Leucemia en niños

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Leucemia en niños? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento de la leucemia en niños?

Los investigadores ahora están estudiando las causas, diagnóstico, y tratamiento de la leucemia en muchos centros médicos, hospitales universitarios y otras instituciones.

Genética

Como se indica en la sección “¿Sabemos qué causa la leucemia en niños?”, los científicos están realizando avances en el entendimiento de cómo los cambios en el ADN del interior de las células madre de la médula ósea pueden causar que se conviertan en células leucémicas. El entendimiento de estos cambios genéticos (como translocaciones o cromosomas adicionales) puede ayudar a explicar por qué estas células podrían crecer incontrolablemente y por qué no se pueden desarrollar en células normales y maduras. Actualmente, los médicos buscan cómo usar estos cambios para ayudarles a determinar el pronóstico de los niños y si éstos deben recibir más o menos tratamiento intensivo.

Este progreso ha dado como resultado pruebas mucho mejores y más sensibles para detectar células leucémicas en muestras de sangre o de médula ósea. Por ejemplo, la prueba de la reacción en cadena de la polimerasa puede identificar números muy pequeños de células leucémicas basándose en sus translocaciones cromosómicas u otros rearreglos genéticos. Esta prueba es útil para determinar qué tan completamente el tratamiento ha destruido la leucemia, y si ocurrirá una recurrencia si no se administra más tratamiento.

Estudios clínicos

La mayoría de los niños reciben tratamiento de la leucemia en los centros médicos principales, en los que el tratamiento frecuentemente involucra la participación en estudios clínicos para proporcionarles la atención más actualizada. En los estudios clínicos se están estudiando varias preguntas importantes, como las siguientes:

  • ¿Por qué algunos niños con leucemia linfocítica aguda (ALL) experimentan la recurrencia de la enfermedad después del tratamiento y cómo se puede prevenir esto?
  • ¿Existen otros factores de pronóstico que ayuden a identificar cuáles niños necesitan más o menos tratamiento intensivo?
  • ¿Puede revertirse la resistencia a los medicamentos de quimioterapia en la leucemia mieloide aguda (AML)?
  • ¿Existen mejores medicamentos o combinaciones de medicamentos para tratar los diferentes tipos de leucemia en niños?
  • ¿Cuándo exactamente se debe usar un trasplante de células madre para tratar leucemia?
  • ¿Qué tan eficaces son los trasplantes de células madre en niños que no tienen un hermano o hermana con un tipo de tejido compatible?
  • ¿Puede un segundo trasplante de células madre ayudar a los niños que experimentan una recurrencia después de un primer trasplante de células madre?
  • ¿Cuáles son los mejores métodos de tratamiento para los niños que tienen los tipos de leucemia menos comunes, como la leucemia mielomonocítica juvenil (JMML) y la leucemia mieloide crónica (CML)?

Inmunoterapia para el tratamiento de la leucemia en niños

Las inmunoterapias son tratamientos que estimulan el sistema inmunológico de un niño para ayudar a combatir la leucemia. Algunos tipos de inmunoterapia han demostrado ser muy promisorios en el tratamiento de la ALL, incluso cuando otros tratamientos ya no eficaces.

Terapia de células T con receptores antigénicos quiméricos (CAR)

En este tratamiento, las células inmunes llamadas células T se extraen de la sangre del niño y se alteran genéticamente en el laboratorio para que tengan receptores específicos (llamados receptores antigénicos quiméricos o CARs) en sus superficies. Estos receptores se pueden adherir a las proteínas de la superficie de las células de leucemia. Se multiplican las células T en el laboratorio y se administran nuevamente en la sangre del niño para que puedan buscar a las células leucémicas y lancen un ataque inmune preciso contra ellas.

Esta técnica ha demostrado resultados muy prometedores en los primeros estudios clínicos realizados contra algunos tipos de ALL avanzados y difíciles de tratar. En muchos niños la leucemia ya no podría detectarse después del tratamiento, aunque aún no está claro si estos niños se han curado.

Algunos niños han tenido graves efectos secundarios a causa de este tratamiento, incluyendo fiebres muy altas y presión arterial peligrosamente baja en los días después de administrarlo. Los médicos están aprendiendo cómo controlar estos efectos secundarios.

Los médicos todavía están mejorando la forma en que producen las células T y están aprendiendo las mejores maneras de usarlas. La terapia de células T CAR sólo está disponible en estudios clínicos de unos cuantos centros médicos importantes en este momento.

Terapia de anticuerpo monoclonal

Los anticuerpos son proteínas que el sistema inmunológico del cuerpo produce para ayudar a combatir las infecciones. Las versiones artificiales, llamadas anticuerpos monoclonales, pueden ser diseñadas para atacar a un blanco específico, tal como una proteína en la superficie de las células leucémicas.

Un ejemplo es blinatumomab (Blincyto), un tipo especial de anticuerpo monoclonal que se puede adherir a dos proteínas diferentes al mismo tiempo. Una parte de blinatumomab se une a una proteína que se encuentra en las células B (las células que se convierten en células de leucemia en la mayoría de los casos de ALL). Otra parte del anticuerpo se une a una proteína sobre las células inmunes llamadas células T. Al unirse a ambas de estas proteínas, este medicamento junta a las células leucémicas y a las células inmunes, lo que se cree provoca que el sistema inmunológico ataque a las células cancerosas. Los resultados iniciales con este medicamento contra la ALL de células B han sido prometedores, aunque hasta el momento se ha estudiado más en adultos que en niños.


Fecha de última actualización: 05/12/2015
Fecha de último cambio o revisión: 05/12/2015