Medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno

+ -Text Size

TEMAS

Tamoxifeno y raloxifeno

El tamoxifeno y el raloxifeno pertenecen a una clase de medicamentos conocidos como modificadores selectivos de la respuesta al estrógeno (o SERMs, por sus siglas en inglés). Esto significa que estos medicamentos actúan contra la hormona femenina, estrógeno, en algunos tejidos del cuerpo, pero actúan como estrógeno en otros tejidos.

Ambos medicamentos están aprobados para ser usados en los Estados Unidos con el fin de reducir el riesgo de cáncer de seno. Estos dos medicamentos actúan contra el estrógeno en el seno. Por esta razón, son útiles en reducir el riesgo de cáncer de seno. Otros modificadores selectivos de la respuesta al estrógeno se han estado estudiando y usando en otros países, pero no se abordarán detalladamente en este documento.

Tamoxifeno

El uso principal del tamoxifeno es tratar el cáncer de seno con receptor hormonal positivo (cáncer de seno con células que tienen receptores de estrógeno y/o progesterona). Cuando se administra después de la remoción total de un cáncer con receptor hormonal positivo mediante cirugía, el tamoxifeno reduce la probabilidad de que el cáncer regrese posteriormente y ayuda a las pacientes a vivir por más tiempo. También reduce la probabilidad de que un nuevo cáncer se origine en el otro seno.

Debido a que el tamoxifeno pudo reducir la probabilidad de que un nuevo cáncer de seno ocurriera en mujeres con cáncer de seno, los médicos lo probaron para determinar si podía disminuir la probabilidad de cáncer de seno en mujeres que no habían tenido este cáncer, pero que estaban en riesgo para la enfermedad. Los estudios demostraron que en mujeres con alto riesgo de cáncer de seno, el tamoxifeno redujo el riesgo relativo en un 50% (la mitad). (Vea más adelante, “¿Qué es riesgo relativo?”). Esto ocasionó que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobara el tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de seno en las mujeres que tienen un mayor riesgo de este cáncer, (y tienen 35 años o más).

El tamoxifeno actúa contra el cáncer de seno, en parte, al interferir con la actividad del estrógeno. El estrógeno es una hormona femenina que puede adelantar el crecimiento de las células cancerosas del seno. El tamoxifeno bloquea el estrógeno al evitar que se adhiera a los receptores (moléculas que controlan la actividad celular) en las células del seno. Por esta razón, al tamoxifeno algunas veces se le llama antiestrógeno. Pero en realidad, mientras actúa como un antiestrógeno en el seno, actúa como estrógeno en otros tejidos, como en los huesos y el revestimiento del útero (el endometrio).

Este medicamento se puede usar en mujeres independientemente si han pasado o no por la menopausia. El tamoxifeno se toma una vez al día, con más frecuencia en forma de pastilla. Sus nombres de marca son Nolvadex® y Soltamox®.

El tamoxifeno pocas veces causa algunos efectos secundarios graves. Sus efectos pro-estrógeno pueden causar cáncer de útero y problemas con coágulos sanguíneos graves, incluyendo ataque al cerebro (derrame o apoplejía). (Lea la sección “Los riesgos y los beneficios” para más información).

Raloxifeno

El raloxifeno (Evista®) es un medicamento que primero fue aprobado por la FDA para prevenir y tratar osteoporosis (adelgazamiento de los huesos) en mujeres que han pasado por la menopausia.

Este medicamento ayuda a fortalecer los huesos al actuar como estrógeno en el tejido óseo. Al igual que el tamoxifeno, también actúa como un anti-estrógeno en el tejido mamario. Debido a que no actúa mucho como estrógeno en el útero, presenta un riesgo mucho más bajo de causar cáncer de útero en comparación con el tamoxifeno. También puede causar menos problemas con coágulos sanguíneos graves.

Debido a que causa menos efectos secundarios graves, fue probado para determinar si también podía reducir el riesgo de cáncer de seno. Los estudios demostraron que el raloxifeno funciona tan bien como el tamoxifeno al reducir el riesgo relativo de cáncer de seno hasta aproximadamente un 40% (lea la sección “¿Qué es riesgo relativo?”). Esto ocasionó que la FDA aprobara el raloxifeno para ayudar a reducir el riesgo de cáncer de seno entre aquellas mujeres con un mayor riesgo de la enfermedad. También se descubrió que reduce el riesgo de cáncer de seno en mujeres con osteoporosis, pero que no están en mayor riesgo de cáncer de seno. Por lo tanto, este medicamento también fue aprobado para este grupo.

Este medicamento solo se aprobó para mujeres que han pasado por la menopausia, ya que los estudios solo se realizaron en estas mujeres. También se toma una vez al día.

