Leucemia linfocítica aguda (adultos)

+ -Text Size

Tratamiento contra el Leucemia linfocítica aguda (adultos) TEMAS

¿Qué sucede si la leucemia no responde o regresa después del tratamiento?

Si la leucemia es refractaria, esto es, si no desaparece con el primer tratamiento (lo cual sucede en aproximadamente 10 a 20% de los pacientes), entonces se pueden tratar dosis más intensivas o medicamentos nuevos, aunque es menos probable que surtan efecto. El blinatumomab (Blinocyt) puede ser una opción para pacientes con ALL de células B. Se puede intentar un trasplante de células madre si la leucemia se puede poner al menos en remisión parcial. También se pueden considerar estudios clínicos de nuevos métodos de tratamiento.

Si la leucemia entra en remisión con un tratamiento inicial, pero luego regresa (recurre), con mayor frecuencia lo hará en la médula ósea y la sangre. Ocasionalmente, el cerebro o el líquido cefalorraquídeo será el primer lugar donde recurran.

En estos casos, algunas veces es posible poner la leucemia en remisión otra vez con más quimioterapia, aunque es posible que esta remisión no dure. El método de tratamiento puede depender de lo pronto que recurra la leucemia después del primer tratamiento. Si la recaída ocurre después de un intervalo prolongado, se puede usar el mismo tratamiento o uno similar para tratar una segunda remisión. Si el intervalo de tiempo es corto, puede que se necesite una quimioterapia más agresiva con otros medicamentos. El blinatumomab (Blinocyt) puede ser una opción para pacientes con ALL de células B.

Los pacientes con leucemia linfocítica aguda con el cromosoma Filadelfia que tomaron algún medicamento dirigido como imatinib (Gleevec) a menudo se les cambia a otro medicamento dirigido.

Para pacientes con leucemia de células T, el medicamento quimioterapéutico nelarabina (Arranon®) pudiera ser útil.

Si se puede lograr una segunda remisión, la mayoría de los médicos recomendarán algún tipo de trasplante de células madre, si es posible.

Si la leucemia no desaparece o continúa recurriendo, eventualmente el tratamiento con quimioterapia no será muy útil. Si un trasplante de células madre no es una opción, el paciente puede considerar participar en un estudio clínico de tratamientos más nuevos.

Tratamiento paliativo

En algún punto, puede que sea evidente que es extremadamente poco probable curar la leucemia con tratamiento adicional, incluso estudios clínicos. En este momento, el enfoque del tratamiento puede cambiar para controlar los síntomas causados por la leucemia, en lugar de tratar de curar la leucemia. A esto se le puede llamar tratamiento paliativo o atención de apoyo. Por ejemplo, el médico puede recomendar una terapia menos intensiva para tratar de retrasar el crecimiento de la leucemia en lugar de tratar de curarla.

A medida que la leucemia crece en la médula ósea puede causar dolor. Es importante que usted esté tan cómodo como sea posible. Los tratamientos que pueden ser útiles incluyen radiación y medicinas apropiadas contra el dolor. Si las medicinas como aspirina e ibuprofeno no ayudan, medicamentos opiáceos más fuertes como la morfina pueden ser útiles.

Los otros síntomas comunes de la leucemia son recuentos sanguíneos bajos y cansancio. Se pueden necesitar medicinas o transfusiones de sangre para ayudar a corregir estos problemas. Las náuseas y la pérdida del apetito se pueden tratar con medicamentos y complementos alimenticios altos en calorías. Pueden ocurrir infecciones que se pueden tratar con antibióticos.

Para obtener más información sobre el tratamiento paliativo, lea la sección “¿Qué ocurre si el tratamiento de la leucemia linfocítica aguda deja de surtir efecto?”.


Fecha de última actualización: 12/15/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/15/2014