Resumen sobre el cáncer de seno

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de seno TEMAS

Quimioterapia para el cáncer de seno

La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos para combatir el cáncer. Estos medicamentos pueden ser introducidos a través de una línea intravenosa, mediante una inyección, o en forma de pastillas o líquidos. Éstos entran al torrente sanguíneo y alcanzan la mayoría de las partes del cuerpo, lo que hace que este tratamiento sea útil contra los tumores cancerosos que se han propagado a órganos distantes. Aunque los medicamentos de la quimioterapia destruyen las células cancerosas, también pueden dañar algunas células normales, lo cual puede ocasionar efectos secundarios.

¿Cuándo se usa la quimioterapia (quimio)?

Se puede administrar quimioterapia antes o después de la cirugía para el cáncer de seno en etapa inicial. Esto se hace para destruir cualquier célula cancerosa que se haya propagado y que es demasiada pequeña como para verla mediante estudios o pruebas. Cuando se administra la quimio después de la cirugía a pacientes que no tienen signos de propagación del cáncer se le llama quimio adyuvante. Esto reduce la probabilidad de que el cáncer regrese en el futuro. Cuando se administra quimioterapia antes de la cirugía para curar el cáncer se le llama quimio neoadyuvante. Esto puede reducir cánceres grandes para que sean lo suficientemente pequeños al momento de ser extirpados mediante la cirugía de conservación del seno en lugar de mastectomía. También funciona de igual manera que la quimio adyuvante para reducir la probabilidad de que el cáncer regrese posteriormente.

La quimioterapia también se puede emplear como tratamiento principal para mujeres con cáncer que se ha propagado a lugares distantes (fuera del seno y a ganglios linfáticos adyacentes).

¿Cómo se administra la quimioterapia?

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con cada sesión de tratamiento seguida de un periodo de descanso. El tiempo entre los ciclos (el comienzo de cada tratamiento) es por lo general de 2 a 3 semanas, pero puede variar según el medicamento o la combinación de medicamentos. Para el cáncer de seno en etapa inicial, el curso total de tratamiento usualmente dura de 3 a 6 meses. Para el cáncer de seno avanzado, la quimio a menudo continua siempre y cuando siga surtiendo efecto.

A menudo, los periodos menstruales se suspendan por un tiempo mientras recibe la quimioterapia. Sin embargo, esto no significa que no pueda quedar embarazada. Quedar embarazada mientras recibe la quimioterapia podría causar defectos de nacimiento y causar problemas con el tratamiento. Si está sexualmente activa, debe hablar con el doctor que atiende el cáncer sobre el uso de anticonceptivos.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo de medicamento que se use, la cantidad administrada y la duración del tratamiento. Usted puede experimentar algunos de estos efectos secundarios a corto plazo:

  • Pérdida del cabello.
  • Pérdida o aumento de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Un riesgo mayor a infecciones (debido a los bajos niveles de glóbulos blancos).
  • Se suspenden los periodos menstruales.
  • Tendencia a presentar moretones o sangrados fácilmente (a causa de bajos niveles de plaquetas).
  • Cansancio extremo (la fatiga causada a menudo por escasez de glóbulos rojos u otras razones).

La mayoría de estos efectos secundarios desaparece cuando termina el tratamiento. Por ejemplo, su cabello volverá a crecer y sus niveles de células sanguíneas se normalizarán. Si usted tiene algún problema con los efectos secundarios, asegúrese de informarlo a su doctor o enfermera, ya que a menudo existen formas de ayudarle.

Posibles efectos secundarios a largo plazo

Cambios en los periodos menstruales: en muchas mujeres, la quimioterapia suspende sus periodos menstruales. Para algunas, los periodos menstruales no comienzan nuevamente y pasan al cambio de vida (menopausia). Puede que los periodos menstruales se reanuden en algunas mujeres, pero descubren que no pueden quedar embarazadas (infertilidad).

Daños en los nervios: algunos medicamentos utilizados para tratar el cáncer de seno pueden afectar las terminales nerviosas. Esto en ocasiones puede derivar en síntomas (principalmente en los pies y las manos) como dolor, ardor, hormigueo, sensibilidad al frío o al calor, y debilidad. En la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen una vez finalice el tratamiento, pero en algunas mujeres pueden durar mucho tiempo. Para más información al respecto, puede consultar nuestro documento Peripheral Neuropathy Caused by Chemotherapy

Lesiones al corazón: puede que algunos medicamentos causen lesiones al corazón si se usan por mucho tiempo o en altas dosis. Antes de administrar estos medicamentos, los doctores verifican la función cardiaca del paciente. También controlan cuidadosamente las dosis de estos medicamentos y están atentos a cualquier signo de complicación.


Fecha de última actualización: 10/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014