Resumen sobre el cáncer colorrectal

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de colon y recto TEMAS

Radioterapia para el cáncer colorrectal

La radioterapia consiste del uso de rayos de alta energía (como los rayos X) para eliminar o encoger las células del cáncer.

¿Cuándo se utiliza la radiación?

Antes de la cirugía: si el tamaño del tumor o la ubicación del mismo dificulta extraerlo, se puede usar la radiación antes de la cirugía para reducir el tumor. La radiación también se usa a veces antes de la cirugía para cánceres rectales, ya que reduce el riesgo de que el cáncer regrese después. Cuando se emplea antes de la cirugía para los cánceres rectales, la radiación a menudo se combina con quimioterapia. A esto se le llama quimiorradiación. La quimioterapia ayuda a que la radiación sea más eficaz, aunque agrega efectos secundarios.

Después de la cirugía: la radiación también se puede usar después de la cirugía para eliminar cualquier célula cancerosa remanente (pero que no se puede ver). Esto reduce la probabilidad de que el cáncer regrese en el futuro.

Para las personas que no pueden someterse a cirugía: la radioterapia se puede administrar para ayudar a controlar los cánceres rectales en las personas que no están lo suficientemente saludables como para someterse a una cirugía.

Para cánceres avanzados: la radiación también puede usarse para aliviar los síntomas de cáncer avanzado como la obstrucción intestinal, sangrado o dolor. También se puede usar para tratar el cáncer de colon que se ha propagado, con más frecuencia si la propagación es a los huesos o al cerebro.

Tipos de tratamientos con radiación

En el tipo más común de radiación que se utiliza para tratar el cáncer colorrectal, la radiación se concentra en el cáncer desde una máquina fuera del cuerpo. Este procedimiento se llama radioterapia de haz externo.

La radiación también se puede administrar al recto con un pequeño dispositivo que se coloca a través del ano y en el recto. A esto se le llama radioterapia endocavitaria.

Otra manera de tratar los cánceres rectales consiste en colocar pequeñas partículas o semillas de material radiactivo en un tubo o recipiente, de manera que estén al lado o directamente en el cáncer. A esto se le conoce como braquiterapia.

Efectos secundarios de la radioterapia

Algunos de los efectos secundarios comunes de la radioterapia para el cáncer de colon o de recto incluyen:

  • Cambios en la piel donde se administró la radiación
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Irritación del recto, lo que puede causar dificultad para controlar la evacuación
  • Irritación de la vejiga, lo que puede causar la sensación de tener que orinar con frecuencia
  • Cansancio

También pueden ocurrir problemas sexuales.

Los efectos secundarios a menudo desaparecen o se alivian con el pasar del tiempo después de completar el tratamiento, aunque los problemas como la irritación del recto y de la vejiga pueden persistir. Si usted padece de estos u otros efectos secundarios, hable con su médico. Por lo general existen maneras de aminorar o aliviar muchos de estos problemas.

Puede encontrar más información sobre la radiación para cáncer colorrectal en nuestro documento Cáncer colorrectal.

También puede aprender más sobre la radiación en nuestro documento disponible en inglés Radiation Therapy – What It Is, How It Helps.


Fecha de última actualización: 11/24/2014
Fecha de último cambio o revisión: 11/24/2014