Leucemia linfocítica aguda (adultos)

+ -Text Size

Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

Signos y síntomas de la leucemia linfocítica aguda

La leucemia linfocítica aguda puede causar muchos señales y síntomas diferentes. La mayoría de ellos se presenta en todos los tipos de ALL, pero algunos son más comunes en ciertos subtipos.

Problemas causados por bajos recuentos sanguíneos

La mayoría de las señales y los síntomas de la ALL son el resultado de carencias de células sanguíneas normales, lo que sucede cuando las células leucémicas desplazan las células productoras de sangre normales en la médula ósea. Estas carencias se manifiestan en las pruebas de sangre, pero también pueden causar síntomas, incluyendo:

  • Sensación de cansancio
  • Debilidad
  • Mareo o aturdimiento
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Infecciones que no desaparecen o que recurren
  • Sufrir moretones fácilmente
  • Sangrado, como sangrado frecuente o grave de las encías o de la nariz

Síntomas generales

Los pacientes con ALL con frecuencia también presentan varios síntomas no específicos que pueden incluir:

  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Cansancio
  • Pérdida del apetito

Por supuesto, estos síntomas no sólo son causados por la ALL, y con más frecuencia son causados por otra afección que no es leucemia.

Inflamación en el abdomen

Las células leucémicas se pueden acumular en el hígado y el bazo y causar que estos órganos aumenten de tamaño. Esto puede notarse como llenura o inflamación del abdomen o sentirse lleno después de comer solo una pequeña cantidad de alimentos. Generalmente las costillas inferiores cubren estos órganos, pero cuando están agrandados es posible que el médico los sienta.

Inflamación de los ganglios linfáticos

La ALL que se propaga a los ganglios linfáticos que están cerca de la superficie del cuerpo (tal como a los lados del cuello, en la ingle, o en áreas de las axilas), se pueden notar como masas debajo de la piel. También puede ocurrir inflamación de los ganglios linfáticos que se encuentran en el interior del pecho o del abdomen, pero ésta sólo puede detectarse mediante estudios por imágenes, como CT o MRI.

Dolor de huesos o de articulaciones

Algunas veces las células de leucemia se acumulan cerca de la superficie de los huesos o dentro de las articulaciones y esto causa dolor en los huesos o las articulaciones.

Propagación a otros órganos

Con menos frecuencia, la ALL se puede propagar a otros órganos.

  • Si la ALL se propaga al cerebro y a la médula espinal puede causar dolores de cabeza, debilidad, convulsiones, vómitos, problemas de equilibrio, adormecimiento facial o visión borrosa.
  • La ALL se puede propagar a la cavidad torácica, donde puede causar acumulación de líquido y problemas para respirar.
  • En raras ocasiones, la ALL se puede propagar a la piel, ojos, testículos, riñones u otros órganos.

Síntomas a causa de timo agrandado

El subtipo de células T de la ALL con frecuencia afecta al timo, que es un pequeño órgano ubicado en medio del pecho, detrás del esternón (hueso torácico) y enfrente de la tráquea. El timo inflamado puede comprimir la tráquea, causando tos o dificultad para respirar.

La vena cava superior (superior vena cava, SVC), una vena grande que transporta sangre desde la cabeza y los brazos de regreso al corazón, pasa cerca del timo. Si el timo está agrandado, puede presionar la SVC causando que la sangre “retroceda” en las venas. A esto se le llama síndrome de la SVC, y puede causar inflamación en el rostro, cuello, brazos y la parte superior del tórax (algunas veces con una coloración roja azulada). También puede causar dolores de cabeza, mareos y, si afecta el cerebro, un cambio en el conocimiento. Este síndrome puede ser potencialmente mortal y requiere tratamiento inmediato.


Fecha de última actualización: 12/15/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/15/2014