Condiciones no cancerosas del seno

+ -Text Size

TEMAS

Mastitis

La mastitis es una inflamación del seno. En la mayoría de los casos es causada por una infección del seno y se presenta con más frecuencia en mujeres que están amamantando a sus bebés, aunque puede presentarse en cualquier mujer. La piel abierta o una abertura en el pezón puede permitir que las bacterias entren en el conducto del seno, donde pueden crecer.

Diagnóstico

Los glóbulos blancos del cuerpo secretan sustancias para combatir la infección. Esto causa inflamación y un aumento en el flujo sanguíneo. Puede que el área se sienta adolorida, se enrojezca y se sienta caliente al tacto. Otros síntomas pueden incluir fiebre y dolor de cabeza.

Tratamiento

La mastitis se trata con antibióticos. En algunos casos, se puede formar un absceso en el seno (acumulación de pus). Los abscesos son tratados mediante el drenaje de pus, ya sea a través de cirugía o mediante el uso de una aguja (a menudo guiada con una ecografía), para luego administrar antibióticos.

Vínculo con el riesgo de cáncer

La mastitis no aumenta el riesgo de una mujer de contraer cáncer del seno. Pero un tipo poco común de cáncer conocido como cáncer inflamatorio del seno causa síntomas similares a la mastitis y puede confundirse con una infección. Si se diagnostica mastitis y el tratamiento con antibióticos no es útil dentro de más o menos una semana, puede que se requiera una biopsia de la piel para asegurarse que no se trate de cáncer. El cáncer inflamatorio de seno puede propagarse rápidamente. Por lo tanto, no hay que demorar la consulta con el médico si aún presenta síntomas tras el tratamiento con antibióticos.


Fecha de última actualización: 02/21/2014
Fecha de último cambio o revisión: 02/21/2014