Leucemia en niños

+ -Text Size

Después del tratamiento TEMAS

¿Qué sucede después del tratamiento de la leucemia en niños?

Durante y después del tratamiento de la leucemia en niños, las principales preocupaciones de la mayoría de los familiares son los efectos a corto y a largo plazo de la leucemia y su tratamiento, así como inquietudes sobre el regreso de la leucemia.

Resulta ciertamente normal querer olvidar la leucemia y su tratamiento y regresar a una vida que no gire alrededor del cáncer. Sin embargo, es importante entender que la atención de seguimiento es una parte central de este proceso que le ofrece a su hijo la mejor probabilidad de recuperación y supervivencia a largo plazo.

Exámenes de seguimiento

Durante varios años, después de finalizar el tratamiento, los exámenes de seguimiento regulares serán muy importantes. Los médicos vigilarán posibles signos de leucemia y efectos secundarios a corto y largo plazo del tratamiento.

Por lo general, las revisiones médicas incluyen exámenes físicos minuciosos, pruebas de laboratorio y, algunas veces, estudios por imágenes. Estas revisiones generales usualmente se harán cada mes durante el primer año, y luego con menos frecuencia durante al menos 5 años después de la terapia. Después de ese periodo de tiempo, la mayoría de los niños visitan a sus médicos al menos cada año para una revisión médica.

Si la leucemia regresa, con más frecuencia será mientras el niño aún recibe tratamiento o en el lapso de aproximadamente un año después de completar el tratamiento. Es poco usual la recurrencia de una leucemia aguda (ALL o AML) si no hay signos de la enfermedad dentro de los próximos 2 años.

Un beneficio de las visitas médicas de seguimiento es que le da a usted una oportunidad para discutir las preguntas y preocupaciones que puedan surgir durante y después de la recuperación de su hijo. Por ejemplo, casi todos los tratamientos contra el cáncer tienen efectos secundarios. Algunos desaparecen poco después del tratamiento, pero otros pueden durar mucho tiempo, o incluso podrían aparecer hasta años después. Es importante que informe inmediatamente a su médico cualquier síntoma nuevo, para que se pueda encontrar su causa y tratarla, si es necesario.

Informes médicos importantes

Aunque usted quiera olvidar tanto como sea posible su experiencia una vez que finalice el tratamiento, resulta importante que durante este tiempo guarde los informes importantes del cuidado médico de su hijo. Esto puede ser muy útil más adelante a medida que su hijo cambie de médicos. La recopilación de los detalles durante o poco después del tratamiento puede ser más fácil que tratar de obtenerlos en algún momento en el futuro. Asegúrese de que los doctores tengan la siguiente información (y siempre guarde copias para usted):

  • Una copia de los informes de patología de cualquier biopsia o cirugía.
  • Si su hijo se sometió a cirugía, una copia del informe del procedimiento
  • Si su hijo fue hospitalizado, copias de los resúmenes al alta que los médicos prepararon cuando enviaron a su hijo a la casa.
  • Una lista de las dosis finales de cada medicamento quimioterapéutico o de otro medicamento que su hijo haya recibido. (Ciertos medicamentos tienen efectos secundarios a largo plazo específicos).
  • Si se administró radioterapia, un resumen del tipo y dosis de radiación, así como el momento y el lugar en donde se administró.
  • Los nombres y la información de contacto de los médicos que trataron la leucemia de su hijo.

También es muy importante mantener la cobertura de seguro médico. Los estudios y las consultas médicas son costosos, y aunque nadie quiere pensar en el regreso de la leucemia, esto podría pasar.


Fecha de última actualización: 05/12/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/12/2015