de detección probablemente también pagarán por las MRI de detección si una mujer puede demostrar que se encuentra en alto riesgo, aunque es una buena idea verificar primero con su compañía de seguro antes de hacerse el estudio. Puede que ayude acudir a un centro con una clínica para alto riesgo, donde el personal pueda asistir en obtener aprobación para MRI de los senos.

Qué debe esperar cuando vaya a hacerse una MRI de los senos

Las imágenes por resonancia magnética toman mucho tiempo (a menudo hasta una hora). Para una MRI de los senos, usted tendrá que permanecer recostada dentro de un tubo estrecho, boca abajo en una plataforma especialmente diseñada para este procedimiento. La plataforma tiene aberturas para cada seno que permiten tomar las imágenes sin necesidad de compresión. La plataforma contiene sensores necesarios para captar la imagen de MRI. Es importante permanecer muy quieto durante todo el examen.

El mantenerse acostada en el tubo puede resultar confinante y puede alterar a algunas personas que padezcan claustrofobia (temor a los espacios cerrados). La máquina también produce un zumbido y ruidos de chasquido altos que podrían resultar incómodos. En algunos lugares se ofrecen audífonos con música para bloquear este ruido.


Fecha de última actualización: 09/26/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014