Cáncer colorrectal

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de colon y recto TEMAS

Tratamiento por etapas del cáncer de colon

La cirugía es usualmente el primer tratamiento o el tratamiento primario para los cánceres de colon que no se han propagado a partes distantes. También se puede usar la terapia adyuvante (adicional). En la mayoría de los casos, la terapia adyuvante se administra por aproximadamente 6 meses.

Etapa 0

Puesto que estos cánceres no han crecido más allá del revestimiento interno del colon, todo lo que se necesita es cirugía para extirpar el cáncer. Esto se puede lograr en la mayoría de los casos con una polipectomía (extirpación del pólipo) o escisión local a través de un colonoscopio. Si el tumor es demasiado grande para poder extirparlo mediante escisión local, es posible que ocasionalmente sea necesario realizar una resección del colon (colectomía).

Etapa I

Estos cánceres han crecido a través de varias capas del colon, pero no se han propagado fuera de la pared del colon en sí (ni hacia los ganglios linfáticos adyacentes). La colectomía parcial (cirugía para extirpar la sección del colon que contiene cáncer y los ganglios linfáticos cercanos) es el tratamiento convencional. Usted no necesita terapia adicional.

Etapa II

Muchos de estos cánceres han crecido a través de la pared del colon y se puede extender hacia el tejido vecino. Todavía no se han propagado a los ganglios linfáticos.

Puede que la cirugía (colectomía) sea el único tratamiento que se necesita. Sin embargo, su médico puede recomendar quimioterapia adyuvante si su cáncer tiene un mayor riesgo de regresar debido a ciertos factores, tal como si:

  • El cáncer luce muy anormal cuando se observa con un microscopio (es de alto grado).
  • El cáncer ha crecido hacia los órganos cercanos.
  • El cirujano no extirpó al menos 12 ganglios linfáticos.
  • Se encontró cáncer en o cerca del margen (borde) de la muestra quirúrgica, lo que significa que algo de cáncer pudo haber quedado.
  • El cáncer ha bloqueado (obstruido) el colon.
  • El cáncer causó una perforación (orificio) en la pared del colon.

No todos los médicos concuerdan cuándo deben usar quimioterapia para los cánceres de colon en etapa II. Resulta importante hablar sobre las ventajas y las desventajas de la quimioterapia con su médico, incluyendo qué tanto pudiera reducir su riesgo de recurrencia y cuáles serán probablemente los efectos secundarios.

Las principales opciones de quimioterapia para esta etapa incluyen 5-FU y leucovorín (solo) o capecitabina, aunque también se pueden usar otras combinaciones.

Si su cirujano no está seguro de haber podido extirpar todo el cáncer debido a que ha crecido hacia otros tejidos, se puede recomendar radioterapia para tratar de destruir cualquier célula cancerosa remanente. Se puede administrar radioterapia al área de su abdomen donde está creciendo el cáncer.

Etapa III

En esta etapa, el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos, pero todavía no se ha extendido a otras partes del cuerpo.

El tratamiento convencional para esta etapa consiste en cirugía (colectomía parcial) seguida de quimioterapia adyuvante. El régimen FOLFOX (5-FU, leucovorín, y oxaliplatino) o el régimen CapeOx (capecitabina y oxaliplatino) se usan con más frecuencia, aunque algunos pacientes pueden recibir 5-FU con leucovorín o capecitabina sola según la edad y sus necesidades de salud.

Su médico también puede recomendar la radioterapia si su cirujano cree que pudieron haber quedado algunas células cancerosas después de la cirugía.

La radioterapia y/o la quimioterapia pueden ser opciones para las personas que no están lo suficientemente saludables como para someterse a cirugía.

Etapa IV

El cáncer se propagó desde el colon hasta órganos y tejidos distantes. Con más frecuencia, el cáncer de colon se propaga al hígado, aunque también se puede propagar a otros lugares, tal como a los pulmones, el peritoneo (la membrana que recubre la cavidad abdominal) o a los ganglios linfáticos distantes.

En la mayoría de los casos, es poco probable que la cirugía cure estos cánceres. Sin embargo, si sólo hay presentes pocas y pequeñas áreas de propagación (metástasis) en el hígado o los pulmones y se pueden extirpar completamente junto con el cáncer de colon, la cirugía puede ayudarle a vivir más y hasta podría llegar a curarle. Por lo general, también se administra quimioterapia después y/o antes de la operación. En algunos casos, se puede usar la infusión arterial hepática si el cáncer se propagó al hígado.

