Cáncer de tiroides

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de tiroides TEMAS

Terapia dirigida para el cáncer de tiroides

Los investigadores han comenzado a desarrollar medicamentos más nuevos que atacan específicamente los cambios en el interior de las células que causan que se tornen cancerosas. Contrario a los medicamentos de la quimioterapia convencional, los cuales funcionan al atacar a las células que crecen rápidamente en general (incluyendo las células cancerosas), estos medicamentos atacan a uno o más blancos específicos en las células cancerosas.

Medicamentos dirigidos para el cáncer de tiroides medular

Los médicos han estado interesados especialmente en descubrir medicamentos dirigidos para tratar el cáncer de tiroides medular porque los tratamientos de la tiroides a base de hormonas (incluyendo la terapia con yodo radiactivo) no son eficaces contra estos tipos de cáncer.

El vandetanib (Caprelsa®) es un medicamento dirigido que se administra de forma oral mediante una pastilla una vez al día. En los pacientes con MTC avanzado, el vandetanib detiene el crecimiento de los cánceres por un promedio de alrededor de 6 meses, aunque aún no está claro si puede ayudar a las personas a vivir por más tiempo.

Algunos efectos secundarios comunes del vandetanib incluyen diarrea, sarpullido, náusea, alta presión arterial, dolor de cabeza, cansancio, falta de apetito, y dolor abdominal. En pocas ocasiones, también puede causar problemas con el ritmo cardiaco e infecciones que pueden causar la muerte. Debido a sus efectos secundarios potenciales, los médicos tienen que recibir una capacitación especial antes de que se les permita recetar este medicamento.

El cabozantinib (Cometriq®) es otro medicamento dirigido usado para tratar el carcinoma medular de tiroides (MTC). Se toma de manera oral (pastillas o tabletas) una vez al día. En pacientes con MTC, el cabozantinib ha demostrado que ayuda a detener el crecimiento de los cánceres por alrededor de 7 meses más que una pastilla de azúcar. Hasta el momento, sin embargo, no ha demostrado que ayude a los pacientes a vivir por más tiempo.

Los efectos secundarios comunes incluyen diarrea, estreñimiento, dolor abdominal, llagas en la boca, falta de apetito, náusea, pérdida de peso, cansancio, presión arterial alta, pérdida del color del cabello y síndrome de pies y manos (enrojecimiento, dolor e hinchazón de las manos y los pies). En pocas ocasiones, este medicamento también puede causar graves efectos secundarios, tal como sangrado profuso y orificios en el intestino.

Otros medicamentos dirigidos también han mostrado resultados preliminares promisorios contra el MTC. Algunos de estos, como el sorafenib (Nexavar®) y el sunitinib (Sutent®), ya se están usando para tratar otros tipos de cáncer. Los médicos pueden tratar de administrar estos medicamentos, si otros tratamientos, incluyendo el vandetanib y el cabozantinib, no son eficaces.

Medicamentos dirigidos para el cáncer de tiroides papilar o folicular

Afortunadamente, la mayoría de estos cánceres se pueden tratar eficazmente con cirugía y terapia con yodo radiactivo, de manera que no hay tanta necesidad de usar otros medicamentos para tratar estos cánceres. Pero para los cánceres en los que estos tratamientos no son efectivos, los medicamentos de terapia dirigida pueden ser útiles.

Sorafenib (Nexavar®) y lenvatinib (Lenvima®) son ambos el tipo de medicamento de terapia dirigida conocido como inhibidor de la cinasa. Estos medicamentos funcionan de dos maneras. Ayudan a bloquear la formación de nuevos vasos sanguíneos que los tumores necesitan para crecer. Estos medicamentos también atacan a algunas de las proteínas producidas por las células cancerosas que normalmente las ayudan a crecer.

Estos medicamentos pueden ayudar a detener el crecimiento del cáncer por un tiempo cuando se administra a pacientes con cáncer diferenciado de tiroides (papilar, folicular, y los cánceres de tiroides pobremente diferenciados) cuyos cánceres ya no responde al tratamiento con yodo radiactivo. Aún no está claro si estos medicamentos ayudan a los pacientes a vivir por más tiempo.

Ambos medicamentos se toman por vía oral.

Los efectos secundarios comunes incluyen cansancio, irritaciones de la piel, pérdida de apetito, diarrea, nausea, presión arterial alta y el síndrome de manos y pies (enrojecimiento, dolor, hinchazón o ampollas en las palmas de las manos o en las plantas de los pies). También pueden ocurrir otros efectos secundarios, algunos de los cuales pueden ser graves. Pregunte a su médico sobre lo que puede esperar.

Otros medicamentos de terapia dirigida, tal como sunitinib (Sutent ®), pazopanib (Votrient®), y vandetanib no están aprobados para el tratamiento de cáncer de tiroides papilar y folicular, pero han ofrecido cierta esperanza en estudios preliminares y podrían ser útiles para algunos pacientes.

Para información general sobre la terapia dirigida, lea nuestro documento Targeted Therapy.


Fecha de última actualización: 04/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 05/04/2015