Resumen sobre el cáncer de seno

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de seno TEMAS

Terapia aplicada a los huesos para el cáncer de seno

Cuando el cáncer se propaga a los huesos, puede causar que se debiliten e incluso ocasionar que se fracturen. El cáncer en los huesos también puede causar dolor. Los medicamentos, como los bifosfonatos y el denosumab pueden ayudar a prevenir esos problemas.

Si desea más información sobre un medicamento que está usando en su tratamiento o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, lea Guide to Cancer Drugs, o nos puede llamar con los nombres de los medicamentos que está tomando.

Bifosfonatos

Los bifosfonatos se usan cuando el cáncer de seno se ha propagado a los huesos. Estos medicamentos pueden fortalecer los huesos que han sido debilitados al ser invadidos por las células del cáncer de seno y reducir el riesgo de dolor y fracturas. Los medicamentos que se usan con más frecuencia para tratar el cáncer de seno que se ha propagado a los huesos son el pamidronato (Aredia®) y el ácido zoledrónico (Zometa®). Ambos medicamentos se administran a través de una vena, usualmente una vez al mes.

Los bifosfonatos también pueden ayudar a prevenir el adelgazamiento de los huesos (osteoporosis) que puede causar el tratamiento. Cuando se usan para prevenir el adelgazamiento de los huesos, con más frecuencia se usan los bifosfonatos que se administran por vía oral.

Los bifosfonatos pueden ocasionar efectos secundarios, incluyendo síntomas parecidos a la influenza (gripe) y dolor en los huesos. También pueden causar daño renal y no se pueden usar en pacientes con problemas renales. Un efecto secundario poco común de los bifosfonatos, pero grave, consiste en el daño de los huesos de la mandíbula. Puede ser provocado cuando un dentista requiere sacar uno de los dientes mientras la persona se encuentra bajo tratamiento con el bifosfonato. A menudo aparece como una llaga abierta en la mandíbula que no sana. Los médicos no saben por qué sucede esto. La mayoría de los doctores recomienda que los pacientes acudan a una revisión dental y que cualquier problema de dientes o de la mandíbula sea tratado antes de comenzar a tomar los bifosfonatos.

Denosumab

El denosumab (Xgeva®, Prolia®) es un medicamento más nuevo que se puede usar para ayudar a reducir el riesgo de problemas causados por el cáncer de seno que se ha propagado a los huesos. Se administra como inyección debajo de la piel, una vez al mes.

También se puede usar para prevenir la osteoporosis. Cuando se usa por ese motivo, solo se necesita administrar dos veces al año.

Los efectos secundarios pueden incluir bajos niveles de calcio y fosfato en la sangre. Al igual que los bifosfonatos, también puede causar el mismo problema con el hueso de la mandíbula. Sin embargo, no causa problemas renales.


Fecha de última actualización: 10/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014