Leucemia en niños

+ -Text Size

Tratamiento contra el Leucemia en niños TEMAS

Quimioterapia para la leucemia en niños

La quimioterapia (quimio) es el tratamiento principal para casi todas las leucemias infantiles. Este tratamiento consiste en medicamentos contra el cáncer que se administran en una vena, en un músculo, en el líquido cerebroespinal (CSF) o que se toma en forma de pastillas. Excepto cuando se administran en el CSF, estos medicamentos de quimioterapia entran en el torrente sanguíneo y alcanzan todas las áreas del cuerpo, haciendo que este tratamiento sea muy útil para los tipos de cáncer tales como la leucemia.

El tratamiento de la leucemia usa combinaciones de varios medicamentos de quimioterapia. Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con cada período de tratamiento seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. En general, el tratamiento de la leucemia mieloide aguda (AML) usa dosis mayores de quimioterapia durante un periodo de tiempo más corto (usualmente menos de un año), y el tratamiento de la leucemia linfocítica aguda (ALL) utiliza dosis menores de quimioterapia durante un periodo de tiempo más prolongado (usualmente de 2 a 3 años).

Algunos de los medicamentos usados para tratar la leucemia en niños incluyen:

  • Vincristina (Oncovin)
  • Daunorubicina, también conocida como daunomicina (Cerubidina).
  • Doxorrubicina (Adriamicina).
  • Citarabina, también conocida como arabinósido de citosina o ara-C (Citosar).
  • L-asparaginasa (Elspar), PEG-L-asparaginasa (pegaspargasa, Oncaspar).
  • Etopósido (VePesid, otros).
  • Tenipósido (Vumon).
  • 6-mercaptopurina (Purinetol).
  • 6-tioguanina
  • Metotrexato
  • Mitoxantrona
  • Ciclofosfamida (Cytoxan).
  • Prednisona
  • Dexametasona (Decadron, otros).

Probablemente los niños recibirán varios de estos medicamentos en diferentes momentos durante el curso del tratamiento, pero no recibirán todos.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia atacan a las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también se pueden afectar por la quimioterapia, lo cual ocasiona los efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como de la duración del tratamiento. Estos efectos secundarios pueden incluir:

  • Caída de pelo
  • Úlceras en la boca
  • Pérdida del apetito
  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Aumento del riesgo de infecciones (debido a los bajos niveles de glóbulos blancos).
  • Formación de hematomas y sangrado fáciles (debido a la baja cuenta de plaquetas).
  • Cansancio (causado por los bajos niveles de glóbulos rojos).

Al principio los problemas con las cuentas de células sanguíneas frecuentemente son causados por la leucemia misma. Estos problemas podrían empeorar durante la primera parte del tratamiento debido a la quimioterapia, pero probablemente mejorarán conforme las células leucémicas son eliminadas y las células normales en la médula ósea se recuperan.

Los efectos secundarios descritos anteriormente suelen desaparecer cuando finaliza el tratamiento. Frecuentemente existen maneras de reducir estos efectos secundarios. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Se pueden administrar otros medicamentos conocidos como factores de crecimiento para ayudar a mantener más altas las cuentas de células sanguíneas.

El síndrome de lisis tumoral es otro efecto secundario posible de la quimioterapia. Puede ocurrir en pacientes que tienen un gran número de células leucémicas en el cuerpo antes del tratamiento. Cuando la quimioterapia mata las células leucémicas, éstas se rompen y liberan sus contenidos al torrente sanguíneo. Esto puede afectar a los riñones, los cuales no pueden eliminar todas estas sustancias al mismo tiempo. El exceso de ciertos minerales también puede afectar el corazón y el sistema nervioso. Este problema puede evitarse asegurándose de que el niño tome muchos líquidos durante el tratamiento y administrando ciertos medicamentos como bicarbonato, alopurinol y rasburicasa, que ayudan al cuerpo a eliminar estas sustancias.

Algunos medicamentos de quimioterapia también causan efectos secundarios específicos que no se incluyeron en la lista anterior. Asegúrese de preguntar al médico o enfermera de su hijo sobre cualquier efecto secundario específico al que usted debe estar atento y sobre lo que puede hacer para ayudar a reducir estos efectos secundarios.

La quimioterapia administrada directamente al líquido cefalorraquídeo (CSF) que rodea el cerebro y la médula espinal (conocida como quimioterapia intratecal) puede causar también efectos secundarios, aunque éstos no son comunes. La quimioterapia intratecal puede causar dificultad para pensar o incluso convulsiones en algunos niños.

La quimioterapia puede ocasionar algunos efectos secundarios a largo plazo. Estos efectos se discuten en la sección “¿Qué sucede después del tratamiento contra la leucemia en niños?”.

Para más información sobre quimioterapia, lea nuestro artículo titulado Una guía sobre quimioterapia.


Fecha de última actualización: 05/12/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/12/2015