Resumen sobre el cáncer de vejiga

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de vejiga TEMAS

Quimioterapia para el cáncer de vejiga

La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. Los medicamentos se pueden administra de diferentes maneras. A menudo, los medicamentos se administran a través de una vena o por la boca. Una vez que los medicamentos entran al torrente sanguíneo, éstos se diseminan por todo el cuerpo. La quimioterapia es útil contra el cáncer que se ha propagado más allá de la vejiga a los ganglios linfáticos y a otros órganos.

La quimioterapia podría usarse para encoger un tumor grande de tal forma que sea más fácil su extracción por cirugía. Al usarse de esta manera, se le denomina terapia neoadyuvante (administración de los medicamentos antes del tratamiento al área). También puede administrarse después de la cirugía o radioterapia para tratar de prevenir el crecimiento de las células cancerosas que hayan quedado esparcidas en el cuerpo. A esto se le llama terapia adyuvante. Esto puede reducir la probabilidad de que el cáncer regrese en el futuro.

A menudo, la quimioterapia es el tratamiento principal para los cánceres avanzados, tal como los que se han propagado a partes distantes del cuerpo. Algunas veces, la quimioterapia se administra junto con radiación para ayudar a que la radiación sea más eficaz. Esto puede incrementar los efectos secundarios que surgen con la radiación.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con cada período de tratamiento seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Por lo general, cada ciclo de quimioterapia dura varias semanas.

Aunque la quimioterapia para el cáncer de vejiga puede ser difícil de tolerar, especialmente en pacientes de más edad que presentan otros problemas de salud, la edad avanzada en sí no significa que usted no puede recibir quimioterapia.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Si bien los medicamentos de quimioterapia eliminan las células del cáncer, también dañan algunas células normales, lo que puede provocar efectos secundarios. Estos efectos secundarios dependen del tipo de medicamentos que se usen, la cantidad que se administre y la duración del tratamiento. Los efectos secundarios de corto plazo podrían incluir:

  • Náusea y vómito.
  • Falta de apetito.
  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Diarrea.
  • Mayor probabilidad de infecciones (debido a la escasez de glóbulos blancos).
  • Sangrado o hematomas después de pequeñas cortaduras o lesiones menores (por la disminución de las plaquetas).
  • Cansancio (por bajos recuentos de glóbulos rojos, es decir, anemia).

Algunos medicamentos de quimioterapia pueden causar otros efectos secundarios, menos comunes. Por ejemplo, algunos medicamentos pueden causar daños en los nervios, lo que causa dolor, adormecimiento o ardor, u hormigueo en las manos y los pies.

Al terminar el tratamiento, la mayoría de estos efectos secundarios desaparece con el tiempo. Si usted tiene algún problema con los efectos secundarios, asegúrese de informarlo a su médico o enfermera, ya que a menudo existen medios para ayudarle. Para más información sobre quimioterapia, por favor remítase a nuestro documento Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familias.


Fecha de última actualización: 01/22/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/22/2013