Cáncer de vagina

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de vagina TEMAS

Cirugía para el cáncer de vagina

Por lo general, la cirugía se usa únicamente para los tumores pequeños en etapa I y para los casos de cáncer que no se curaron con radiación. La cirugía no se suele usar para tratar el cáncer de células escamosas de la vagina; sin embargo, sí se usa para los sarcomas y melanomas.

El alcance de la cirugía depende del tamaño y de la etapa del cáncer.

Escisión local

En este procedimiento, el cirujano extirpa el cáncer junto con un borde circundante de tejido normal, lo que en ocasiones se conoce como escisión amplia. Para la VAIN, es posible que la escisión local sea todo lo que se necesite. Para pequeños tumores cancerosos en etapa I, el tratamiento puede incluir una escisión local amplia radical junto con un procedimiento para evaluar los ganglios linfáticos.

Vaginectomía

La vaginectomía es una cirugía para extirpar la vagina. Si se extirpa solamente una parte de la vagina, se le llama vaginectomía parcial. Si se extirpa toda la vagina, se le llama vaginectomía total. Una vaginectomía radical ocurre cuando se extirpa la vagina junto con los tejidos de sostén alrededor de la misma.

Cervicectomía

El cáncer de vagina muy a menudo se encuentra en la parte superior de la vagina (cerca del cuello uterino), de modo que para extirpar el cáncer a veces también hay que extirpar el cuello uterino. La operación en la que solo se extirpa el cuello uterino (dejando el resto del útero) se conoce como cervicectomía. Esta operación rara vez se usa para tratar el cáncer de vagina.

Histerectomía

En ocasiones, para extirpar un cáncer de vagina, se debe también extirpar el útero y el cuello uterino. Esta operación se conoce como histerectomía o histerectomía total (HT). En las operaciones de cáncer, también se suele extirpar el tejido conectivo que rodea y sostiene el útero. En ese caso, la operación se llama histerectomía radical. En ambos casos, hay dos formas principales de extirpar el útero. Si se extirpa a través de la vagina, se le llama histerectomía vaginal (o HV). Si el útero se extirpa a través de una incisión en el abdomen, se le llama histerectomía abdominal (o histerectomía abdominal total; HAT). Antes de la cirugía, se conversará con usted sobre el enfoque que sea mejor para su caso. Las trompas de Falopio se suelen extirpar en la misma operación. Este procedimiento se conoce como salpingo-ooferectomía bilateral (o SOB). Es posible que vea la abreviatura HATSOB, que significa histerectomía abdominal total con salpingo-ooferectomía bilateral.

Reconstrucción vaginal

Si se debe extirpar toda o la mayor parte de la vagina, es posible reconstruir (rehacer) una vagina con tejido de otra parte del cuerpo, lo cual permitirá que una mujer tenga relaciones sexuales. Se puede crear quirúrgicamente una vagina nueva con piel, con tejido intestinal o con injertos miocutáneos (músculo y piel).

Una vagina reconstruida produce poco o ningún lubricante natural cuando la mujer se excita sexualmente. Una mujer debe prepararse para la relación sexual usando un gel lubricante dentro de la vagina. Si la vagina se reconstruye con músculo y tejido de la pierna, el contacto con la nueva vagina puede hacer que una mujer tenga la sensación de que le están acariciando el muslo. Esto se debe a que las paredes de la vagina todavía están conectadas a su inervación original. Con el tiempo, estas sensaciones llegan a ser menos molestas e incluso pueden volverse sexualmente estimulantes (Para más información sobre la reconstrucción vaginal, consulte el documento Sexualidad para la mujer con cáncer).

Linfadenectomía

La linfadenectomía es la extirpación de los ganglios linfáticos. A veces se le llama disección de ganglios linfáticos. En casos de cáncer de vagina, es posible que extirpen los ganglios linfáticos del área de la ingle o de la parte interna de la pelvis cercana a la vagina para determinar si el cáncer se ha propagado.

La extirpación de los ganglios linfáticos en la ingle o la pelvis puede causar que haya poco drenaje de líquidos de las piernas. Hay acumulación de líquido, lo que produce una gran hinchazón en las piernas que no disminuye por la noche cuando está acostada. A esto se le llama linfedema. Las medias elásticas o dispositivos especiales de compresión pueden ayudar a reducir la hinchazón. Las mujeres con linfedema deben ser muy cuidadosas para evitar infecciones en la(s) piernas(s) afectada(s). Pueden hacerlo tomando estas precauciones:

  • Proteja piernas y pies de objetos filosos y atienda de inmediato cualquier cortadura, rasguño o quemadura
  • Evite las quemaduras de sol en la(s) pierna(s) afectada(s) y evite cortar o arrancar la cutícula de las uñas de los pies
  • Avise de inmediato a la enfermera o al médico si observa cualquier enrojecimiento, hinchazón u otros signos de infección

Para obtener más información sobre linfedema, consulte nuestro documento Understanding Lymphedema (For Cancers Other Than Breast Cancer).

Exenteración pélvica

La exenteración pélvica es una operación extensa que incluye la vaginectomía y la extirpación de los ganglios linfáticos, así como también una o más de las siguientes estructuras: el colon inferior, el recto, la vejiga, el útero y el cuello uterino. Cuánto debe extirparse depende de qué tanto se haya propagado el cáncer.

Si se extirpa la vejiga, se necesitará una nueva forma de almacenar y eliminar la orina. Normalmente, se usa un segmento corto del intestino para que funcione como una nueva vejiga. Esta puede conectarse a la pared abdominal para drenar periódicamente la orina cuando la mujer coloque un catéter en una pequeña abertura (llamada urostomía). Se puede también drenar continuamente la orina en una bolsa plástica adherida en la parte delantera del abdomen sobre la abertura. Para más información sobre urostomía, consulte nuestro documento Urostomía: una guía.

Si se extirpan el recto y parte del colon, se necesitará una nueva forma de eliminar los desechos sólidos. Para hacer esto, se une el resto de intestino a la pared abdominal de forma que las heces puedan pasar a través de una pequeña abertura (llamada colostomía) a una bolsa plástica pequeña que se usa en la parte delantera del abdomen. (Para más información sobre colostomía, consulte nuestro documento Colostomía: una guía). A veces, se puede extirpar una parte del colon y luego volver a conectarlo. En ese caso, no se necesitan bolsas ni dispositivos externos.

Pocas veces se requiere la exenteración pélvica para tratar el cáncer vaginal; por lo general, primero se usa la radioterapia y luego puede que una cirugía más localizada sea todo lo que se necesite para evitar que el cáncer reaparezca. Sin embargo, este procedimiento se puede usar para tratar el cáncer vaginal que reaparece después del tratamiento con radioterapia. A veces también se puede necesitar en el tratamiento de cánceres vaginales cuando no se puede emplear radioterapia, por ejemplo, si una mujer ha sido tratada previamente con radiación debido a cáncer de cuello uterino. Esto se debe a que tratar la misma área con radiación más de una vez puede causar complicaciones graves.

Para más información sobre cirugía, lea nuestro documento Cirugía para el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias.


Fecha de última actualización: 04/17/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/13/2014