Si las metástasis no se pueden extirpar quirúrgicamente debido a que son muy grandes o hay demasiadas, se puede tratar primero quimioterapia para reducir el tamaño de los tumores con el fin de permitir la cirugía. Entonces, se puede administrar nuevamente quimioterapia después de la cirugía. Otra opción sería destruir los tumores en el hígado con criocirugía, ablación por radiofrecuencia, u otros métodos no quirúrgicos.

Si el cáncer se ha propagado demasiado como para tratar de curarlo con cirugía, puede que en algunos casos aún sea necesario realizar operaciones, tales como una colectomía o una colostomía de derivación (cortar el colon sobre el nivel del cáncer y se adhiere el extremo a una abertura en la piel del abdomen para permitir que los desechos salgan del cuerpo). Esto puede aliviar o prevenir el bloqueo del colon, lo que puede evitar ciertos problemas. Algunas veces, se puede evitar tal cirugía al insertar un “stent” (un tubo hueco de metal o plástico) en el colon durante la colonoscopia con el fin de mantenerlo abierto.

Si usted tiene cáncer en etapa IV y su médico recomienda cirugía, resulta muy importante entender cuál es el objetivo de la cirugía: ya sea tratar de curar el cáncer o prevenir o aliviar los síntomas de la enfermedad.

La mayoría de los pacientes con cáncer en etapa IV recibirá quimioterapia y/o terapias dirigidas para controlar el cáncer. Los regímenes más comúnmente usados incluyen:

  • FOLFOX: leucovorín, 5-FU, y oxaliplatino (Eloxatin).
  • FOLFIRI: leucovorín, 5-FU, e irinotecán (Camptosar).
  • CapeOX: capecitabina (Xeloda) y oxaliplatino.
  • Cualquiera de las combinaciones anteriores más bevacizumab (Avastin) o cetuximab (Eribitux) (pero no ambos).
  • 5-FU y leucovorín con o sin bevacizumab.
  • Capecitabina con o sin bevacizumab.
  • FOLFOXIRI: leucovorín, 5-FU, oxaliplatino e irinotecán.
  • Irinotecán, con o sin cetuximab.
  • Cetuximab solo.
  • Panitumumab (Vectibix) solo.
  • Regorafenib (Stivarga) solo.

La selección de los regímenes puede depender de varios factores, incluyendo cualquier tratamiento previo y su salud general. Si uno de estos regímenes ya no surte efecto, se puede tratar otro.

Para los cánceres avanzados, la radioterapia también se puede usar para ayudar a prevenir o aliviar síntomas, como el dolor. Aunque puede reducir el tamaño de los tumores por un tiempo, es poco probable que cure la enfermedad. Si su médico recomienda radioterapia, es importante que usted entienda el objetivo del tratamiento.

Cáncer recurrente del colon

El cáncer recurrente significa que su cáncer volvió a aparecer después del tratamiento. La recurrencia puede ser local (cerca del área del tumor inicial) o puede involucrar órganos distantes.

Si el cáncer regresa localmente, algunas veces la cirugía (a menudo seguida por quimioterapia) puede ayudarle a vivir por más tiempo y puede hasta curarle. Primero, se puede usar quimioterapia si el cáncer no se puede remover mediante cirugía. Si se reduce lo suficiente el tamaño del tumor, la cirugía podría ser una opción. Después de la operación, se administraría de nuevo más quimioterapia.

Si el cáncer regresa en un área distante, es muy probable que aparezca primero en el hígado. La cirugía puede ser una opción en algunos casos. De no serlo, se puede tratar primero la quimioterapia para reducir el tumor o tumores, seguida de cirugía. Si el cáncer se ha propagado muy ampliamente como para ser tratado mediante cirugía, se puede usar quimioterapia y/o terapias dirigidas. Los posibles regímenes son los mismos que se usan para la enfermedad en etapa IV. Las opciones dependen de cuáles medicamentos de quimioterapia recibió (si así fuera) antes de que el cáncer regresara y cuánto tiempo hace que los recibió, así como el estado de su salud. En algún punto puede que aún se requiera cirugía para aliviar o prevenir el bloqueo del colon y para prevenir otras complicaciones locales. Además, la radioterapia puede ser una opción para aliviar síntomas en algunos casos. Para obtener más información sobre cómo lidiar con la recurrencia, usted también puede consultar nuestro documento When Your Cancer Comes Back: Cancer Recurrence.

Estos cánceres a menudo pueden ser difíciles de tratar. Por lo tanto, es recomendable que consulte con su médico sobre los estudios clínicos de tratamientos más recientes para los que usted podría ser elegible.


Fecha de última actualización: 10/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/03/2014