Enfermedad de Hodgkin

+ -Text Size

Tratamiento contra el Enfermedad de Hodgkin TEMAS

Quimioterapia para la enfermedad de Hodgkin

La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia para la enfermedad de Hodgkin por lo general se inyecta en una vena debajo de la piel o se administra de forma oral (pastillas). Los medicamentos de la quimioterapia (quimio) entran al torrente sanguíneo y pasan a través de todo el cuerpo para alcanzar y destruir las células cancerosas donde quiera que se encuentren.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con un período de tratamiento seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Por lo general, cada ciclo dura varias semanas. La mayoría de los tratamientos de quimioterapia son ambulatorios (se administran en el consultorio del médico, una clínica o departamento de servicios ambulatorios de un hospital), pero algunos pueden requerir hospitalización.

Los regímenes de quimioterapia contra la enfermedad de Hodgkin combinan varios medicamentos, ya que los diferentes medicamentos destruyen las células cancerosas en distintas formas. Las combinaciones utilizadas para tratar la enfermedad de Hodgkin se conocen con frecuencia por abreviaturas. El régimen más común en los Estados Unidos es una combinación de cuatro medicamentos llamados ABVD que consiste en lo siguiente:

  • Adriamycin® (doxorrubicina)
  • Bleomicina
  • Vinblastina
  • Dacarbazina (DTIC).

Otros regímenes comunes incluyen:

BEACOPP

  • Bleomicina
  • Etopósido (VP-16)
  • Adriamicina (doxorrubicina)
  • Ciclofosfamida (Cytoxan®)
  • Oncovin® (vincristina)
  • Procarbazina
  • Prednisona

Stanford V

  • Doxorrubicina (Adriamicina)
  • Mecloretamina (mostaza nitrogenada)
  • Vincristina
  • Vinblastina
  • Bleomicina
  • Etopósido
  • Prednisona

La radiación se administra después de la quimioterapia en el régimen Stanford V, y algunas veces se administra después de usar los regímenes ABVD o BEACOPP.

También se pueden usar otras combinaciones de quimioterapia para la enfermedad de Hodgkin. La mayoría usa algunos de los mismos medicamentos que se presentaron anteriormente, pero pueden incluir combinaciones diferentes y se pueden administrar en horarios diferentes.

Posibles efectos secundarios

Los medicamentos de quimioterapia atacan las células que se dividen rápidamente, manera en la cual combaten la mayoría de los tipos de células del linfoma. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son susceptibles a ser afectadas por la quimioterapia, lo que puede ocasionar efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como de la duración del tiempo que se administran. Pueden incluir:

  • Caída del cabello
  • Úlceras en la boca
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Aumento en la probabilidad de infecciones (debido a una disminución de los glóbulos blancos).
  • Facilidad para que se formen moretones o surjan sangrados (debido a muy pocas plaquetas).
  • Cansancio (debido a muy pocos glóbulos rojos).

Estos efectos secundarios son usualmente temporales y desaparecen después de finalizar el tratamiento. Si ocurren efectos secundarios graves, puede que se tenga que retrasar la quimioterapia o reducir su dosis.

Muchas veces hay métodos para aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, usualmente se administran medicamentos para ayudar a prevenir las náuseas y los vómitos.

Las infecciones pueden ser muy graves en las personas que reciben quimioterapia. Algunas veces se administran medicamentos conocidos como factores de crecimiento, tal como G-CSF (Neupogen®) o GM-CSF (Leukine®), para ayudar al cuerpo a producir más glóbulos blancos y así reducir la probabilidad de infección. También se administran antibióticos al primer signo de una infección, tal como una fiebre.

Si su cuenta de glóbulos blancos es muy baja durante el tratamiento, usted puede ayudar a reducir su riesgo de infecciones limitando cuidadosamente la exposición a gérmenes. Durante este tiempo, su médico puede recomendarle que:

  • Se lave frecuentemente las manos.
  • Evite las frutas y los vegetales frescos y crudos, así como otros alimentos, pues pueden portar gérmenes.
  • Evite flores frescas y plantas porque pueden portar moho.
  • Se asegure de que otras personas se laven las manos antes de tener contacto con usted.
  • Evite los lugares donde acudan muchas personas y las personas que están enfermas.

Si sus plaquetas están muy bajas, se le pueden administrar medicamentos o transfusiones de plaquetas para ayudar a evitar el sangrado. De igual forma, el cansancio causado por la anemia (recuentos muy bajos de glóbulos rojos) se puede tratar con medicamentos o con transfusiones de glóbulos rojos.

Efectos secundarios tardíos o a largo plazo: algunos medicamentos de quimioterapia pueden causar efectos secundarios a largo plazo, algunos de los cuales puede que no aparezcan hasta meses o años después de terminar el tratamiento. Por ejemplo:

  • La doxorrubicina puede causar daño cardiaco, de modo que su médico puede ordenar un examen para verificar su función cardiaca antes y durante el tratamiento con este medicamento.
  • La bleomicina puede causar daño a los pulmones. Por esta razón, algunos médicos ordenan pruebas de la función pulmonar antes de comenzar este medicamento.
  • Algunos medicamentos de quimioterapia pueden aumentar el riesgo de un segundo tipo de cáncer posteriormente, incluyendo leucemia, especialmente en pacientes que también reciben radioterapia.
  • En niños y jóvenes adultos, algunos medicamentos de quimioterapia también pueden afectar el crecimiento corporal y la fertilidad (capacidad para tener hijos) en el futuro.

Los efectos a largo plazo se discuten con más detalles en la sección “¿Qué sucede después del tratamiento de la enfermedad de Hodgkin?”.

Antes de comenzar quimioterapia, pídale a su médico que le explique todos los efectos secundarios posibles y sus probabilidades de padecerlos. Si desea más información sobre un medicamento que está usando en su tratamiento o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, lea Guide to Cancer Drugs, o nos puede llamar con los nombres de los medicamentos.

Para más información sobre quimioterapia, lea nuestro documento Quimioterapia: una guía para pacientes y sus familias.


Fecha de última actualización: 09/02/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/02/2014