Medicamentos para reducir el riesgo de cáncer de seno

+ -Text Size

TEMAS

¿Quién debe considerar tomar un medicamento para reducir el riesgo de cáncer de seno?

Toda mujer que considere usar un medicamento para reducir el riesgo de cáncer de seno debe primero solicitarle a un profesional de la atención a la salud que evalúe su riesgo de padecer cáncer de seno y el riesgo de efectos secundarios graves de los medicamentos. Existen recursos que se pueden usar para determinar el riesgo de cáncer de seno. Remítase a la sección “Evaluación del riesgo de cáncer de seno”.

Los dos estudios abarcadores de estos medicamentos, el Estudio para la Prevención del Cáncer de Seno (BCPT) y el Estudio de Tamoxifeno y Raloxifeno (STAR) analizaron solo a mujeres que tenían al menos 1.7% de riesgo de padecer cáncer de seno por los próximos 5 años. El 1.7% es el riesgo de una mujer saludable a los 60 años.

Una mujer menor de 60 años podría tener el mismo riesgo que una mujer de 60 años (o incluso mayor), si tiene uno o más de estos factores:

  • Una mutación genética BRCA2 (alguien con una mutación BRCA1 también tiene un mayor riesgo, pero no está claro que estos medicamentos ayudarán en ese caso).
  • Ha tenido cáncer de seno antes.
  • Se le ha realizado cualquier biopsia del seno previa, y especialmente una que mostró hiperplasia ductal atípica o carcinoma lobulillar in situ (LCIS). Estas afecciones indican mayor probabilidad de padecer cáncer invasivo del seno.
  • Varios familiares cercanos con cáncer de seno (por ejemplo, madre, hermana(s), hija(s), especialmente si fueron diagnosticadas antes de la menopausia.
  • No ha tenido hijos o tuvo el primer hijo después de los 30 años de edad.
  • Comenzó los periodos menstruales antes de los 12 años o pasó por la menopausia después de los 55 años de edad.

Para aprender más sobre su propio riesgo de cáncer de seno y para saber si debe hablar con su médico sobre tomar un medicamento para reducir su riesgo, lea la sección “Evaluación del riesgo de cáncer de seno”.

¿Hay mujeres que NO deberían tomar uno de estos medicamentos para reducir sus riesgos de cáncer de seno?

Tamoxifeno

El tamoxifeno no debe usarse para reducir el riesgo de padecer cáncer de seno en mujeres que:

  • Han presentado coágulos sanguíneos graves o que padecen de coágulos que necesitan tratamiento médico.
  • Están tomando medicinas para diluir la sangre (por ejemplo, warfarin, Coumadin®, heparin – medicamentos que evitan que la sangre se coagule).
  • Padecen o han padecido de alta presión arterial, obesidad o diabetes (en estas mujeres, el tamoxifeno aumenta aún más el riesgo de presentar coágulos sanguíneos).
  • Fuman (el tamoxifeno aumenta aún más el riesgo de coágulos sanguíneos).
  • Estén embarazadas o que estén planificando un embarazo.
  • Estén amamantando a sus bebés.
  • Tengan menos de 35 años.
  • Tienen menos de 60 años y no están en mayor riesgo.
  • No han sido evaluadas para riesgo de cáncer de seno.
  • Estén tomando terapia de restitución hormonal, raloxifeno o un inhibidor de la aromatasa.
  • Han sido diagnosticadas con cualquier tipo de cáncer uterino.

Puede haber otras razones por las cuales una mujer no debería tomar tamoxifeno, como cataratas o que se les haya detectado anteriormente hiperplasia atípica del útero (una clase de precáncer).

Las mujeres deberán hablar con sus doctores sobre su situación de salud en general para poder tomar las mejores decisiones posibles.

El tamoxifeno podría causar defectos de nacimiento, si se toma en el momento de la concepción o durante el embarazo. Las mujeres que estén tomando este medicamento necesitan usar algún preservativo o método de control de natalidad que no sea hormonal. Si usted está embarazada, amamantando o planea tener hijos en el futuro, infórmelo a su doctor antes de comenzar el tamoxifeno.

No use anticonceptivos orales (la píldora anticonceptiva) u otros anticonceptivos que contengan hormonas mientras esté tomando este medicamento sin consultarlo previamente con su médico.

