Resumen sobre el cáncer de seno

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de seno TEMAS

Terapia hormonal para el cáncer de seno

A los cánceres que tienen receptores hormonales en las células (ER-positivo o PR-positivo) se les llama cánceres con receptores hormonales positivos. En esos cánceres, la hormona femenina estrógeno promueve el crecimiento del cáncer. La terapia hormonal para el cáncer de seno funciona al bloquear los efectos del estrógeno o al reducir los niveles de estrógeno.

Se puede usar para ayudar a reducir el riesgo de que el cáncer regrese después de la cirugía. También es útil en el tratamiento de cáncer de seno avanzado.

Medicamentos usados para bloquear estrógeno

Tamoxifeno y toremifeno (Fareston®): estos medicamentos evitan que el estrógeno le indique a las células que crezcan y se dividan.

Para las mujeres con cáncer de seno en etapa temprana que es receptor hormonal positivo, tomar tamoxifeno cada día reduce la probabilidad de que el cáncer regrese. Se toma por vía oral diariamente por al menos 5 años después de la cirugía. El tamoxifeno también se usa para tratar el cáncer de seno con receptor hormonal positivo que se ha propagado.

Este medicamento provoca efectos secundarios. Los más comunes son cansancio, sofocos repentinos de calor (bochornos), flujo vaginal y cambios en el estado de ánimo. Los efectos secundarios más graves son poco comunes y pueden incluir cáncer uterino y coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones. No obstante, para casi todas las mujeres con cáncer de seno, los beneficios de tomar tamoxifeno superan los riesgos.

El toremifeno funciona como el tamoxifeno, aunque no se usa con tanta frecuencia. Además, sólo está aprobado para pacientes con cáncer de seno avanzado. Los efectos secundarios de estos medicamentos son similares.

Fulvestrant: el fulvestrant (Faslodex®) es un medicamento que bloquea el receptor de estrógeno, y también lo desaparece por un tiempo. Se administra mediante una inyección mensual. Los efectos secundarios principales son los sofocos repentinos de calor (bochornos), las náuseas leves y el cansancio intenso. Se puede usar para tratar mujeres con cáncer de seno avanzado después que otros medicamentos hormonales dejan de surtir efecto.

Medicamentos usados para cambiar los niveles hormonales

Inhibidores de la aromatasa (AIs): los ovarios producen la mayor parte del estrógeno del cuerpo antes de la menopausia. Después de la menopausia, se produce una pequeña cantidad de estrógeno en el tejido adiposo. Estos medicamentos evitan que el tejido adiposo produzca estrógeno. Solo reducen los niveles de estrógeno si los ovarios no están funcionando (como después de la menopausia). Los inhibidores de la aromatasa solo se usan en mujeres que no han pasado por la menopausia si también se usa un medicamento para que los ovarios dejen de funcionar (un análogo de hormona liberadora de la hormona luteinizante, vea información más adelante). Para las mujeres que han pasado por la menopausia, los inhibidores de la aromatasa son los medicamentos que principalmente se usan para reducir la probabilidad de que el cáncer de seno con receptor hormonal positivo regrese. También se usan para tratar el cáncer de seno avanzado. Estos medicamentos se toman diariamente en forma de pastillas.

Los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de la aromatasa son los sofocos repentinos y el dolor muscular, de articulaciones, o ambos. Este dolor muscular y de articulaciones a veces se alivia si se le cambia el inhibidor de la aromatasa. Debido a que remueven los estrógenos del cuerpo, los inhibidores de la aromatasa pueden causar adelgazamiento de los huesos, lo que pueden ocasionar fracturas de los huesos. Si usted no puede tomar los inhibidores de la aromatasa debido a los efectos secundarios, probablemente se le cambiará a tamoxifeno para completar 5 años de tratamiento hormonal.

Análogos de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH): los ovarios son la fuente principal de estrógenos en mujeres que no han pasado por la menopausia. Los medicamentos que provocan que los ovarios dejen de funcionar reducen los niveles de estrógeno. Estos medicamentos, llamados análogos de la LHRH, se pueden usar por sí solos para tratar los cánceres de seno avanzados con receptor hormonal positivo. Se usan con más frecuencia con otros medicamentos de terapia hormonal para ayudar a que funcionen mejor. Se administran mediante inyecciones, con más frecuencia una vez al mes. Los efectos secundarios son los mismos que los síntomas de la menopausia, como sofocos repentinos de calor, sudoración nocturna, sequedad vaginal y variaciones en el estado de ánimo.

Cirugía para alterar los niveles hormonales

Extirpación de los ovarios: la cirugía para extirpar los ovarios se puede emplear en lugar de los análogos de la LHRH para reducir los niveles de estrógeno en las mujeres que no han pasado por la menopausia.

Otros tipos de tratamiento hormonal

Se pueden usar algunos otros medicamentos para tratar el cáncer de seno con receptor hormonal positivo, pero se usan en pocas ocasiones, si es que se usan. Estos se abordan en nuestro documento Cáncer de seno.


Fecha de última actualización: 10/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 10/23/2014