Leucemia linfocítica aguda (adultos)

+ -Text Size

Tratamiento contra el Leucemia linfocítica aguda (adultos) TEMAS

Cirugía para la leucemia linfocítica aguda

La cirugía tiene una función muy limitada en el tratamiento de leucemia linfocítica aguda (ALL). Como las células leucémicas se propagan ampliamente por toda la médula ósea y a muchos otros órganos a través de la sangre, no es posible curar este tipo de cáncer con cirugía. Además de una posible biopsia de los ganglios linfáticos, la cirugía raramente tiene ningún papel, ni siquiera en el diagnóstico de la ALL, ya que un aspirado y una biopsia de médula ósea usualmente diagnostican la leucemia.

Con frecuencia, antes de que comience la quimioterapia (quimio) se necesita una cirugía para introducir un pequeño tubo de plástico, llamado catéter venoso central o dispositivo de acceso venoso (venous access device, VAD) en una vena grande. El extremo del tubo se encuentra inmediatamente debajo de la piel o sale ligeramente del área del pecho o de la sección superior del brazo. El VAD se deja en el área durante el tratamiento para administrar medicamentos intravenosos (IV) como los medicamentos de la quimioterapia y tomar muestras de sangre. Esto reduce el número de pinchazos de aguja necesarios durante el tratamiento. Es muy importante aprender cómo cuidar el dispositivo para evitar que se infecte.

Reservorio de Ommaya

Administrar quimioterapia directamente en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (líquido cefalorraquídeo o CSF, siglas en inglés) es a menudo parte del tratamiento de la leucemia linfocítica aguda (ALL). En este tratamiento, conocido como quimioterapia intratecal, los medicamentos se puede administrar a través de una punción lumbar (espinal) o a través de un reservorio de Ommaya. Un reservorio Ommaya es un dispositivo en forma de cúpula adherido a un catéter. La parte de la cúpula se coloca debajo de la piel del cuero cabelludo mientras el catéter se pasa a través de un orificio en el cráneo y hacia una de las cavidades del cerebro (un ventrículo). La quimioterapia intratecal se puede administrar mediante la colocación de una aguja a través de la piel y hacia la cúpula. La quimio se pasa por el catéter y se dirige al líquido cefalorraquídeo en el ventrículo. El líquido cefalorraquídeo en el ventrículo circula a través de otros ventrículos y hacia el área que rodea el cerebro y la médula espinal. Un reservorio Ommaya le permite recibir quimio intratecal sin tener que repetir punciones espinales. El líquido cefalorraquídeo también se puede extraer del reservorio Ommaya para determinar la presencia de células leucémicas y signos de infección (en lugar de una punción espinal).


Fecha de última actualización: 12/15/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/15/2014