Detección temprana del cáncer colorrectal

+ -Text Size

TEMAS

Leyes estatales y federales de cobertura para pruebas de detección del cáncer colorrectal

Los beneficios de las pruebas de detección temprana del cáncer colorrectal

Las pruebas de detección pueden encontrar pólipos no cancerosos y éstos se pueden extirpar antes de que se transformen en cáncer. Si el cáncer colorrectal se origina, las pruebas de detección y el tratamiento temprano aumentan significativamente las probabilidades de supervivencia.

La tasa de supervivencia a 5 años relativa para el cáncer colorrectal, cuando se diagnostica en etapa inicial, antes de que se propague, es de aproximadamente 90%. Sin embargo, sólo alrededor de cuatro de cada 10 casos de cáncer colorrectal se encuentran en esa etapa inicial. Una vez que el cáncer se propaga a los órganos y a ganglios linfáticos cercanos, la tasa relativa de supervivencia a 5 años baja a 70%, y si el cáncer se ha propagado a órganos distantes (como el hígado o un pulmón), la tasa es de aproximadamente 12%.

Una tasa de supervivencia a 5 años convencional se refiere al porcentaje de pacientes que vive al menos 5 años después que se diagnostica el cáncer; incluye a las personas con cáncer colorrectal que mueren de otras causas, como enfermedades cardiacas. Las tasas de supervivencia relativas a 5 años asumen que algunas personas morirán de otras causas y comparan la supervivencia observada con la supervivencia esperada en las personas sin cáncer. Esto permite ver mejor el impacto que el cáncer tiene sobre la supervivencia.

Las pruebas de detección del cáncer colorrectal no sólo salvan vidas, sino que también reducen los costos del cuidado de salud. Los estudios han mostrado que la rentabilidad de las pruebas de detección para el cáncer colorrectal es consistente con muchos de los otros tipos de servicios preventivos, y resulta menor que algunas intervenciones comunes. Resulta mucho menos costoso extirpar un pólipo durante las pruebas de detección que tratar el cáncer colorrectal avanzado. Con los posibles aumentos en los costos que conlleven los tratamientos nuevos que se vuelvan parte del cuidado convencional, es probable que las pruebas de detección sean incluso más rentables en cuanto a eficacia y costos.

¿Qué se necesita para aumentar el uso de las pruebas de detección del cáncer colorrectal?

Varias pruebas de detección del cáncer colorrectal están disponibles, pero sólo aproximadamente la mitad de las personas de 50 años o más se someten a ellas. Algunos de los factores que afectan su uso podrían incluir una falta de conocimiento público y de los profesionales de la salud sobre las herramientas de detección, así como barreras económicas y/o una cobertura o beneficios de seguro médico insuficientes.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer cree que todas las personas deben beneficiarse de las pruebas de detección del cáncer, sin importar si su seguro médico provee cobertura o no. Las limitaciones de los beneficios cubiertos no deben obstruir la capacidad de las personas para beneficiarse de las pruebas de detección temprana del cáncer. Con este fin, la Sociedad apoya las políticas que proveen acceso a todas las personas a las pruebas de detección temprana del cáncer y cobertura para las mismas. Estas políticas deben ajustarse a la edad y al riesgo, según las pruebas científicas vigentes que se explican en las guías de detección temprana de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

La ley federal

La cobertura de las pruebas de detección del cáncer colorrectal es requerida por la Affordable Care ActLey de Atención Médica Accesible (ACA o Afforadable Care Act en inglés), pero no aplica a los planes médicos existentes antes de la aprobación de esta ley (es decir, los planes con derechos adquiridos). Usted puede informarse sobre el estado de su plan de cobertura en cuanto a derechos adquiridos al ponerse en contacto con su compañía de seguros o a través del departamento de recursos humanos en su trabajo. Si su plan comenzó en o después del 23 de septiembre de 2010, este tiene que cubrir las colonoscopias y otras pruebas de detección del cáncer colorrectal. Si el plan inició antes del 23 de septiembre de 2010, puede que aún tenga que cumplir con requisitos de cobertura debido a leyes estatales, las cuales varían, además de otras leyes federales.

Actividad estatal

Un número de estados, así como también el Distrito de Columbia, han aprobado leyes que exigen cobertura para una gama completa de pruebas de detección del cáncer colorrectal. Algunos otros estados requieren cobertura de sólo ciertas pruebas o tienen acuerdos (en lugar de leyes) entre las compañías de seguro para proveer cobertura de una gama completa de pruebas. No obstante, aún hay estados que no cuentan con leyes con respecto a la cobertura.

