Cáncer de vejiga

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de vejiga TEMAS

Quimioterapia para el cáncer de vejiga

La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos para tratar el cáncer. Se administra de diferentes maneras.

Cuando el medicamento se administra directamente en el área a ser tratada, se le llama quimioterapia local. La terapia intravesical, en la que el medicamento se administra en el interior de la vejiga, es una forma de quimioterapia local. Se describe en la sección anterior.

Cuando los medicamentos de quimioterapia se suministran en forma de tableta o mediante una inyección en una vena (IV) o músculo (IM), los medicamentos entran al torrente sanguíneo y viajan por todo el cuerpo. A esto se le llama quimioterapia sistémica. La quimioterapia sistémica puede afectar las células cancerosas distantes del tumor principal. Se puede emplear en situaciones diferentes:

  • A veces se administra antes de la cirugía para tratar de encoger un tumor grande de tal forma que pueda extirparse con más facilidad y para reducir la probabilidad de que el cáncer regrese. La quimioterapia que se administra antes de la cirugía se llama terapia neoadyuvante.
  • La quimio se puede administrar después de una cirugía (o algunas veces después de la radioterapia). A esto se le llama terapia adyuvante. El objetivo de la terapia adyuvante es destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado después de otros tratamientos que sea demasiada pequeña para verla. Esto puede reducir la probabilidad de que el cáncer regrese en el futuro.
  • Algunas veces, la quimioterapia se administra con radiación para ayudar a que la radioterapia sea más eficaz.
  • Por lo general, la quimioterapia es el tratamiento principal para los cánceres de vejiga avanzados, tal como los que se han propagado a partes distantes del cuerpo.

Los medicamentos de quimio se pueden usar solos o en combinación, dependiendo en parte de la razón por la que han sido empleados. Por ejemplo, cuando se administra la quimioterapia con la radiación, los medicamentos que se usan con más frecuencia incluyen:

  • Cisplatino
  • Cisplatino más 5-fluorouracilo (5-FU).
  • Mitomicina con 5-fluorouracilo (5-FU).

Cuando se administra la quimioterapia sin la radiación, las combinaciones usadas incluyen:

  • Gemcitabina y cisplatino
  • Metotrexato, vinblastina, doxorrubicina (Adriamycin®), y cisplatino (llamado MVAC).
  • El carboplatino y el paclitaxel o el docetaxel (para pacientes con función renal deficiente).

Puede ser difícil tolerar la quimioterapia para el cáncer de vejiga, especialmente para pacientes de edad avanzada y que tienen otras afecciones de salud graves. Sin embargo, la edad avanzada por sí sola no significa que usted no puede recibir quimioterapia. Muchos pacientes de edad avanzada pueden beneficiarse del tratamiento. La decisión de recibir quimioterapia es una decisión que usted y su médico deben tomar, y principalmente se basa en su salud, apoyo social y deseos personales y familiares.

Para algunas personas, los efectos secundarios de recibir más de un medicamento de quimioterapia pudieran ser demasiados como para soportarlos. Para esas personas, el tratamiento con un solo medicamento, como gemcitabina o cisplatino podría ser una buena opción. Algunas veces, otros medicamentos que se usan solos contra el cáncer de vejiga incluyen carboplatino, docetaxel, paclitaxel, doxorrubicina, 5-FU, metotrexato, vinblastina, ifosfamida y pemetrexed.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con cada período de tratamiento seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Por lo general, cada ciclo de quimioterapia dura varias semanas.

La mayoría de los cánceres de vejiga son de células de transición (urotelial), aunque también existen otros tipos, incluyendo el carcinoma de células escamosas, el adenocarcinoma y el carcinoma de células pequeñas. Para tratar estos tipos de cánceres de vejiga poco comunes se pueden usar medicamentos de quimioterapia que son diferentes a los que se presentaron anteriormente. A menudo, estos cánceres son tratados con los mismos medicamentos usados para tratar estos tipos de tumores cuando se encuentran en otras partes del cuerpo.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia atacan a las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son susceptibles a ser afectadas por la quimioterapia, lo que puede ocasionar efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del medicamento que se usa, la cantidad administrada y la duración del tratamiento. Cuando la quimioterapia y la radiación se administran al mismo tiempo, los efectos secundarios tienden a empeorar. Los efectos secundarios comunes que se presentan con la quimioterapia incluyen:

  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida del cabello.
  • Úlceras en la boca.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Aumento del riesgo de infecciones (debido a la escasez de glóbulos blancos).
  • Sangrado o hematomas después de cortaduras o lesiones menores (debido a la escasez de plaquetas).
  • Cansancio (por bajos recuentos de glóbulos rojos).

Por lo general, estos efectos secundarios desaparecen después que cesa el tratamiento. Muchas veces hay métodos para aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Pregunte a los miembros del equipo de su atención médica sobre los efectos secundarios que sus medicamentos de quimioterapia pueden que generen.

Además de los riesgos anteriores, algunos medicamentos de quimioterapia pueden causar otros efectos secundarios menos comunes. Por ejemplo, algunos medicamentos tal como cisplatino, carboplatino, docetaxel y paclitaxel pueden dañar los nervios. Esto en ocasiones puede derivar en síntomas (principalmente en los pies y las manos) como dolor, ardor, hormigueo, sensibilidad al frío o al calor, y debilidad. A esto se le llama neuropatía periférica. Algunos de los medicamentos usados en quimioterapia han sido asociados con un mayor riesgo de leucemia más tarde en la vida, pero esto sucede en muy pocas ocasiones.

Usted debe informar al equipo de atención médica sobre cualquier efecto secundario que tenga para que pueda ser tratado con prontitud. Es posible que en algunos casos las dosis de medicamentos de quimioterapia necesiten ser reducidas o que el tratamiento necesite ser retrasado o suspendido para prevenir que los efectos empeoren.

Para más información sobre quimioterapia, lea nuestro documento titulado Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familias. También nos puede llamar al 1-800-227-2345 para solicitar una copia gratis de este o de cualquier otro documento.

Si desea más información sobre un medicamento que está usando en su tratamiento o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, lea Guide to Cancer Drugs, o nos puede llamar con los nombres de los medicamentos que está tomando.


Fecha de última actualización: 05/19/2014
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2014