Cáncer de vesícula biliar

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de vesícula biliar?

Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la probabilidad de que usted padezca una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros, como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

Sin embargo, el tener un factor de riesgo, o incluso varios, no significa que la persona padecerá la enfermedad. Además, muchas personas que padecen la enfermedad pueden tener pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos.

Algunos científicos han encontrado que varios factores de riesgo hacen que una persona sea más propensa a padecer cáncer de vesícula biliar. Muchos de estos factores de riesgo están asociados de alguna manera a inflamación crónica (irritación e hinchazón) en la vesícula biliar.

Cálculos biliares

Los cálculos biliares son el factor de riesgo más común para el cáncer de vesícula biliar. Los cálculos biliares son acumulaciones similares a cristales de roca de colesterol y otras sustancias que se forman en la vesícula biliar y que pueden causar inflamación crónica. Al menos tres de cada cuatro personas con cáncer de vesícula biliar tienen cálculos biliares al momento del diagnóstico. Sin embargo, los cálculos biliares son muy comunes mientras que el cáncer de vesícula biliar es poco común, especialmente en Estados Unidos. La mayoría de las personas que tienen cálculos biliares nunca llegan a tener cáncer de vesícula biliar.

Vesícula biliar "de porcelana"

La vesícula biliar “de porcelana” es la afección en la que la pared de la vesícula biliar se cubre con depósitos de calcio. Algunas veces esto ocurre después de una inflamación de la vesícula biliar de larga duración (colecistitis) que puede ser causada por cálculos biliares. Las personas con esta afección tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de vesícula biliar (posiblemente porque ambas afecciones pueden estar relacionadas con inflamación), pero no todos los estudios han encontrado tal asociación.

Sexo femenino

En los Estados Unidos, el cáncer de vesícula biliar ocurre más del doble en las mujeres que en los hombres. Los cálculos biliares y la inflamación de la vesícula biliar son factores de riesgo importantes para el cáncer de vesícula biliar, y también son mucho más comunes entre las mujeres que entre los hombres.

Obesidad

Con mayor frecuencia, los pacientes con cáncer de vesícula biliar, tienen sobrepeso o están obesos en comparación con las personas que no padecen esta enfermedad. Además, la obesidad es un factor de riesgo para cálculos biliares, lo que puede ayudar a explicar esta asociación.

Una edad avanzada

El cáncer de vesícula biliar se presenta principalmente en personas de edad más avanzada, aunque también puede presentarse en personas más jóvenes. Al momento del diagnóstico, la edad promedio de las personas es de 72 años. Más de dos de cada tres personas con cáncer de vesícula biliar tienen 65 años o más cuando se encontró la enfermedad.

Grupo étnico y geografía

En los Estados Unidos, el riesgo de padecer cáncer de vesícula biliar es el mayor entre los méxico-americanos y los indios americanos. Además, ellos también tienen una mayor probabilidad de presentar cálculos biliares que los miembros de otros grupos étnicos y raciales. El menor riesgo se presenta entre las personas de raza negra. A escala mundial, el cáncer de vesícula biliar es mucho más común en India, Pakistán y países de Europa Central y de América del Sur en comparación con los Estados Unidos de América.

Quistes coledocales

Los quistes coledocales son sacos llenos de bilis que están conectados al conducto colédoco, el conducto que transporta la bilis desde el hígado y la vesícula biliar hasta el intestino delgado. (Coledocal significa que está relacionado con el conducto colédoco). Los quistes pueden aumentar de tamaño con el tiempo y pueden contener entre uno y dos cuartos de galón de bilis. Con frecuencia, las células que cubren el saco tienen áreas de cambios precancerosos, lo cual incrementa el riesgo de una persona de tener cáncer de vesícula biliar.

Anomalías de los conductos biliares

El páncreas es otro órgano que libera líquidos a través de un conducto hasta el intestino delgado para ayudar con la digestión. Este conducto se encuentra normalmente con el conducto colédoco justamente al entrar al intestino delgado. Algunas personas tienen una anomalía donde estos conductos se encuentran que ocasiona que el jugo del páncreas regrese a los conductos biliares. Este flujo en reverso también impide que la bilis se descargue a través de los conductos biliares con la rapidez normal. Las personas con estas anomalías tienen un mayor riesgo de cáncer de vesícula biliar. Los científicos no están seguros si el riesgo aumentado se debe a la acción del jugo pancreático o posiblemente a que los conductos se exponen por más tiempo a sustancias dañinas en la bilis en sí.

Pólipos en la vesícula biliar

Un pólipo en la vesícula biliar es un crecimiento que sobresale de la superficie de la pared interior de la vesícula biliar. Algunos pólipos se forman por depósitos de colesterol en la pared de la vesícula biliar. Otros pueden ser pequeños tumores (cancerosos o benignos) o pueden ser causados por una inflamación. Los pólipos mayores de un centímetro (casi media pulgada) tienen mayor probabilidad de ser cáncer, y por eso, los doctores a menudo aconsejan que se extirpe la vesícula biliar en los pacientes que tengan pólipos de ese tamaño o mayores en la vesícula biliar.

Colangitis esclerosante primaria

En la colangitis esclerosante primaria (PSC), existe una inflamación y cicatrización en los conductos biliares. Las personas con esta enfermedad tienen un riesgo aumentado de cáncer de vesícula biliar y de conductos biliares. Muchas personas con PSC también tienen colitis ulcerosa, un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

Sustancias químicas industriales y ambientales

No está claro si la exposición a ciertos químicos en el lugar de trabajo o en el medio ambiente aumenta el riesgo de cáncer de vesícula biliar. Esta área es difícil de estudiar debido a que este cáncer no es común. Algunos estudios realizados con animales en laboratorios han sugerido que los compuestos químicos llamados nitrosaminas pueden aumentar el riesgo de cáncer de vesícula biliar. Otros estudios han encontrado que el cáncer de vesícula biliar podría ser más común en los trabajadores de industrias de hule y textiles que en el público general. Sin embargo, se necesita más investigación en esta área para confirmar o refutar estas posibles asociaciones.

Tifoidea

Las personas que padecen infección crónica debido a salmonella (la bacteria que produce la tifoidea) y quienes son portadores de esta enfermedad tienen una mayor probabilidad de padecer cáncer de vesícula biliar que las personas que no tienen esta infección. Esto probablemente se debe a que la infección puede causar inflamación de la vesícula biliar. Sin embargo, la tifoidea es poco común en los Estados Unidos.

Antecedentes familiares

La mayoría de los cánceres de vesícula biliar no son encontrados en personas que tengan antecedentes familiares de la enfermedad. Un antecedente de cáncer de vesícula biliar en la familia parece aumentar las probabilidades de una persona de padecer este cáncer, pero el riesgo sigue siendo bajo debido a que esta enfermedad es poco común.


Fecha de última actualización: 11/20/2014
Fecha de último cambio o revisión: 11/20/2014