Note que las leyes estatales en los EE.UU. no pueden exigir cobertura por parte de los planes de seguro médico que son autofinanciados por el empleador (los planes autofinanciados o autoasegurados son aquellos en los que el empleador paga los costos de atención médico, aunque con frecuencia establecen contratos con una compañía de seguros para que le administre los expedientes y reclamaciones de pago). Solo las leyes federales tienen con capaces de afectar los planes autofinanciados (refiérase al apartado anterior “La ley federal”). Usted puede saber si su plan de salud es autofinanciado al ponerse en contacto con el administrador de cobertura médico en su lugar de trabajo o al consultar el resumen de los beneficios de su plan.

Estados que tienen leyes que exigen cobertura para una variedad completa de pruebas*:

  • Alaska
  • Arkansas
  • California
  • Colorado
  • Connecticut
  • Delaware
  • Georgia
  • Hawaii
  • Illinois
  • Indiana
  • Kentucky
  • Louisiana
  • Maine
  • Maryland
  • Missouri
  • Nebraska
  • Nevada
  • Nueva Jersey
  • Nuevo México
  • Carolina del Norte
  • Oregon
  • Rhode Island
  • Texas
  • Virginia
  • Washington
  • Washington, D.C.
  • West Virginia
  • Vermont
  • que tienen leyes que requieren que las compañías de seguro médico cubran algunas, pero no todas las pruebas, o donde las compañías han acordado voluntariamente cubrir una variedad completa de pruebas*:
  • York
*Las leyes sobre la cobertura pueden variar ligeramente de estado a estado. Por lo tanto, verifique con su compañía de seguro médico o su gobierno estatal qué pruebas están cubiertas. Tenga en cuenta que las leyes estatales no afectan a los planes de salud autofinanciados (autofinanciados).

En todos los otros estados, no existen leyes que exijan cobertura, o existen leyes que requieren a los seguros médicos ofrecer la cobertura (no se proporciona necesariamente).

Cobertura por planes médicos privados

La Ley de Atención Médica Accesible requiere que los planes de salud ofrezcan cobertura para las pruebas de detección del cáncer colorrectal que hayan iniciado en o después del 23 de septiembre de 2010 (refiérase a la sección “Ley Federal”). Aunque muchos planes de salud privados cubren los costos para una colonoscopia como prueba de detección, puede que se cobre a los pacientes alguna parte de estos procedimientos. Puede que se requiera pagar parte del costo de la anestesia o equipo de preparación para los intestinos, así como tarifa de patología e instalaciones en donde se lleva a cabo el procedimiento. Los pacientes deberán consultar su plan de atención médica para saber los detalles específicos incluyendo si su médico está dentro de la lista de “proveedores de salud” de su compañía de seguros Si el médico no pertenece a la lista del plan de salud, puede que el paciente incurra en tarifas más elevadas dentro de la distribución de los costos con su plan de salud.

Las colonoscopias que se realizan para la evaluación de problemas específicos, como sangrado intestinal o anemia, por lo general son clasificadas como procedimientos diagnósticos y no como procedimientos de detección. De ser ese el caso, puede que requiera pagar cualquier deducible o copago que sean requeridos. Lo mismo aplica cuando la colonoscopia se realiza tras una prueba de heces fecales que haya dado positivo (como la prueba FOBT o FIT), así como con un enema de bario o una colonografía.

Antes de someterse a una colonoscopia de detección, consulte con su compañía de seguro médico cuánto se espera que usted pague por dicha prueba. Esto puede ayudar a evitar gastos imprevistos. Si usted llega a recibir facturas costosas posteriormente, puede que usted pueda disputarlas para apelar la decisión la compañía aseguradora. Refiérase al documento Seguro de salud y ayuda financiera para el paciente con cáncer para más información sobre este proceso.

Cobertura de Medicare para la detección del cáncer colorrectal

El Medicare cubre un examen físico preventivo inicial para todos los beneficiarios nuevos del programa que se tiene que realizar dentro del primer año de inscripción al Medicare. El examen físico “Bienvenido a Medicare” incluye referidos para servicios preventivos que ya están cubiertos por Medicare, incluyendo las pruebas de detección para el cáncer colorrectal.

Si usted ha contado con el beneficio de Medicare Parte B por más de 12 meses, tiene cubierta (sin costo para usted) una consulta anual con su médico de revisión médica general. Esta consulta es útil para desarrollar o actualizar un plan de prevención personalizado para prevenir enfermedades y discapacidades. Su proveedor de atención médica deberá hablar con usted sobre un programa para las pruebas de detección (como una lista de comprobación) para los servicios preventivos que deberá recibir, incluyendo la prueba de detección del cáncer de colon.