¿Cuán eficaces son estos medicamentos en reducir el riesgo de cáncer de seno?

Para poder entender el efecto de estos medicamentos sobre el riesgo de cáncer de seno, resulta útil comprender lo que queremos decir con riesgo relativo y absoluto.

¿Qué es riesgo relativo?

Un aviso importante sobre la reducción del riesgo: cualquier medicamento que reduzca el riesgo de una persona de padecer cierto tipo de cáncer en un 50% suena como algo estupendo, pues reducir su riesgo a la mitad es un gran beneficio. No obstante, lo que signifique esto para usted depende de lo que sea su riesgo básico, o sea lo que sería su riesgo sin tomar el medicamento. En realidad, el 50% se refiere al riesgo relativo, y para saber cuánto cambia el riesgo de la persona (la reducción del riesgo absoluto) usted tiene que saber el riesgo básico de cáncer para esa persona.

Por ejemplo, si un grupo de personas se considera en alto riesgo de padecer cierto cáncer, puede que tengan un 4% de riesgo por los próximos 5 años, lo que significa que es de esperarse que cuatro de esas 100 personas padezcan ese cáncer. Una reducción del 50% en el riesgo relativo significa que el riesgo sería reducido a 2% (o dos casos en 100 personas por los próximos 5 años). Por lo tanto, reducir el riesgo relativo a 50% significaría que el riesgo absoluto se redujo de 4% a 2%. La reducción del riesgo absoluto sería de 2%. Puede que esto sea algo bueno, pero no es tan dramático como podría sonar al principio cuando usted escucha 50%.

Tamoxifeno

El Estudio Clínico para la Prevención del Cáncer de Seno: la mayor parte de la información que tenemos acerca del efecto del tamoxifeno sobre el riesgo de cáncer de seno proviene del Estudio Clínico para la Prevención del Cáncer de Seno (Breast Cancer Prevention Trial, BCPT). El estudio comenzó a principio de los años '90 y fue auspiciado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI).

En el estudio, más de 13,000 mujeres que tenían un mayor riesgo de padecer cáncer de seno que el promedio fueron asignadas a uno de dos grupos de aproximadamente igual número de mujeres. Cada grupo estaba tomando una pastilla diariamente por 5 años. Un grupo tomó tamoxifeno, mientras el otro tomó un placebo (tableta de azúcar), pero ninguno de los grupos de mujeres sabía cuál pastilla estaba tomando.

Después de alrededor de 7 años, el estudio comparó a las mujeres que tomaron el placebo con aquellas que tomaron tamoxifeno:

  • Las mujeres que tomaron tamoxifeno presentaron en general un menor riesgo de cáncer invasivo de seno. Se reportaron 145 casos de cáncer de seno en el grupo del tamoxifeno en comparación con 250 casos en el grupo del placebo.
  • El riesgo de cáncer de seno en el grupo de tamoxifeno se redujo a la mitad durante los primeros 5 años del estudio (mientras las mujeres recibían el medicamento), con menos mejoría en el riesgo durante los siguientes 2 años (después de suspender el medicamento).
  • El menor riesgo del grupo de tamoxifeno se observó únicamente para cáncer de seno con receptor de estrógeno positivo (ER). La tasa del cáncer de seno con receptor de estrógeno negativo fue la misma en ambos grupos.
  • El grupo del tamoxifeno presentó un menor riesgo de cáncer de seno no invasivo, 38 mujeres con carcinoma ductal en situ (DCIS) en el grupo de tamoxifeno y 70 en el grupo del placebo.
  • Durante el seguimiento de 7 años, no se reportó diferencia significativa entre los grupos en el riesgo de muerte por cáncer de seno entre ambos grupos. El cáncer de seno causó la muerte a 11 mujeres que estaban en el grupo del placebo, y a 12 en el grupo del tamoxifeno.
  • El número de mujeres que murió (por cualquier motivo) también fue casi igual en los grupos del placebo y del tamoxifeno.

Otros estudios también han investigado el uso de tamoxifeno para reducir el riesgo del cáncer de seno, incluyendo el Estudio Internacional sobre la Intervención de Cáncer de Seno (IBIS-I), el Estudio Royal Marsden, y el Estudio Italiano sobre el Tamoxifeno para la Prevención del Cáncer de Seno. Cuando se recopiló la información sobre los cuatro estudios, la misma demostró que el tamoxifeno redujo el riesgo relativo de cáncer invasivo de seno en alrededor de un tercio. De nuevo, el tamoxifeno no tiene ningún efecto en los cánceres de seno con receptor de estrógeno negativo, aunque los cánceres de seno que contienen receptores de estrógeno (ER positivos) se redujeron en casi la mitad (reducción de 45%) en estos estudios en comparación con grupos en los que no se tomó el medicamento. (Lea la sección, “¿Qué es riesgo relativo?”).

