Prevención y detección temprana del cáncer colorrectal

+ -Text Size

TEMAS

Recomendaciones de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para la detección temprana del cáncer colorrectal

Personas en riesgo promedio

La Sociedad Americana Contra El Cáncer sostiene que la prevención del cáncer colorrectal (y no sólo la detección temprana) debe ser una razón importante para someterse a las pruebas. Descubrir los pólipos y extraerlos evita que algunas personas lleguen a padecer cáncer colorrectal. Se prefieren las pruebas que tienen la mejor probabilidad de encontrar tanto pólipos como cáncer si están disponibles, y si usted tiene disposición de someterse a ellas.

A partir de los 50 años de edad, tanto hombres como mujeres con un riesgo promedio de cáncer colorrectal, se deben someter a una de las siguientes pruebas de detección:

Pruebas para encontrar pólipos y cáncer

  • Sigmoidoscopia flexible cada 5 años*
  • Colonoscopia cada 10 años
  • Enema de bario de doble contraste cada 5 años*
  • Colonografía CT (colonoscopia virtual) cada 5 años*

Pruebas que sirven principalmente para encontrar cáncer

  • Prueba de sangre oculta en heces fecales basada en guayacol (gFOBT) cada año*,**
  • Prueba inmunoquímica fecal (FIT) cada año*,**
  • Prueba de ADN en las heces fecales cada 3 años*
* Si la prueba da positivo, se debe realizar una colonoscopia.
**Versiones altamente sensibles de estas pruebas deben usarse con el método de muestras múltiples realizadas en el hogar. Una gFOBT o una FIT que se haga en el consultorio médico durante un examen digital del recto no es suficiente como prueba de detección.

¿Es el examen rectal suficiente para detectar el cáncer colorrectal?

En un examen digital del recto (digital rectal examination, DRE), el médico se coloca un guante lubricado para examinar el recto con el dedo. Aunque el DRE es frecuentemente incluido como parte del examen físico de rutina, no se recomienda como única prueba para el cáncer colorrectal. Este examen sencillo, el cual usualmente no es doloroso, puede descubrir masas en el canal del ano o el recto inferior. Sin embargo, por sí solo, no es un buen examen para detectar el cáncer colorrectal, ya que examina solamente la parte inferior del recto.

Los médicos a menudo encuentran una pequeña cantidad de heces fecales en el recto mientras hacen el examen digital del recto. Sin embargo, realizarle una prueba a este excremento con una gFOBT o una FIT no es una forma aceptable para detectar cáncer colorrectal. Los estudios han mostrado que este tipo de prueba de heces fecales pasará por alto más del 90% de las anomalías del colon, incluyendo la mayoría de los cánceres.

Personas en alto riesgo o riesgo aumentado

Si está en alto riesgo o riesgo aumentado de cáncer colorrectal, tal vez necesite comenzar las pruebas de detección antes de los 50 años y/o hacérselas con más frecuencia. Las siguientes afecciones causan un mayor riesgo en comparación con el riesgo promedio:

  • Antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos adenomatosos
  • Antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn)
  • Antecedentes familiares significativos de cáncer colorrectal o pólipos (lea “Factores de riesgo del cáncer colorrectal”)
  • Antecedentes familiares conocidos de síndrome de cáncer colorrectal hereditario, como poliposis adenomatosa familiar (FAP) o síndrome de Lynch (cáncer de colon hereditario sin poliposis o HNPCC)

La tabla siguiente sugiere guías de detección para las personas que tienen un riesgo aumentado o un alto riesgo de padecer cáncer colorrectal según los factores de riesgo específicos. Algunas personas pueden tener más de un factor de riesgo. Consulte la siguiente tabla y hable con su médico sobre estas recomendaciones. Su médico puede sugerir la opción de pruebas de detección que sea mejor para usted, así como cualquier cambio en el plan de pruebas, dependiendo de su riesgo individual.

    Guías de detección y vigilancia de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para la detección temprana de adenomas y cáncer colorrectal en personas con riesgo aumentado o alto riesgo

    RIESGO AUMENTADO: Personas con antecedentes de pólipos en colonoscopia previa

    Categoría de riesgo

    Cuándo realizar la prueba

    Prueba(s) recomendada(s)

    Comentario

    Personas con pequeños pólipos hiperplásicos rectales

    A la misma edad que para aquellas personas con riesgo promedio

    Colonoscopia, u otros métodos de detección a intervalos iguales que para aquellas personas en riesgo promedio

    Aquellas personas con el síndrome de poliposis hiperplásica están en riesgo aumentado de pólipos adenomatosos y cáncer, por lo que deben someterse a un seguimiento más riguroso

    Personas con uno o dos adenomas tubulares pequeños (menor a 1 cm) con displasia de bajo grado

    Cinco a diez años después de la extirpación de los pólipos

    Colonoscopia

    El tiempo entre las pruebas debe ser basado en otros factores, como hallazgos de la colonoscopia previa, antecedentes familiares y preferencias del paciente y del médico.

