Reconstrucción del seno tras la mastectomía

+ -Text Size

TEMAS

Qué debe esperar después de la cirugía de reconstrucción del seno

Es importante tener noción de lo que debe esperar después de la cirugía de reconstrucción del seno, incluyendo los posibles riesgos y efectos secundarios. El tiempo que tome recuperarse de la cirugía va a variar dependiendo del tipo de reconstrucción que se haga. La mayoría de las mujeres empiezan a sentirse mejor después de un par de semanas y pueden volver a las actividades normales después de un par de meses. Hable con su médico sobre los efectos secundarios que se pueden presentar. Asegúrese de entender cómo cuidar los sitios donde se hizo la cirugía y cómo dar seguimiento al cuidado de su seno, incluyendo mamogramas regulares.

Riesgos posibles durante y después de la cirugía de reconstrucción

Todo tipo de cirugía supone ciertos riesgos, y la reconstrucción del seno puede presentar ciertos problemas que son únicos para algunas mujeres. Aunque muchos de estos problemas son poco comunes, es importante tener noción de los posibles riesgos y efectos secundarios.

Algunos de los riesgos durante e inmediatamente después de la cirugía son:

  • Problemas con la anestesia
  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos
  • Acumulación de líquido en el seno o en el lugar del injerto, con inflamación y dolor
  • Infecciones en el/los sitio(s) de la cirugía
  • Problemas con la curación de las heridas
  • Cansancio extremo (fatiga)

Algunos problemas que pueden surgir con posterioridad son:

  • Muerte del tejido (necrosis) de todo o parte del colgajo, piel o grasa
  • Pérdida o cambios en la sensibilidad del seno y del pezón
  • Problemas en el sitio donante, tal como pérdida de fuerza muscular
  • Necesidad de someterse a más cirugías para corregir los problemas que surgen
  • Cambios en el brazo del mismo lado del seno reconstruido
  • Problemas con un implante de seno, tales como movimiento, pérdida, ruptura o formación de tejido cicatricial (contractura capsular)
  • Senos desiguales (asimétricos)

Riesgos de infección

Una infección puede presentarse con cualquier cirugía, con más frecuencia en las primeras dos semanas después de la operación. Si se colocó un implante, puede que sea necesario retirarlo hasta que la infección pase. Un nuevo implante puede colocarse posteriormente. Si usted tiene un colgajo de tejido, una cirugía podría ser necesaria para limpiar la herida.

Riesgos de contractura capsular

La contractura capsular es el problema más común con los implantes de seno. Se puede formar una cicatriz (o cápsula) alrededor del implante blando. A medida que se tensa, puede empezar a apretar el implante, haciendo que el seno se sienta muy rígido. La contractura capsular puede ser tratada. Algunas veces la cirugía puede extirpar el tejido cicatricial, o bien puede extraer o reemplazar el implante.

Riesgos adicionales para fumadoras

El consumo de tabaco causa que los vasos sanguíneos se opriman (constricción) y reduce el suministro de nutrientes y oxígeno a los tejidos. Como en cualquier cirugía, el fumar puede retrasar el proceso de sanación. Esto puede causar que las cicatrices se noten más y resultar en un periodo de recuperación más prolongado. Estas complicaciones son a veces tan graves que requieren otra operación para corregirlas. Puede que se le pida dejar de fumar unas semanas o meses antes de la cirugía para reducir estos riesgos. Puede que esto sea difícil de hacer de modo que pida ayuda a su doctor.

La recuperación después de la cirugía de reconstrucción

Probablemente se sentirá cansada y adolorida por una o dos semanas después de la cirugía de los implantes, y por más tiempo después de los procedimientos de colgajo (lo que dejará dos heridas quirúrgicas). Su médico le administrará medicinas para ayudar a controlar el dolor y otras molestias.

Dependiendo del tipo de cirugía al que se sometió, probablemente estará en condiciones de ir a casa del hospital en unos pocos días. Es posible que le den de alta con uno o más drenajes. Un drenaje es un pequeño tubo que se coloca en la herida para extraer líquido adicional del lugar de la cirugía mientras sana. En la mayoría de los casos, el líquido drena en una pequeña bola hueca que usted aprenderá a vaciar antes de salir del hospital. Siga las instrucciones de su médico sobre cómo atender la herida y el drenaje. Además, asegúrese de preguntar qué clase de prendas de soporte usted necesita usar. Si tiene inquietudes o preguntas, hable con su médico o enfermera.

