Cáncer de vejiga

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Conocemos las causas del cáncer de vejiga?

Desconocemos exactamente cuáles son las causas de la mayoría de los cánceres de vejiga. No obstante, algunos investigadores han descubierto algunos factores de riesgo (lea la sección “¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de vejiga?”), y están comenzando a entender cómo causan que las células en la vejiga se transformen en células cancerosas.

Ciertos cambios en el ADN del interior de las células normales de la vejiga pueden causar que estas crezcan anormalmente y formen cánceres. El ADN es el químico de cada una de nuestras células que conforma nuestros genes (las instrucciones sobre cómo funcionan nuestras células). Generalmente nos parecemos a nuestros padres porque de ellos proviene nuestro ADN, pero el ADN afecta mucho más que nuestra apariencia.

Algunos genes controlan cuándo las células crecen, se dividen en nuevas células y mueren. A los genes que ayudan a las células a crecer, dividirse y a mantenerse vivas se les denominan oncogenes. Los genes que desaceleran la división celular o que causan que las células mueran en el momento oportuno se llaman genes supresores de tumores. El cáncer puede ser causado por cambios en el ADN que activan a los oncogenes o desactivan a los genes supresores de tumores. Por lo general, se requieren varios cambios genéticos diferentes para que una célula se torne cancerosa.

Algunas personas heredan cambios (mutaciones) del ADN de sus padres, lo cual incrementa el riesgo de ciertos cánceres. Sin embargo, el cáncer de vejiga no tiende a darse en familias, y no se cree que las mutaciones genéticas hereditarias sean una causa principal de esta enfermedad.

Los cambios del ADN que se relacionan con el cáncer de vejiga generalmente surgen durante la vida de una persona, en vez de heredarse antes del nacimiento. Algunas de estas mutaciones adquiridas del ADN pueden ser resultado de la exposición a sustancias químicas que causan cáncer o a radiación. Por ejemplo, los químicos en el humo del tabaco pueden ser absorbidos en la sangre, filtrados por los riñones y depositados en la orina, donde pudieran afectar las células de la vejiga. Otros químicos pudieran alcanzar la vejiga de manera similar. Sin embargo, en algunos casos, los cambios genéticos pudieran ser simplemente eventos aleatorios que algunas veces ocurren en el interior de una célula, sin que haya una causa externa.

Los cambios genéticos que causan cáncer de vejiga no son los mismos en todos los casos. Se cree que los cambios adquiridos en ciertos genes, como por ejemplo en los genes supresores de tumores TP53 o RB1 y en los oncogenes FGFR y RAS, son importantes en la aparición de algunos cánceres de vejiga. Los cambios en estos genes y en otros similares también pueden causar una mayor probabilidad de que algunos cánceres de vejiga puedan crecer e invadir la pared de la vejiga que otros. Las investigaciones en este campo están orientadas a crear pruebas que puedan detectar el cáncer de vejiga en una etapa temprana, al encontrar los cambios en el ADN.

Por lo general, los cánceres de vejiga no son causados por mutaciones hereditarias en oncogenes o genes supresores de tumores, pero algunas personas parecen heredar una capacidad reducida para desintoxicar (descomponer) y eliminar ciertos tipos de sustancias químicas que producen cáncer. Estas personas son más sensibles a los efectos del humo del tabaco y a ciertos químicos industriales causantes de cáncer. Los investigadores están desarrollando pruebas que podrían ayudar a identificar a dichas personas, pero estas pruebas no se hacen rutinariamente. No se sabe qué utilidad podrían tener estas pruebas ya que la recomendación de los médicos es que todas las personas eviten el humo del tabaco y la exposición a sustancias químicas industriales peligrosas.


Fecha de última actualización: 05/19/2014
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2014