Enfermedad de Hodgkin

+ -Text Size

¿Qué es Enfermedad de Hodgkin? TEMAS

¿Qué es la enfermedad de Hodgkin?

La enfermedad de Hodgkin (linfoma Hodgkin) es un tipo de linfoma, un cáncer que se origina en los glóbulos blancos, llamados linfocitos. Los linfocitos son parte del sistema inmunológico del organismo. Existen dos clases de linfomas:

  • La enfermedad de Hodgkin (el Dr. Thomas Hodgkin fue el primero en identificar esta enfermedad).
  • Linfoma no Hodgkin.

Estos dos tipos principales de linfomas son diferentes en cuento a cómo se comportan, se propagan y responden al tratamiento, de modo que es importante diferenciarlos. Por lo general, los médicos pueden diferenciarlos al observar las células cancerosas con un microscopio o mediante el uso de pruebas sensibles de laboratorio.

Tanto los niños como los adultos pueden padecer enfermedad de Hodgkin. En este documento se provee información sobre el tratamiento en ambos grupos.

Para información sobre el linfoma no Hodgkin, lea nuestro documento Linfoma no Hodgkin.

El sistema linfático y el tejido linfático

Para entender qué es la enfermedad Hodgkin, resulta útil entender un poco sobre el sistema linfático del cuerpo.

El sistema linfático es parte del sistema inmunológico del cuerpo, lo que ayuda a combatir infecciones y algunas otras enfermedades. También ayuda a los fluidos a moverse alrededor del cuerpo. El sistema linfático está compuesto principalmente de:

  • Tejido linfático: comprende los ganglios linfáticos y los órganos relacionados (vea información más adelante) que forman parte del sistema inmunológico y del sistema productor de sangre del cuerpo.
  • Linfa: un líquido claro que se desplaza a través del sistema linfático, llevando productos de desecho y exceso de líquido de los tejidos, así como linfocitos y otras células del sistema inmunológico.
  • Vasos linfáticos: pequeños tumores, similares a vasos sanguíneos, por los cuales la linfa se desplaza a diferentes partes del sistema linfático.

Linfocitos

El tejido linfático está compuesto de células llamadas linfocitos, un tipo de glóbulos blancos que combaten las infecciones. Existen dos tipos principales de linfocitos: linfocitos B (células B) y linfocitos T (células T). Las células T y las células B normales realizan diferentes tareas.

  • Los linfocitos B: las células B ayudan a proteger el cuerpo contra los gérmenes (bacterias y virus) al madurar para formar células plasmáticas, que producen anticuerpos (proteínas inmunológicas. Estos anticuerpos se adhieren a los gérmenes, marcándolos para destruirlos. Casi todos los casos de enfermedad Hodgkin comienzan en los linfocitos B.
  • Los linfocitos T: existen varios tipos de células T, cada una de ellas con una función especial. Algunas células T pueden destruir directamente a ciertas clases de bacteria o células infectadas con virus u hongos. Otros tipos de células T desempeñan una función al reforzar o desacelerar las actividades de otras células del sistema inmunológico.

Órganos que tienen tejido linfático

Debido a que el tejido linfático se encuentra en muchas partes del cuerpo, la enfermedad Hodgkin puede originarse en casi todas las partes del cuerpo. Las principales localizaciones de tejido linfático son:

Ganglios linfáticos: los ganglios linfáticos son grupos de linfocitos y otras células del sistema inmunológico que tienen el tamaño de un fríjol y que se encuentran por todo el cuerpo, incluyendo el interior del pecho, el abdomen y la pelvis. Algunas veces se pueden palpar debajo de la piel en el cuello, debajo de los brazos y en la ingle. Los ganglios linfáticos están conectados entre sí por un sistema de vasos linfáticos.

Los ganglios linfáticos se agrandan cuando combaten una infección. Los ganglios linfáticos que crecen en reacción a las infecciones se denominan ganglios reactivos o ganglios hiperplásicos. A menudo, estos ganglios duelen al ser tocados. Una persona que tiene la garganta irritada o resfriado puede presentar ganglios linfáticos agrandados en el cuello. Un ganglio linfático agrandado no siempre es una señal de un problema grave, aunque puede ser señal de enfermedad de Hodgkin. Consulte la sección “¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Hodgkin?” para más información.

Bazo: el bazo es un órgano que se encuentra por debajo de la parte inferior de las costillas en el lado izquierdo del cuerpo. El bazo produce linfocitos y otras células del sistema inmunológico para ayudar a combatir las infecciones. También almacena células sanas de la sangre y sirve como un filtro para eliminar células dañadas de la sangre, bacterias y desechos celulares.

Médula ósea: la médula ósea es el tejido esponjoso situado dentro de ciertos huesos, lugar donde se producen los nuevos glóbulos blancos (incluyendo algunos linfocitos), glóbulos rojos y plaquetas.

Timo: el timo es un órgano pequeño se encuentra detrás de la parte superior del esternón y frente al corazón. Tiene una función importante en el desarrollo de linfocitos T.

Tracto digestivo: la parte trasera de la garganta (amígdalas y glándulas adenoides), el estómago, los intestinos, y muchos otros órganos, también contienen tejido linfático.