La evidencia muestra claramente que el tamoxifeno puede reducir el riesgo del cáncer de seno con receptor de estrógeno positivo. Sin embargo, los estudios no mostraron ningún efecto en las tasas de mortalidad, ya sea debido a cáncer de seno o a cualquier otra causa.

Raloxifeno

Los estudios que se realizaron acerca del raloxifeno incluyen el Multiple Outcomes of Raloxifene Evaluation (MORE) trial, el Raloxifene Use for the Heart (RUTH) trial, y el Continuing Outcomes Relevant to Evista (CORE) trial. Todos estos estudios compararon al raloxifeno con un placebo (pastilla de azúcar) en mujeres que pasaron por la menopausia.

Al recopilar la información, estos tres estudios mostraron un riesgo relativo de cáncer invasivo de seno de más de la mitad (59%). Los estudios demostraron una relativa reducción de aproximadamente 70% en el riesgo de cáncer de seno con receptor de estrógeno positivo. (Lea la sección, “¿Qué es riesgo relativo?”).

El Estudio de Tamoxifeno y Raloxifeno (STAR): el STAR (Study of Tamoxifen and Raloxifene) fue el estudio más abarcador que investigó el efecto del raloxifeno en el riesgo de cáncer de seno. Este estudio comparó los efectos del tamoxifeno y el raloxifeno en el riesgo de cáncer de seno en más de 19,000 mujeres que ya pasaron por la menopausia y que tenían en un mayor riesgo de cáncer de seno. A la mitad de estas mujeres se les asignó tomar diariamente tamoxifeno y a la otra mitad raloxifeno por 5 años. Ambos medicamentos disminuyeron el riesgo de cáncer de seno, aunque el tamoxifeno pareció reducir más el riesgo.

Análisis de todos los estudios de los modificadores selectivos de la respuesta al estrógeno (SERM)

Un análisis del 2013 recopiló la información de los estudios bien controlados (combinando todos los estudios mencionados anteriormente con varios estudios más recientes) en los cuales participaron un total de más de 80,000 mujeres. Los investigadores concluyeron que los medicamentos SERM redujeron el riesgo de cáncer de seno en 38% por un periodo de 10 años (los 5 años en los que se tomó el medicamento más los próximos 5 años).

De acuerdo con la tasa de cáncer de seno en los estudios del análisis, esto significaría que se previno aproximadamente un caso de cáncer invasivo de seno por cada 53 mujeres que tomaron el medicamento SERM. Si usted incluye los cánceres no invasivos de seno, tal como DCIS, solo alrededor de 42 mujeres tienen que tomar medicamentos SERM por 5 años para prevenir un caso de cáncer de seno (de acuerdo con un riesgo de 10 años de cáncer de seno de alrededor de 6%).

Para un grupo de mujeres con un mayor riesgo, el número que necesitaría ser tratado sería mucho menor. Usted necesitaría tratar muchas más mujeres para prevenir un cáncer de seno si el grupo comenzó con un menor riesgo. Note que algunos de los medicamentos SERM usados en este gran análisis están únicamente disponibles en Europa, aunque la mayoría de las mujeres tomó tamoxifeno y raloxifeno.

Los estudios continúan demostrando que los medicamentos SERM no reducen el riesgo de los cánceres de seno con receptor de estrógeno negativo. Estos cánceres ocurren con más frecuencia en mujeres más jóvenes y aquellas con mutaciones BRCA1.

Aunque estos medicamentos no se han estudiado específicamente en mujeres con mutaciones BRCA, no está claro cuán útil son en esas mujeres. En el estudio BCPT, el tamoxifeno no pareció ayudar a las mujeres con mutaciones genéticas BRCA1, pero sí pareció ayudar a aquellas con mutaciones BRCA2.

Estos estudios no fueron designados para encontrar diferencias en las tasas de mortalidad entre los grupos que toman los medicamentos SERM y los placebos, y no se observaron diferencias. Hasta el momento, las mujeres que tomaron medicamentos SERM no tuvieron ningún beneficio en la supervivencia (no vivieron por más tiempo), aunque se requiere de más seguimiento.

¿Ofrecen estos medicamentos otros beneficios?

El tamoxifeno y el raloxifeno pueden ayudar a prevenir la osteoporosis, o debilitamiento de los huesos, que puede ocurrir en las mujeres después de la menopausia. Además de ser usado como medida para reducir el riesgo de cáncer de seno, el raloxifeno fue aprobado por la FDA para tratar o prevenir la osteoporosis.


Fecha de última actualización: 09/09/2013
Fecha de último cambio o revisión: 09/09/2013