Resumen sobre el cáncer de seno

+ -Text Size

¿Qué es Cáncer de seno? TEMAS

¿Qué es el cáncer de seno?

El cáncer de seno (mama) es un tumor maligno que se origina en las células del seno. Esta enfermedad ocurre principalmente en las mujeres, pero los hombres también pueden padecer cáncer de seno. Esta información solo trata del cáncer de seno en mujeres. Para más información sobre el cáncer de seno en hombres, lea nuestro documento Breast Cancer in Men.

El seno normal

Para entender el cáncer de seno, resulta útil familiarizarse un poco con las partes de un seno normal, lo cual se muestra en la ilustración a continuación.

El seno de una mujer está formado por glándulas que pueden producir leche (lobulillos), pequeños conductos que llevan la leche de los lobulillos al pezón, tejido adiposo y conectivo, vasos sanguíneos y vasos linfáticos. La mayoría de los cánceres de seno comienza en las células que revisten a los conductos. Menos cánceres de seno se originan en las células que revisten los lobulillos. Los cánceres también pueden comenzar en las células de otros tejidos en el seno. A estos se les llama sarcomas y linfomas, y en realidad no se consideran cánceres de seno.

El sistema linfático del seno

El sistema linfático es una de las principales maneras en que los cánceres de seno pueden propagarse. Normalmente, los ganglios linfáticos son pequeños grupos en forma de fríjol de tejidos que contiene cierta clase de células del sistema inmunológico (células que combaten infecciones). Los ganglios linfáticos están conectados por vasos (como pequeñas venas) que transportan un líquido claro llamado linfa en lugar de sangre.

La mayoría de los vasos linfáticos del seno drenan hacia:

  • Los ganglios linfáticos localizados debajo del brazo (ganglios axilares).
  • Los ganglios linfáticos alrededor de la clavícula (ganglios linfáticos infraclaviculares y ganglios linfáticos supraclaviculares).
  • Los ganglios linfáticos que se encuentran en el interior del tórax y cerca del esternón (ganglios linfáticos mamarios internos).

Las células del cáncer de seno pueden trasladarse a los vasos linfáticos y comenzar a crecer en los ganglios linfáticos. Si las células cancerosas se propagan a los ganglios linfáticos, existe una mayor probabilidad de que las células también se hayan propagado a otras partes del cuerpo. Mientras más ganglios linfáticos contengan cáncer, mayor es la probabilidad de que haya cáncer en otros órganos o que regrese posteriormente. Debido a que el cáncer en los ganglios linfáticos no siempre causa que los ganglios se agranden, los médicos a menudo extraen uno o más ganglios linfáticos para verificar si hay propagación del cáncer. Su plan de tratamiento dependerá de si se encontró cáncer en los ganglios linfáticos.

Masas del seno que no son cáncer (masas benignas del seno)

La mayoría de las masas en los senos no son cancerosas (son benignas). Los tumores benignos de los senos son crecimientos anormales, pero no se propagan fuera de los senos y no ponen la vida en peligro. Pero algunas protuberancias benignas en los senos pueden aumentar el riesgo de que se conviertan en cáncer de seno en una mujer.

La mayoría de las masas o protuberancias son causadas por la combinación de quistes y fibrosis, lo que a veces se conoce como cambios fibroquísticos. Los quistes son sacos llenos de líquido. La fibrosis es la formación de tejido similar al cicatrizado. Estos cambios pueden causar inflamación y dolor de los senos. A menudo estos síntomas empeoran justo antes de que comience el periodo menstrual de una mujer. Los cambios fibroquísticos también pueden provocar que se sientan protuberancias en los senos, y en ocasiones presentan una secreción clara o ligeramente turbia del pezón. Para más información sobre los cambios benignos de los senos, consulte nuestro documento Afecciones no cancerosas del seno.

