Cáncer de tiroides

+ -Text Size

Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

¿Se puede encontrar temprano el cáncer de tiroides?

Muchos casos de cáncer de tiroides se pueden detectar tempranamente. De hecho, la mayoría de los cánceres de tiroides se detecta actualmente mucho más temprano que en el pasado y se trata con éxito.

La mayoría de los cánceres de tiroides en etapa inicial se detecta cuando los pacientes acuden a sus médicos porque han notado nódulos o protuberancias en sus cuellos. Si usted tiene síntomas inusuales, tales como una masa en el cuello o inflamación en su cuello, debe consultar con su médico de inmediato.

Los profesionales de la salud detectan los otros cánceres durante un examen de rutina. Como parte de los exámenes físicos de rutina, la Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que los médicos realicen un examen para detectar cáncer que incluya examinar la tiroides. Algunos médicos también recomiendan que las personas se examinen su propio cuello dos veces al año para buscar y palpar cualquier crecimiento o protuberancia.

Algunas veces, los cánceres de tiroides también se detectan cuando la gente se somete a estudios de ecografía (ultrasonido) debido a otros problemas de salud, tal como estrechamiento de la arteria carótida (la cual pasa por el cuello para suministrar sangre al cerebro) o glándulas paratiroides hiperactivas o agrandadas.

Los análisis de sangre o la ecografía de la tiroides a menudo pueden encontrar cambios en la tiroides, pero estas pruebas no son recomendadas como pruebas de detección para el cáncer de tiroides a menos que una persona tenga un mayor riesgo, tal como antecedente familiar de cáncer de tiroides.

Las personas con antecedentes familiares de cáncer medular de tiroides (MTC), con o sin neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN 2), pudieran estar en alto riesgo de padecer este cáncer. La mayoría de los médicos recomiendan pruebas genéticas para estas personas cuando son jóvenes para ver si ellos tienen los cambios genéticos asociados con el MTC. Para las personas que podrían estar en riesgo, pero que no se hacen las pruebas genéticas, las pruebas de sangre pueden ayudar a encontrar el MTC en una etapa temprana, cuando aún puede ser curable. Las ecografías de la tiroides también se pueden hacer en personas con alto riesgo.


Fecha de última actualización: 02/04/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/04/2013