Raloxifeno

El raloxifeno no debe usarse para reducir el riesgo de padecer cáncer de seno en mujeres que:

  • Han presentado coágulos sanguíneos o padecen de coágulos que necesitan tratamiento médico.
  • Están tomando medicinas para diluir la sangre (por ejemplo, warfarin, Coumadin, o heparin – medicamentos que evitan que la sangre se coagule).
  • Padecen o han padecido de alta presión arterial, obesidad o diabetes (están asociados con un mayor riesgo de coágulos sanguíneos).
  • Fuman (el raloxifeno puede aumentar el riesgo de coágulos sanguíneos).
  • No han pasado por la menopausia.
  • Tienen menos de 35 años.
  • Tienen menos de 60 años y no están en mayor riesgo.
  • Nunca se han sometido a una evaluación del riesgo de cáncer de seno (a menos que presenten osteoporosis).
  • Están tomando terapia de restitución hormonal, tamoxifeno o un inhibidor de la aromatasa.
  • Han sido diagnosticadas con cualquier tipo de cáncer uterino (aunque el riesgo de cáncer uterino es menor con raloxifeno que con tamoxifeno, puede que no sea cero).

Puede que haya otras razones para que una mujer no tome raloxifeno. Las mujeres que hayan padecido de enfermedad cardiaca que toman raloxifeno tienen un mayor riesgo de ataque al cerebro.

Las mujeres deberán hablar con sus doctores sobre su situación de salud en general para poder tomar las mejores decisiones posibles.

La seguridad del raloxifeno no ha sido estudiada en mujeres que no han pasado por la menopausia. Por lo tanto, este medicamento sólo se administra a mujeres que han pasado por la menopausia. Podría causar defectos de nacimiento, si se toma en el momento de la concepción o durante el embarazo.

¿Deberían las mujeres que están en mayor riesgo de tener cáncer de seno tomar uno de estos medicamentos?

Las mujeres que están en un mayor riesgo de tener cáncer de seno podrían considerar tomar un medicamento para reducir dicho riesgo. Tal y como sucede con cualquier procedimiento o tratamiento médico, la decisión de tomar el medicamento es personal, y se deben consultar con el médico los beneficios y los riesgos de la terapia.

El balance entre estos beneficios y riesgos varía dependiendo del riesgo de una mujer de padecer cáncer de seno, los antecedentes médicos personales y la manera en que ella y su médico sopesan los beneficios y los riesgos.

Incluso si una mujer tiene un mayor riesgo de padecer cáncer de seno, un medicamento como el tamoxifeno o el raloxifeno podría no ser apropiado para ella. Cualquier mujer que esté considerando tomar un medicamento para reducir el riesgo de cáncer de seno debe consultar con su doctor sobre su situación de salud personal para que tome la mejor decisión.

¿Deberían las mujeres que NO están en mayor riesgo de tener cáncer de seno tomar uno de estos medicamentos?

Los mejores estudios de estos medicamentos se realizaron en mujeres con un mayor riesgo de cáncer de seno o que tenía al menos 60 años de edad. En esas mujeres, los beneficios superaron los riesgos.

De hecho, el tamoxifeno nunca se ha estudiado en mujeres sanas y más jóvenes con un riesgo promedio de padecer cáncer de seno. Por lo tanto, no hay forma de que se sepa si reduciría su riesgo de tener esta enfermedad y, si ese fuera el caso, qué tanto lo reduciría. Sólo a mujeres con mayor riesgo o de edad más avanzada se les permitió participar en los estudios para reducir el riesgo debido a que el beneficio general de tomar un medicamento para la reducción del riesgo de cáncer de seno es el mayor en estas mujeres.

La FDA aprobó el tamoxifeno para reducir el riesgo de cáncer de seno en mujeres que tienen un alto riesgo según la edad u otros factores de riesgo (no en mujeres de riesgo promedio).

Se descubrió que el raloxifeno redujo el riesgo del cáncer de seno en mujeres con osteoporosis que han pasado por la menopausia y que no tenían un mayor riesgo de cáncer de seno. Por lo tanto, este medicamento es una opción para estas mujeres.

Las mujeres en riesgo promedio de cáncer de seno estarían expuestas a los mismos riesgos y efectos secundarios del medicamento, pero el beneficio sería menor porque probablemente menos de estas mujeres padezcan cáncer de seno. Las mujeres que no tienen un mayor riesgo deben hablar con sus doctores sobre sus situaciones específicas.


Fecha de última actualización: 09/09/2013
Fecha de último cambio o revisión: 09/09/2013