¿Qué pruebas de detección del cáncer colorrectal cubre Medicare?

Una prueba anual de sangre oculta en las heces fecales (FOBT) o una prueba inmunoquímica fecal (FIT) cada año para todos los beneficiarios de Medicare que tengan 50 años o más.

Sigmoidoscopia flexible: cada 4 años para aquéllos de 50 años o más, pero no dentro de 10 años de una colonoscopia previa.

Colonoscopia

  • 2 años para aquellos beneficiarios que tienen un riesgo alto (independientemente de la edad).
  • 10 años para los beneficiarios que están en riesgo promedio.
  • años después de una sigmoidoscopia flexible.

Un enema de bario de doble contraste (DCBE, por sus siglas en inglés) como alternativa si el médico opina que su valor como prueba de detección es igual o mejor que la sigmoidoscopia flexible o la colonoscopia:

  • 2 años para los beneficiarios de 50 años o más que tienen un alto riesgo.
  • 4 años para los beneficiarios de 50 años de edad o más que tienen un riesgo promedio.

Actualmente, Medicare no cubre el costo de la colonoscopia virtual o la prueba del DNA en las heces fecales.

¿Qué tendría que pagar un beneficiario de Medicare por una prueba de detección de cáncer colorrectal?

  • anual de sangre oculta en las heces fecales (FOBT)/prueba inmunoquímica fecal (FIT): cubierta sin ningún costo* para los beneficiarios de 50 años o más (no paga coaseguro ni el deducible de la Parte B).
  • flexible: cubierta sin ningún costo* para los beneficiarios de 50 años o más (no paga coaseguro, copago ni el deducible de la Parte B) cuando se hace como prueba de detección. Si después de la prueba se hace una biopsia o se extrae un crecimiento, ya no se considera una prueba de “detección”, y tendrá que pagar el coaseguro, el copago, o ambos (aunque no se cobra el deducible).
  • cubierta sin ningún costo* a cualquier edad (no paga coaseguro, copago ni el deducible de la Parte B) cuando se hace como prueba de detección. Si después de la prueba se hace una biopsia o se extrae un crecimiento, ya no se considera una prueba de “detección”, y tendrá que pagar el coaseguro, el copago, o ambos (aunque todavía no tiene que pagar por el deducible).
  • de bario de doble contraste: los beneficiarios pagan 20% de la cantidad aprobada por Medicare para cubrir los servicios del médico. Si la prueba se hace en una clínica ambulatoria o un centro quirúrgico ambulatorio, el beneficiario también paga el copago del hospital.

Si se va a someter a una colonoscopia de detección, asegúrese de averiguar cuánto tendrá que pagar por la prueba. Esto puede ayudar a evitar gastos imprevistos. Puede que los pacientes aún requieran pagar por el equipo de preparación intestinal, la anestesia o sedación, costos de patología o uso de las instalaciones. Puede que los pacientes reciban una o más facturas por distintos conceptos del procedimiento provenientes de distintos proveedores o centros de atención médica. Las colonoscopias que se hacen para la evaluación de problemas específicos, como sangrado intestinal o anemia, por lo general no son clasificadas por Medicare como procedimientos de detección. Puede que se requiera pagar los costos establecidos de deducible y copago que sean requeridos.

*Este servicio está cubierto sin costo alguno siempre y cuando el médico acepte la cantidad que Medicare paga como pago total. A los médicos que no acepten la cantidad que Medicare paga como pago total se les requiere que informen esto antes de ofrecer sus servicios.

Cobertura de Medicaid para la detección del cáncer colorrectal

Los estados están autorizados para cubrir las pruebas de detección del cáncer colorrectal bajo sus programas de Medicaid. Sin embargo, a diferencia de Medicare, no existe una garantía federal de que todos los programas de Medicaid estatales tengan que cubrir las pruebas de detección del cáncer colorrectal para personas sin síntomas. La cobertura de Medicaid para las pruebas de detección del cáncer colorrectal varía según el estado. Algunos estados cubren la prueba de sangre oculta en las heces fecales (FOBT), otros cubren las pruebas de detección del cáncer colorrectal si un médico determina que la prueba es médicamente necesaria y, en algunos estados, la cobertura varía dependiendo de los planes de manejo del cuidado de Medicaid en los que la persona esté inscrita.


Fecha de última actualización: 10/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014