Comienzo y propagación de la enfermedad Hodgkin

Debido a que el tejido linfático se encuentra en muchas partes del cuerpo, la enfermedad Hodgkin puede originarse en casi todas las partes del cuerpo. Con más frecuencia, se origina en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo. Las localizaciones más frecuentes son el tórax, el cuello o debajo de los brazos.

Con más frecuencia, la enfermedad de Hodgkin se propaga por los vasos linfáticos de manera escalonada de ganglio a ganglio. Pocas veces, y en un curso tardío de la enfermedad, puede invadir el torrente sanguíneo y propagarse a otras partes del cuerpo, incluyendo el hígado, los pulmones y/o la médula ósea.

La célula de la enfermedad Hodgkin

A las células cancerosas de la mayoría de los casos de enfermedad de Hodgkin se les denomina células de Reed-Sternberg, apellidos de los dos médicos que las describieron por primera vez. Por lo general, estas células son un tipo anormal de linfocitos B. Bajo el microscopio, las células Reed-Sternberg se ven mucho más grandes que los linfocitos normales, y también se ven diferentes a las células de los linfomas no Hodgkin y a las de otros cánceres.

En la enfermedad de Hodgkin, los ganglios linfáticos agrandados usualmente tienen un pequeño número de células Reed-Sternberg y un gran número de células inmunológicas normales circundantes. Son principalmente estas otras células inmunológicas las que ocasionan la inflamación de los ganglios linfáticos.

Tipos de enfermedad Hodgkin

Los diferentes tipos de enfermedad de Hodgkin son clasificados según la apariencia en un microscopio. La clasificación es importante debido a que los tipos de enfermedad de Hodgkin pueden crecer y propagarse de una manera diferente y puede ser tratado de forma distinta. Los dos tipos principales son:

  • Enfermedad de Hodgkin clásica (la cual tiene varios subtipos).
  • Enfermedad de Hodgkin con predominio linfocitario nodular.

Todos los tipos de enfermedad de Hodgkin son malignos (cancerosos) porque, a medida que crecen, pueden invadir y destruir el tejido normal, e incluso propagarse a otros tejidos. No existe ninguna forma de enfermedad de Hodgkin que sea benigna (no cancerosa).

Enfermedad de Hodgkin clásica

La enfermedad de Hodgkin clásica representa alrededor del 95% de todos los casos de enfermedad de Hodgkin en los países desarrollados. Tiene cuatro sub-tipos, los cuales todos tienen la apariencia clásica de células Reed-Sternburg.

Enfermedad de Hodgkin con esclerosis nodular: éste es el tipo más común de enfermedad Hodgkin en los países en desarrollo, representando alrededor del 60 al 80% de los casos. Se presenta principalmente en las personas jóvenes tanto en hombres como en mujeres. Tiende a originarse en los ganglios linfáticos del cuello o el tórax. Bajo un microscopio, los ganglios linfáticos contienen bandas fibrosas que entrecruzan el ganglio y rodea los ganglios anormales del tejido linfático.

Enfermedad de Hodgkin con celularidad mixta: éste es el segundo tipo más común (15% al 30%) y se presenta principalmente en adultos de edad avanzada. Puede originarse en cualquier ganglio linfático, aunque ocurre con más frecuencia en la mitad superior del cuerpo. A través del microscopio, muchas clases diferentes de células pueden ser vistas, incluyendo las células Reed-Sternberg y las células normales del sistema inmunológico.

Enfermedad de Hodgkin con predominio linfocitario: este subtipo representa el 5% de los casos de enfermedad de Hodgkin. Por lo general, se presenta en la mitad superior del cuerpo, y rara vez se encuentra en más de unos cuantos ganglios linfáticos. Cuando es observado con un microscopio, se parece mucho a la enfermedad de Hodgkin con celularidad mixta, excepto que la mayoría de las células son linfocitos pequeños.

Enfermedad de Hodgkin con depleción linfocitaria: ésta es la forma menos común de enfermedad de Hodgkin, representando menos de 1% de los casos. Se presenta principalmente en personas de edad avanzada. Esta enfermedad es muy probable que sea avanzada al momento de detectarla, afectando a los ganglios linfáticos del abdomen, el bazo, el hígado y la médula ósea. Cuando se observa con un microscopio, se encuentran pocos linfocitos normales u otras células del sistema inmunológico, y muchas células Reed-Sternberg.

Enfermedad de Hodgkin con predominio linfocitario nodular

La enfermedad de Hodgkin con predominio linfocitario nodular representa alrededor del 5% de la enfermedad de Hodgkin. Puede presentase a cualquier edad, y es más común en los hombres que en las mujeres. Este tipo afecta usualmente a los ganglios linfáticos en el cuello y debajo del brazo. Contiene células grandes, llamadas a menudo células popcorn (ya que lucen como palomitas de maíz), las cuales son variantes de las células Reed-Sternberg. Bajo el microscopio, se observa un patrón de láminas de linfocitos agrupadas en ganglios.


Fecha de última actualización: 03/05/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/10/2014