Términos relacionados con el cáncer

Puede ser difícil entender el significado de algunas de las palabras que su doctor utiliza para hablar sobre el cáncer de seno. A continuación le presentamos algunas de esas palabras especiales que podría escuchar:

Carcinoma: este término se usa para describir un cáncer que ha comenzado en la capa de revestimiento de órganos como el seno. Casi todos los cánceres de seno son carcinomas (carcinomas ductales o carcinomas lobulillares).

Adenocarcinoma: éste es un tipo de cáncer que comienza en el tejido de las glándulas (tejido que produce y segrega una sustancia). Los conductos y los lobulillos del seno son tejidos de glándulas (los cuales producen leche), por lo que a los cánceres que comienzan en estas áreas a menudo se les llama adenocarcinomas.

Sarcoma: éstos son cánceres que comienzan en los tejidos conectivos, tal como el tejido muscular, el tejido adiposo o los vasos sanguíneos. Los sarcomas de los senos se presentan en pocas ocasiones y no se discuten en detalle en este documento.

Tipos de cáncer de seno

Existen muchos tipos de cáncer de seno, pero algunos de ellos ocurren muy pocas veces. Algunas veces un tumor del seno puede ser una mezcla de estos tipos o ser una combinación de los tipos in situ e invasivo.

Carcinoma ductal in situ (DCIS)

DCIS significa que las células anormales se originan en las células que revisten los conductos sin crecer (invadir) a través de las paredes de los conductos hacia el tejido del seno. Debido a que no han crecido a través de la pared de los conductos, estas células no se pueden propagar a los ganglios linfáticos ni a otros órganos. No obstante, a veces el DCIS puede progresar hasta convertirse en un cáncer invasivo. Por esta razón, a veces se le identifica como un precáncer. Algunas veces también se le llama cáncer de seno no invasivo. Casi todas las mujeres que tienen cáncer en esta etapa logran una cura completa. Los mamogramas encuentran muchos casos de DCIS.

Carcinoma ductal invasivo (o infiltrante) (IDC)

Este cáncer de seno es el más común. Comienza en las células que revisten un conducto, penetra a través de la pared del conducto e invade (crece hacia) el tejido del seno. Desde ese lugar pueda propagarse (hacer metástasis) a los ganglios linfáticos cercanos o a otras partes del cuerpo. El IDC es responsable de aproximadamente ocho de cada 10 casos de cáncer invasivo del seno.

Carcinoma lobulillar invasivo (infiltrante) (ILC)

Este cáncer comienza en las células que revisten a las glándulas mamarias (lobulillos). Las células crecen a través de la pared de los lobulillos. Desde allí, las células cancerosas se pueden propagar (hacen metástasis) a los ganglios linfáticos cercanos o a otras partes del cuerpo. Aproximadamente 1 de 10 casos de cáncer invasivo del seno son de este tipo.

Cáncer inflamatorio del seno (IBC)

Este tipo de cáncer invasivo del seno no es común. Representa aproximadamente del uno al tres por ciento de todos los cánceres de seno. A menudo, no se presenta una sola protuberancia o tumor, sino que este cáncer hace que la piel del seno luzca rojiza y se sienta acalorada. El cáncer inflamatorio de seno también puede hacer que la piel se haga más gruesa y presente hoyuelos, como la cáscara de una naranja. Puede que el seno se vuelva más grande, duro, sensible o que sienta picazón.

En sus etapas iniciales, este tipo de cáncer de seno a menudo se confunde con una infección. Debido a que no hay una masa definida, es posible que no aparezca en un mamograma, lo que hace que sea aún más difícil detectarlo temprano. Este cáncer tiene una mayor probabilidad de propagación y un peor pronóstico que el cáncer ductal invasivo o lobulillar invasivo. Para más información, consulte el documento, Inflammatory Breast Cancer.

Existen también muchos otros tipos menos comunes del cáncer de seno. Para más información lea nuestro documento Cáncer de seno.


Fecha de última actualización: 10/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014