Leucemia linfocítica aguda (adultos)

+ -Text Size

Tratamiento contra el Leucemia linfocítica aguda (adultos) TEMAS

Terapia dirigida para la leucemia linfocítica aguda

En los últimos años, se han elaborado nuevos medicamentos dirigidos a partes específicas de las células cancerosas. Estos medicamentos funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. Generalmente originan diferentes efectos secundarios y suelen ser menos severos. Con frecuencia, a estos medicamentos se les conoce como terapia dirigida. Algunos de estos medicamentos pueden ser útiles en ciertos casos de leucemia linfocítica aguda (ALL).

Aproximadamente uno de cada cuatro pacientes adultos con ALL tienen células leucémicas con el cromosoma Filadelfia. Este es un cromosoma anómalo formado por el intercambio de sustancias entre los cromosomas 9 y 22. Esto forma un nuevo gen llamado BCR-ABL. El cromosoma Filadelfia y el gen BCR-ABL también se encuentran en las células de una leucemia diferente (leucemia mieloide crónica, CML). Las células con el gen BCR-ABL producen una proteína anormal que fomenta el crecimiento celular. Se han desarrollado medicamentos para atacar esta proteína. Estos medicamentos se llaman inhibidores de tirosina quinasa (o TKIs) e incluyen imatinib (Gleevec®), dasatinib (Sprycel®), nilotinib (Tasigna®), bosutinib (Bosulif®) y ponatinib (Iclusig®). Aunque estos medicamentos fueron originalmente destinados para el tratamiento de la leucemia mieloide crónica, se ha observado que algunos de ellos son útiles en el tratamiento de pacientes con leucemia linfocítica aguda que presenta el cromosoma Filadelfia.

En estudios con pacientes cuyas células de ALL contienen el cromosoma Filadelfia, agregar uno de estos medicamentos de quimioterapia ayuda a que más pacientes logren estar en remisión después del tratamiento. Continuar el tratamiento con estos medicamentos también puede ayudar a evitar que la leucemia regrese.

Estos medicamentos se toman diariamente en forma de pastillas. Los efectos secundarios posibles incluyen diarrea, náuseas, dolores musculares, cansancio y erupciones en la piel, los cuales son habitualmente leves. Un efecto secundario común es la inflamación alrededor de los ojos, en las manos o en los pies. Otros efectos secundarios posibles incluyen una cuenta más baja de glóbulos rojos y de plaquetas al inicio del tratamiento. Todos estos efectos secundarios empeoran a dosis mayores que las normales del medicamento. También puede que ocurran otros efectos secundarios más graves, los cuales varían en función del medicamento empleado.

Para más información sobre los efectos secundarios de los medicamentos de terapia dirigida, consulte nuestro documento disponible en inglés Targeted Therapy.


Fecha de última actualización: 12/15/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/15/2014