Enfermedad de Hodgkin

+ -Text Size

Tratamiento contra el Enfermedad de Hodgkin TEMAS

La enfermedad de Hodgkin en mujeres embarazadas

Si una mujer embarazada padece la enfermedad de Hodgkin, las opciones de tratamiento dependen de varios factores. La mujer y sus médicos tienen que tomar en cuenta la extensión del cáncer, cuán rápidamente está creciendo, cuán avanzado está el embarazo, y las preferencias personas de la mujer.

Si el cáncer se diagnostica durante la segunda mitad del embarazo y no está causando problemas, a menudo una mujer puede esperar hasta que el bebé nazca (algunas veces al inducir el parto varias semanas antes) para comenzar el tratamiento. Ésta es la solución más segura para el bebé.

Si la enfermedad Hodgkin requiere tratamiento durante el embarazo, se puede administrar quimioterapia con uno o varios medicamentos, según las circunstancias. Si es posible, esto se pospone hasta después del embarazo (usualmente después del primer trimestre, cuando los órganos del bebé están totalmente formados).

Debido a inquietudes sobre los efectos a largo plazo al feto, la radiación a menudo no se administra. Sin embargo, varios estudios sugieren que mientras se tomen precauciones muy cuidadosas para dirigir la radiación con precisión, se limite la dosis, y se proteja al bebé, las mujeres embarazadas que tengan la enfermedad de Hodgkin en ganglios linfáticos en el cuello, el área debajo del brazo, o dentro del tórax pueden recibir este tratamiento con poco o sin riesgo aparente al bebé.

La necesidad de evitar la radiación también limita los estudios por imágenes que se pueden usar para ayudar a determinar la etapa (extensión) del linfoma o para saber si el tratamiento es eficaz. La CT, la PET y las radiografías usan radiación de modo que estos estudios por imágenes se evitan lo más posible. En lugar de estos estudios, a menudo se pueden usar la MRI y la ecografía (ultrasonido).


Fecha de última actualización: 09/02/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/02/2014