Reconstrucción del seno tras la mastectomía

+ -Text Size

TEMAS

Antes de la cirugía de reconstrucción del seno

Planeación de su cirugía

Usted puede comenzar a buscar información sobre la reconstrucción tan pronto sepa que tiene cáncer de seno. Es conveniente que su cirujano del seno y su cirujano plástico trabajen en conjunto para diseñar el plan de reconstrucción que más le convenga a usted.

Después de revisar su historial médico y su salud en general, su cirujano explicará cuáles opciones de reconstrucción son mejores para usted, basándose en su edad, salud, estructura corporal, estilo de vida y metas. Converse francamente con su cirujano sobre lo que puede esperar. Asegúrese de expresar cualquier inquietud y prioridad que tenga para la reconstrucción y busque un cirujano con quien se sienta a gusto. Su cirujano debe explicarle los límites, los riesgos y los beneficios de cada opción.

La reconstrucción del seno después de una mastectomía puede hacerle sentir mejor sobre su apariencia y renovar su autoestima. Sin embargo, tenga en cuenta que el seno reconstruido no será una copia o un sustituto perfecto para su seno natural. Si se utiliza tejido de su barriga, hombro o glúteos, estas áreas también lucirán diferentes después de la cirugía. Converse con su cirujano sobre las cicatrices quirúrgicas y los cambios en la forma o contorno. Pregunte donde estarán, cómo lucirán y se sentirán después que sanen.

Si a usted le gustaría hablar con alguien que haya tenido el mismo tipo de cirugía, pregunte acerca del programa Recuperación A Su Alcance. Las voluntarias del programa Recuperación A Su Alcance están capacitadas para apoyar a las mujeres que enfrentan el cáncer de seno, así como aquellas que han tenido cirugía, quimioterapia, radioterapia y quienes están considerando la reconstrucción del seno. Pídale a su médico o enfermera que le ponga en contacto con una voluntaria en su área o comuníquese con nosotros al 1-800-227-2345.

Su cirujano (u otros médicos involucrados) también deben explicar los detalles de su cirugía, incluyendo:

  • Los medicamentos (anestesia) que se le administrarán para ponerle a dormir durante la cirugía.
  • Dónde se llevará a cabo la cirugía.
  • Qué esperar después de la cirugía.
  • El plan para el cuidado de seguimiento.
  • Costos.

Los seguros médicos con frecuencia cubren la mayoría o todos los costos de la reconstrucción después de una mastectomía. Verifique con su seguro médico para asegurarse de que está cubierta, y para saber cuál sería su copago (la porción de la factura que se espera pague de su bolsillo). Además, verifique si existe alguna limitación en los tipos de reconstrucción que cubre el seguro.

Asegúrese que su compañía de seguro cubrirá los costos de la reconstrucción del seno. Es posible que su cirujano le pueda ayudar con esto si su seguro médico no quiere cubrir los costos, de manera que asegúrese de preguntar. Puede que tome algo de tiempo y esfuerzo realizar esta gestión, ya que los seguros médicos han negado cobertura para ciertos procedimientos de reconstrucción a pesar de que las leyes federales requieren cobertura en la mayoría de los casos. A menudo, los seguros médicos cambian de opinión después que se apela el caso. Para más información sobre este y otros asuntos relacionados con el seguro médico, lea nuestros documentos Women's Health and Cancer Rights Act, y Health Insurance and Financial Assistance for the Patient With Cancer.

Cómo prepararse para su cirugía

Su cirujano del seno y su cirujano plástico deben darle instrucciones claras sobre cómo debe prepararse para la cirugía. Éstas probablemente incluirán:

  • Ayuda para dejar de fumar.
  • Instrucciones para tomar o evitar ciertas vitaminas, medicinas y suplementos por un periodo de tiempo antes de su cirugía.
  • Guías sobre el consumo de alimentos y bebidas antes de la cirugía.

Haga planes para que alguien le lleve a su casa después de la cirugía o de su estadía en el hospital. También es probable que usted necesite que esa persona se quede con usted para que le ayude durante algunos días.

¿Dónde se llevará a cabo la cirugía?

La reconstrucción del seno a menudo significa someterse a más de una operación. El primer paso es recrear la forma del seno. Esto se puede hacer al mismo tiempo que la mastectomía o en una fecha posterior. Por lo general se hace en un hospital.

Además es posible que los otros procedimientos de seguimiento, tales como expandir implantes o crear la forma del pezón y la areola, se hagan en el hospital o en una clínica ambulatoria. Esta decisión depende de la extensión de la cirugía y la preferencia de su cirujano, de modo que usted tendrá que preguntar acerca de este asunto.

¿Qué clases de anestesia se usan?

El primer paso de la reconstrucción es casi siempre realizado empleando anestesia general. Esto implica que se le administrarán medicamentos que le pondrían a dormir sin que sienta dolor durante la cirugía.

Para los procedimientos de seguimiento, puede que sólo se requiera de anestesia local. Esto significa que se adormecerá solamente el área que el médico está trabajando. También es posible que le administren un sedante para que se sienta relajada mientras está despierta. Puede que sienta algo de molestia.

Posibles riesgos

Casi todas las mujeres a quienes se les extirpa el seno debido al cáncer pueden hacerse la reconstrucción. Sin embargo, todo tipo de cirugía supone ciertos riesgos, y la reconstrucción puede tener ciertas complicaciones que son únicas para algunas mujeres.

Algunos riesgos de cirugía de reconstrucción son:

  • Sangrado.
  • Acumulación de líquido en el seno o en el lugar del injerto, con inflamación y dolor.
  • Crecimiento del tejido cicatrizado.
  • Infección.
  • Muerte del tejido (necrosis) de todo o parte del colgajo, piel o grasa.
  • Problemas en la región donante, inmediata o posteriormente.
  • Pérdida o cambios en la sensibilidad del seno y del pezón.
  • Cansancio extremo (fatiga).
  • Necesidad de someterse a más cirugía para corregir problemas que surgen.
  • Cambios en el brazo del mismo lado del seno reconstruido.
  • Problemas con los medicamentos (anestesia).

Riesgos al fumar

El uso de tabaco causa que los vasos sanguíneos se opriman (constricción) y reduce el suministro de nutrientes y oxigeno a los tejidos. Como en cualquier cirugía, el fumar puede retrasar el proceso de sanación. Esto puede causar que las cicatrices se noten más y un periodo de recuperación más prolongado. Estas complicaciones son a veces tan graves que requieren otra operación para corregirlas. Puede que se le indique dejar de fumar unas semanas o meses antes de la cirugía para reducir estos riesgos.

Riesgos de infección

Una infección pueden presentarse con cualquier cirugía, usualmente en las primeras 2 semanas después de la operación. Si se usó un implante, puede que sea necesario removerlo hasta que la infección pase. Un nuevo implante puede colocarse posteriormente. Si usted tiene un colgajo de tejido, puede ser necesaria una cirugía para limpiar la herida.

Riesgos de contracción capsular

La contracción capsular es el problema más común con los implantes de seno. Esto ocurre cuando la cicatriz (cápsula) alrededor del implante se tensa y empieza a comprimir el implante que es blando, lo cual puede causar que el seno se sienta muy rígido. La contracción capsular puede ser tratada. Algunas veces se puede remover el tejido cicatricial, o se puede remover o remplazar el implante con cirugía.


Fecha de última actualización: 08/15/2013
Fecha de último cambio o revisión: 08/15/2013