Condiciones no cancerosas del seno

+ -Text Size

TEMAS

Diagnóstico de los cambios no cancerosos de los senos

Si sus síntomas o resultados de su mamograma sugieren que puede que tenga un problema en su seno, su médico tomará más medidas para saber de qué se trata. Es importante saber exactamente qué tipo de problema es para que se pueda determinar el tratamiento más adecuado, de ser necesario.

Antecedentes médicos y examen físico

Los primeros pasos consisten en hacer preguntas sobre su salud (historial médico) y un examen físico. Responder a las preguntas acerca de su historial clínico personal y familiar proporcionará a su médico información sobre sus factores de riesgo para el cáncer de seno y para afecciones benignas de los senos. Además, el médico preguntará sobre cualquier síntoma que usted presente, incluyendo por cuánto tiempo los ha presentado.

Luego, el médico llevará a cabo un examen minucioso de los senos para detectar cualquier protuberancia y palpar su textura, tamaño, y relación con la piel y los músculos del pecho. Se notará cualquier cambio en los pezones o en la piel de los senos. Se podrán palpar los ganglios linfáticos situados debajo de la axila y encima de la clavícula, ya que la inflamación o la consistencia de dichos ganglios pudiera ser una señal de propagación del cáncer de seno (los ganglios linfáticos son pequeñas agrupaciones de células del sistema inmunológico en forma de frijoles y son a donde los cánceres de seno a menudo se propagan primero).

Además de hacerle preguntas sobre su salud y de realizarle un examen físico, es posible que le realicen estudios por imágenes y una biopsia del seno.

Estudios por imágenes

Varios tipos de estudios por imágenes se pueden usar para detectar o ayudar a evaluar enfermedades de los senos. Algunas de éstas incluyen:

  • Mamogramas: radiografías de los senos.
  • Ecografía del seno: un estudio en el que se usa ondas sonoras para observar el interior de los senos.
  • MRI (imágenes por resonancia magnética) de los senos: un estudio en el que se usan ondas radiales e imanes potentes para obtener imágenes detalladas del interior de los senos.
  • Ductograma: se coloca un tubo plástico muy delgado en la abertura de un conducto por donde sale secreción y se inyecta una pequeña cantidad de tinte de contraste para delinear la forma del conducto en una radiografía.

Para más información sobre estos y otros estudios por imágenes, lea nuestro documento Mamogramas y otros estudios de imaginología de los senos.

Otros procedimientos

Examen de la secreción del pezón

Si sale líquido de su pezón, puede que se recolecte una muestra del líquido y se examine con un microscopio para saber si hay signos de infección o células cancerosas. Por lo general, esta no es una buena manera de detectar cáncer, ya que el cáncer puede estar presente incluso si no se encontraron células cancerosas en el líquido.

Biopsia

Durante una biopsia, el médico extrae una muestra de tejido del área anormal para examinarla con un microscopio. Una biopsia se puede hacer cuando se encuentra en mamogramas, estudios por imágenes o un examen físico, un cambio en un seno que puede que sea cáncer. La biopsia es la única manera de indicar la presencia real de un cáncer.

Existen varios tipos de biopsia, y cada uno tiene ventajas y desventajas. En algunos se usa una aguja, mientras que en otros se requiere cirugía. Para detalles sobre los diferentes tipos de biopsias del seno y para saber cómo se realiza el procedimiento, lea nuestro documento titulado Para las mujeres que enfrentan una biopsia del seno.


Fecha de última actualización: 05/26/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/26/2015