Medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno

+ -Text Size

TEMAS

Los riesgos y los beneficios

Basándose principalmente en los resultados del Estudio Clínico para la Prevención del Cáncer de Seno (BCPT), la FDA aprobó el tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de seno en las mujeres cuyo riesgo de padecer la enfermedad dentro de los próximos 5 años era de por lo menos 1.7%, según la puntuación del Gail Model. Esto incluía a todas las mujeres mayores de 60 años, así como aquellas entre las edades de 35 a 59 años con factores que aumentaban sus riesgos a este nivel, independientemente si pasaron no por la menopausia.

La FDA aprobó el raloxifeno, basándose principalmente en los resultados del Estudio de Tamoxifeno y Raloxifeno (STAR), para reducir el riesgo de cáncer de seno en las mujeres que han pasado por la menopausia cuyo riesgo de padecer la enfermedad dentro de los próximos 5 años era de por lo menos 1.7%, según la puntuación Gail. Este medicamento también se aprobó para reducir el riesgo del cáncer de seno en mujeres con osteoporosis que han pasado por la menopausia y que tienen un riesgo promedio de cáncer de seno.

Aun así, tener un riesgo de 1.7% de padecer cáncer de seno en 5 años es lo mismo que tener un 98.3% de probabilidad de NO padecer este cáncer en los próximos 5 años. Esto significa que la mayoría de las mujeres que toman un medicamento para reducir el riesgo de cáncer de seno nunca padecería cáncer en primer lugar. Además, debido a que estos medicamentos pueden causar algunos efectos secundarios graves, no toda mujer que cumpla con los requisitos de la FDA para el tamoxifeno o el raloxifeno para la reducción en el riesgo de cáncer de seno necesariamente recibiría un beneficio general al tomarlos.

Desde que los resultados de estos estudios fueron publicados, los investigadores han tratado de estudiar más que simplemente el riesgo de una mujer de llegar a padecer cáncer de seno al tratar de decidir si ella se pudiese o no beneficiar de estos medicamentos. Por ejemplo, una mujer mayor tiene un riesgo más alto de cáncer de seno que una mujer más joven, lo que pudiera suponer que pudiera haber más probabilidad de que uno de estos medicamentos reduzca este riesgo particular. Sin embargo, las mujeres de edad avanzada también tienen más probabilidades de presentar un ataque al cerebro o un coágulo sanguíneo, lo que pudiera hacer que los medicamentos presenten más riesgos para ellas.

La mujer que no haya pasado por la menopausia (premenopáusica) con un riesgo de padecer cáncer de seno que sea mayor de 1.7% en 5 años probablemente recibirá un beneficio general de tomar tamoxifeno para reducir el riesgo de este cáncer. (El raloxifeno no es una opción en estas mujeres ya que no está aprobado para mujeres que no han pasado por la menopausia).

La mayoría de las mujeres que han pasado por la menopausia probablemente tienen un beneficio general al tomar tamoxifeno. Con más probabilidad, los beneficios superarán los riesgos en grupos de mujeres que no son obesas o que se han sometido a una histerectomía. La mayoría de las mujeres que han pasado por la menopausia también suelen beneficiarse al tomar raloxifeno. Aunque los beneficios no son tan elevados, los riegos son menores.

Los estudios estiman que cerca de tres de cada 20 (15%) de las mujeres mayores de 35 años de edad serían elegibles para tomar tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de seno, según el criterio usado por la FDA. Debido a que la mayoría de estas mujeres no han pasado por la menopausia, solo unas pocas serían elegibles para tomar raloxifeno. Sin embargo, sólo aproximadamente una de tres de estas mujeres elegibles tendrían beneficios que probablemente superarían el riesgo.

Generalmente hablando, las mujeres jóvenes que tienen un alto riesgo de cáncer de seno parecen tener una mejor proporción de beneficio-riesgo del tamoxifeno en comparación con las mujeres de edad más avanzada. Al igual que con cualquier medicamento, es importante recordar que cada mujer es única, y que los posibles riesgos y beneficios que ella obtendría dependen de muchos factores.

Conclusión sobre el tamoxifeno o el raloxifeno para reducir el riesgo de cáncer de seno

Los científicos están trabajando fuertemente en el desarrollo de información sobre los riesgos en competencia, por ejemplo cómo el riesgo que tiene una mujer de padecer enfermedad cardiaca o cáncer de útero debe afectar sus decisiones para reducir su riesgo de cáncer de seno. A medida que surja nueva información, pueden cambiar las recomendaciones sobre quiénes deben o no tomar estos medicamentos.

Además, recuerde que su riesgo cambia con el tiempo: con la edad, con un nuevo diagnóstico de cáncer de seno en su familia o si le realizan una biopsia del seno.

Algunos expertos opinan que se necesita más investigación para aprender más sobre los beneficios y los riesgos de estos medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno. Aunque los estudios han demostrado un menor riesgo de cáncer de seno, esto no resultó en ningún efecto en las muertes por cáncer de seno o por otras causas en mujeres a las que se les dio seguimiento hasta por 10 años.

Puede que se requiera de más investigación para responder muchas preguntas sobre el uso de estos medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno.


Fecha de última actualización: 09/09/2013
Fecha de último cambio o revisión: 09/09/2013