    Personas que tienen de tres a 10 adenomas, o un adenoma grande (al menos de 1 cm), o cualquier adenoma con displasia de alto grado o características vellosas

    Tres años después de la extirpación de pólipos

    Colonoscopia

    Los adenomas tienen que haber sido extirpados por completo. Si los resultados de la colonoscopia fueron normales o sólo muestra uno o dos adenomas tubulares pequeños con displasia de bajo grado, en el futuro se pueden hacer colonoscopias cada 5 años.

    Personas con más de diez adenomas en un solo examen

    Dentro de 3 años después de la extirpación de pólipos

    Colonoscopia

    El médico debe considerar un posible síndrome genético (como FAP o síndrome de Lynch).

    Personas con adenomas sésiles que son extirpados en fragmentos

    De 2 a 6 meses después de la extirpación del adenoma

    Colonoscopia

    Si se ha extirpado todo el adenoma, las pruebas adicionales deben ser basadas en el criterio del médico.

    RIESGO AUMENTADO: Personas que han tenido cáncer colorrectal

    Categoría de riesgo

    Cuándo realizar la prueba

    Prueba(s) recomendada(s)

    Comentario

    Personas diagnosticadas con cáncer de colon o de recto

    Al momento de hacer la cirugía colorrectal, o puede ser de 3 a 6 meses después si la persona no presenta cáncer propagado que no se pueda extraer

    Colonoscopia para observar el colon completo y extirpar todos los pólipos

    Si el tumor oprime el colon o el recto e impide hacer la colonoscopia, se puede hacer colonoscopia con CT (con contraste IV) o enema de bario de doble contraste (DCBE) para observar el resto del colon.

    Personas que han tenido cáncer de colon o de recto que se extrajo mediante cirugía

    Dentro de un año después de la resección del cáncer (o un año después de la colonoscopia para asegurarse de que el resto del colon/recto no tiene cáncer)

    Colonoscopia

    Si es normal, repetir el examen en 3 años. Si entonces es normal, repetir el examen cada 5 años. El tiempo entre las pruebas puede ser más corto si se encuentran pólipos o existe una razón para sospechar síndrome de Lynch. Después de la resección anterior inferior debido a cáncer rectal, los exámenes del recto se pueden hacer cada 3 a 6 meses por los primeros 2 a 3 años para determinar si hay signos de recurrencia.

    RIESGO AUMENTADO: Personas con un antecedente familiar

    Categoría de riesgo

    Edad para comenzar la prueba

    Prueba(s) recomendada(s)

    Comentario

    Presencia de cáncer colorrectal o de pólipos adenomatosos en cualquier familiar de primer grado menor de 60 años de edad o en dos o más familiares de primer grado de cualquier edad (si no es un síndrome hereditario)

    A los 40 años, o 10 años antes de la edad del caso más joven en la familia inmediata, lo primero que se presente

    Colonoscopia

    Cada 5 años

    Presencia de Cáncer colorrectal o pólipos adenomatosos en cualquier familiar de primer grado de 60 años o más, o al menos en dos familiares de segundo grado de cualquier edad

    A los 40 años de edad

    Las mismas opciones que para aquellas personas en riesgo promedio.

    Los mismos intervalos que para aquellas personas en riesgo promedio.

    ALTO RIESGO

    Categoría de riesgo

    Edad para comenzar la prueba

    Prueba(s) recomendada(s)

    Comentario

    Poliposis adenomatosa familiar (FAP) diagnosticada mediante pruebas genéticas, sospecha de FAP sin pruebas genéticas

    Entre 10 y 12 años

    Sigmoidoscopia flexible cada año para determinar si hay signos de FAP; asesoría para considerar pruebas genéticas si no se han hecho

    Si las pruebas genéticas dan positivo, se debe considerar la extirpación del colon (colectomía).

    Síndrome de Lynch (cáncer de colon hereditario sin poliposis o HNPCC), o en riesgo aumentado de síndrome de Lynch según antecedentes familiares sin pruebas genéticas

    Entre los 20 y 25 años, o 10 años antes de la edad del caso más joven en la familia inmediata

    Colonoscopia cada 1 a 2 años; asesoría para considerar pruebas genéticas si no se han realizado

    Se deben ofrecer pruebas genéticas a los familiares de primer grado de las personas a las que se les encontraron mutaciones del síndrome de Lynch mediante pruebas genéticas. También se deben ofrecer si se cumple con uno de los primeros tres criterios modificados de Bethesda.*

    Enfermedad inflamatoria intestinal:

    Colitis ulcerativa crónica

    Enfermedad de Crohn

    El riesgo de cáncer comienza a ser significativo 8 años después del inicio de la pancolitis (cuando todo el intestino grueso está afectado), o de 12 a 15 años después del inicio de la colitis del costado izquierdo.

    Colonoscopia cada 1 a 2 años con biopsias para detectar displasia

    Es mejor referir a estas personas a un centro con experiencia en la vigilancia y tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal.


Fecha de última actualización: 01/27/2016
Fecha de último cambio o revisión: 06/27/2016