Resumen sobre el cáncer de seno

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de seno?

Aunque aún no sabemos exactamente qué causa el cáncer de seno, sí sabemos que existen ciertos factores de riesgo asociados a la enfermedad. Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta las probabilidades de que una persona padezca una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, tal como fumar, consumir alcohol y la alimentación están asociados a cosas que una persona hace. Otros, como la edad de la persona, la raza o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

Sin embargo, los factores de riesgo no lo indican todo. El tener un factor de riesgo, o incluso varios, no significa que una mujer tendrá cáncer de seno. Algunas mujeres que tienen uno o más factores de riesgo nunca padecen la enfermedad, y la mayoría de las mujeres que lo padecen no tienen ningún factor de riesgo (que no sea ser mujer y estar envejeciendo). Algunos factores tienen un mayor peso sobre el riesgo que otros, y su riesgo de cáncer de seno puede cambiar con el transcurso del tiempo debido al envejecimiento o a cambios en el estilo de vida.

Aunque muchos factores de riesgo podrían aumentar las probabilidades de llegar a tener cáncer de seno, todavía no se sabe bien cómo algunos de estos factores de riesgo causan que las células se conviertan en cáncer. Las hormonas parecen desempañar un papel en muchos casos del cáncer de seno, aunque no se conoce totalmente cómo esto ocurre.

Factores de riesgo que usted no puede cambiar

  • Incidencia según el sexo: el cáncer de seno es mucho más frecuente en las mujeres que en los hombres.
  • Edad: el riesgo aumenta con la edad.
  • Factores de riesgo genéticos: los cambios hereditarios (mutaciones) en ciertos genes, como BRCA1 y BRCA2, pueden aumentar el riesgo.
  • Antecedentes familiares: el riesgo de cáncer de seno es mayor entre las mujeres cuyos parientes consanguíneos cercanos desarrollaron esta enfermedad.
  • Antecedentes personales de cáncer de seno: una mujer que tenga cáncer en un seno tiene mayores probabilidades de padecer otro cáncer de seno (esto es distinto al regreso del primer cáncer).
  • Raza: en general, las mujeres de raza blanca tienen ligeramente mayores probabilidades de tener cáncer de seno que las mujeres de raza negra. Las mujeres de raza negra tienen mayores probabilidades de morir de este tipo de cáncer.
  • Tejido denso del seno: el tejido denso del seno significa que hay más tejido glandular y menos tejido adiposo. Las mujeres con tejido del seno más denso tienen un riesgo más elevado del cáncer de seno.
  • Ciertos problemas benignos (que no son cáncer) en el seno: las mujeres con ciertos cambios benignos en los senos pueden estar en un riesgo aumentado de padecer cáncer de seno. Algunos de estos cambios están más vinculados al riesgo de cáncer de seno que otros. Para más información, consulte nuestro documento Afecciones no cancerosas de los senos.
  • Carcinoma lobulillar in situ: en esta afección, las células que lucen como células cancerosas se encuentran en las glándulas productoras de leche (lobulillos), pero éstas no crecen a través de la pared de los lobulillos, y no se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Este no es un verdadero cáncer o un precáncer, pero el carcinoma lobulillar in situ (lobular carcinoma in situ, LCIS) aumenta el riesgo de que una mujer padezca cáncer en cualquiera de los senos más adelante.
  • Menstruaciones: las mujeres que comenzaron a menstruar a una edad temprana (antes de los 12 años), o que experimentaron la menopausia (dejaron de tener sus periodos menstruales) después de los 55 años tienen un riesgo ligeramente más alto de padecer cáncer de seno.
  • Radiación al seno a temprana edad: las mujeres que recibieron tratamiento con radiación en el área del tórax (pecho), como parte de su tratamiento contra algún otro cáncer durante su infancia o siendo adultas jóvenes, tienen un riesgo significativamente más alto de cáncer de seno.
  • Tratamiento con DES: las mujeres que recibieron el medicamento DES (dietilestilbestrol) durante el embarazo tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de seno. Para más información puede consultar nuestro documento (disponible en inglés) DES Exposure: Questions and Answers.

Riesgo del cáncer de seno y decisiones en el estilo de vida

  • No tener hijos o tenerlos a una mayor edad en la vida: las mujeres que no han tenido hijos o aquellas que tuvieron su primer hijo después de los 30 años tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de seno. El haber estado embarazada muchas veces o embarazada a una edad más joven reduce el riesgo de cáncer de seno.
  • Ciertos tipos de anticonceptivos: los estudios han reportado que las mujeres que están usando pastillas anticonceptivas o una forma inyectable de anticonceptivo llamado acetato de medroxiprogesterona de depósito (DMPA o Depo-Provera®) tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de seno que aquellas mujeres que nunca los han usado. El riesgo parece bajar a lo normal con el paso del tiempo una vez se dejan de tomar las pastillas anticonceptivas.
  • Terapia hormonal después de la menopausia: tomar estrógeno y progesterona después de la menopausia (algunas veces llamada terapia hormonal combinada) aumenta el riesgo de tener cáncer de seno. El riesgo parece bajar a lo normal con el paso del tiempo una vez que se suspenden las hormonas. Para más información sobre este tema, lea nuestro documento Menopausal Hormone Therapy.
  • No lactar a sus bebés: algunos estudios indican que la lactancia materna reduce ligeramente el riesgo de cáncer de seno, especialmente si el período de lactancia es de 1½ a 2 años.
  • Alcohol: el consumo de bebidas alcohólicas está claramente asociado a un aumento en el riesgo de padecer cáncer de seno. Incluso tan poco como un trago al día puede aumentar el riesgo.
  • Sobrepeso u obesidad: el sobrepeso o la obesidad después de la menopausia (o porque el aumento de peso ocurrió durante la edad adulta) está asociado a un mayor riesgo de cáncer de seno.

Factores de riesgo que no están tan claros o que han sido refutados

  • Hábito de fumar: fumar puede aumentar el riesgo de cáncer de seno. El riesgo incrementado parece afectar a ciertos grupos, como las mujeres que comenzaron a fumar antes de tener el primer hijo.
  • Trabajo nocturno: algunos estudios han sugerido que las mujeres que trabajan durante la noche (como enfermeras en horario nocturno, por ejemplo) presentan un mayor riesgo del cáncer de seno.

Se han estudiado ciertos factores sin encontrar un vínculo con el cáncer de seno:

  • Desodorantes
  • Sostenes
  • Abortos provocados (lea nuestro documento Is Abortion Linked to Breast Cancer?)
  • Implantes de seno: pueden estar vinculados a un tipo poco común de linfoma.
  • Químicos: actualmente ninguna investigación muestra una clara asociación entre el riesgo de cáncer de seno y la exposición a cosas, tal como plásticos, ciertos cosméticos y productos del cuidado personal, así como pesticidas (como DDE). Se están realizando investigaciones sobre los posibles efectos a la salud de éstos y otros compuestos similares.

Nuestro documento Cáncer de seno provee más información detallada sobre estos factores de riesgo.


Fecha de última actualización: 10/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/09/2014