Regreso a la normalidad

Usted debería estar recuperada en aproximadamente 6 a 8 semanas. Si se utilizaron implantes sin colgajos, puede que su periodo de recuperación sea más corto. Algunos aspectos que debe tener en cuenta:

  • La reconstrucción no restaura la sensibilidad normal a su seno, pero es posible que se recupere algo de sensibilidad después de varios años.
  • Puede tomar hasta alrededor de 8 semanas para que los hematomas y la inflamación desaparezcan. Trate de ser paciente conforme espera ver el resultado final.
  • Es posible que tome de 1 a 2 años para que sanen los tejidos y para que las cicatrices comiencen a desaparecer, aunque las cicatrices nunca desaparecen totalmente.
  • Pregunte cuando puede usar nuevamente los sostenes regulares. Hable con su cirujano sobre el tipo de sostén que debe usar (algunas veces dependerá del tipo de cirugía que le hayan realizado). Después de sanar, puede que resulte incómodo usar sostenes con alambres de soporte y de encaje si ejercen presión sobre las cicatrices o rozan su piel.
  • Siga los consejos de su cirujano en cuanto a cuándo retomar un programa de ejercicios de estiramiento, así como retomar el resto de sus actividades habituales, ya que esto es diferente según el tipo de reconstrucción. Como regla general, debe evitar levantar objetos por encima de la cabeza, así como practicar deportes extenuantes y tener relaciones sexuales durante 4 a 6 semanas después de la reconstrucción. Pídale a su cirujano guías específicas.
  • Las mujeres que se someten a la reconstrucción meses o años después de la mastectomía pueden pasar por un período de adaptación emocional una vez que se reconstruyen sus senos. De la misma manera que le toma tiempo a la mujer adaptarse a la pérdida de un seno, toma tiempo comenzar a aceptar que el seno reconstruido es suyo. Conversar con otras mujeres que se han sometido a una reconstrucción del seno puede ser beneficioso. Además, conversar con un profesional de la salud mental puede ayudarle a aclarar la ansiedad y otros sentimientos de angustia.
  • Los implantes de seno de silicona se pueden abrir o pueden tener un escape dentro del seno sin causar ningún síntoma. Por lo general, los cirujanos recomiendan que se hagan regularmente imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) de los implantes para asegurarse de que no existan fugas. (Esto no se requiere con implantes de agua salina). Probablemente se le hará su primer MRI de uno a tres años después de la cirugía del implante y luego cada dos años, aunque puede que esto varíe según el implante. Puede que su seguro médico no cubra este estudio. Asegúrese de consultar con su médico sobre el cuidado de seguimiento a largo plazo.
  • Llame inmediatamente a su médico si nota cualquier cambio en la piel nueva, inflamación, protuberancias, dolor o líquido que sale del seno, las axilas, o el lugar del injerto del colgajo, o si se presentan otros síntomas que le preocupen.

Para obtener más información sobre cómo sobrellevar situaciones que surgen después del cáncer, vea Después del diagnóstico: Una guía para los pacientes con cáncer y sus familias y Sexualidad para la mujer con cáncer.

Converse con sus médicos acerca de los mamogramas

Las mujeres que se han sometido a una mastectomía para tratar el cáncer de seno generalmente no necesitan hacerse mamogramas de rutina en el lado afectado (no obstante, todavía necesitan hacerse mamogramas en el otro seno). No hay suficiente tejido restante después de una mastectomía como para hacer un mamograma. El cáncer puede regresar en la piel o en la pared torácica de ese lado, pero si esto ocurre es más probable que se detecte mediante un examen médico.

Las mujeres que se sometieron a una mastectomía subcutánea (con preservación de piel), aún necesitan mamogramas de seguimiento. En esta cirugía, la mujer conserva el pezón y el tejido bajo la piel. A menudo, se coloca un implante bajo la piel. Esta cirugía deja suficiente tejido del seno que hace necesaria la realización de mamogramas de rutina en dichas mujeres.

Es posible realizar mamogramas a mujeres con senos reconstruidos, pero los expertos coinciden en que las mujeres que se sometieron a una reconstrucción del seno después de una mastectomía no necesitan mamogramas de rutina. No obstante, si se encuentra un área que causa preocupación durante un examen médico, puede hacerse un mamograma de diagnóstico. (También se puede hacer una ecografía o una MRI para examinar el área con detenimiento).

Si usted tiene un implante de seno y necesita hacerse un mamograma, asegúrese de que dicho mamograma se lleve a cabo en una instalación con tecnólogos capacitados en mover el implante para que se puedan obtener las mejores imágenes posibles del resto del seno. Algunas veces, las imágenes pueden verse afectadas por los implantes. Esto ocurre más con los implantes de silicona que con los de solución salina. Asegúrese de que su tecnólogo sepa que usted tiene implantes antes de comenzar el mamograma.

Pregunte a su médico si no está segura del tipo de mastectomía que se hizo o si necesita hacerse mamogramas.


Fecha de última actualización: 04/13/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/18/2016