Leucemia linfocítica aguda (adultos)

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Leucemia linfocítica aguda (adultos)? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento de la leucemia linfocítica aguda?

Actualmente, los investigadores están estudiando las causas, diagnóstico, atención de apoyo y tratamiento de la leucemia linfocítica aguda (ALL) en muchos centros médicos, hospitales universitarios y otras instituciones.

Genética de la leucemia

Los científicos están realizando un excelente progreso para entender cómo los cambios en el ADN de una persona pueden causar que las células normales de la médula ósea se conviertan en células leucémicas. Un mayor entendimiento de los genes (regiones del ADN) involucrados en ciertas translocaciones que ocurren con frecuencia en la ALL está proporcionando una idea de por qué estas células se convierten en células anormales. Actualmente, los médicos buscan aprender cómo usar estos cambios para ayudarles a determinar el pronóstico de una persona y si éstos deben recibir más o menos tratamiento intensivo.

Conforme se obtenga más información, también se puede utilizar en el desarrollo de nuevas terapias dirigidas contra la ALL. Medicamentos como imatinib (Gleevec) y dasatinib (Sprycel) son ejemplos de tales tratamientos. En la actualidad se usan en el tratamiento de los pacientes cuyas células leucémicas tienen el cromosoma Filadelfia.

Perfiles de expresión genética

Esta nueva técnica de laboratorio se está estudiando para ayudar a identificar y clasificar diferentes tipos de cáncer. En lugar de analizar genes sencillos, en esta prueba se utiliza una tecnología especial para examinar al mismo tiempo los patrones de muchos genes diferentes en las células del cáncer. Esto puede enriquecer la información que se obtiene en las pruebas de laboratorio actuales.

Esta información puede eventualmente permitir un tratamiento más personalizado para predecir qué medicamentos de quimioterapia probablemente sean los más eficaces para cada paciente. Además, estas pruebas se han estado usando para encontrar cambios desconocidos anteriormente en las células de la ALL para ayudar a dirigir a investigadores en el desarrollo de nuevos medicamentos.

Detección de enfermedad residual mínima

Los avances en el conocimiento de los cambios del ADN en la ALL ya han permitido el desarrollo de una prueba altamente sensible para detectar la enfermedad residual mínima después del tratamiento, cuando hay presentes tan pocas células leucémicas que no pueden ser detectadas por las pruebas de médula ósea de rutina.

La prueba de la reacción en cadena de polimerasa puede identificar las células de la ALL basándose en las translocaciones o reordenamientos de los genes. Con esta prueba se puede encontrar una célula leucémica entre miles de células normales. La prueba de la reacción en cadena de la polimerasa se puede usar para determinar qué tan completamente la quimioterapia ha destruido las células de la ALL.

Actualmente, los médicos están tratando de determinar si los pacientes con enfermedad residual mínima se beneficiarán de un tratamiento adicional o más intenso.

Mejoramiento de la quimioterapia

Actualmente se están realizando estudios para encontrar la combinación más eficaz de medicamentos de quimioterapia mientras se limitan los efectos secundarios indeseados. Esto es especialmente importante en pacientes de mayor edad, a quienes a menudo se les hace más difícil tolerar los tratamientos actuales.

También se están desarrollando y probando nuevos medicamentos de quimioterapia. Por ejemplo, la clofarabina (Clolar®) fue aprobada para tratar la ALL infantil y muestra ser promisoria en estudios preliminares de adultos con esta enfermedad. Actualmente, se están también estudiando muchos otros medicamentos.

También se están realizando estudios para determinar si los pacientes con ciertas características de pronóstico desfavorables se beneficiarían de una quimioterapia más intensiva, y si algunos pacientes que padecen ALL y tienen factores de pronóstico favorables posiblemente no necesitan tanto tratamiento.

La eficacia de la quimioterapia puede estar limitada en algunos casos debido a que las células leucémicas se pueden volver resistentes a ella. Ahora los investigadores están buscando maneras de prevenir o revertir esta resistencia usando otros medicamentos con la quimioterapia.

Trasplantes de células madre

Los científicos continúan refinando los trasplantes de células madre para tratar de aumentar su eficacia, reducir las complicaciones y determinar qué pacientes probablemente se beneficiarían con este tratamiento. Se están realizando muchos estudios para tratar de ayudar a determinar exactamente cuándo se podrían usar mejor los autotrasplantes, los alotrasplantes y los minitrasplantes.

Los médicos también están estudiando la infusión de leucocitos de donante en las personas que ya recibieron un alotrasplante y que han tenido una recaída. En esta técnica, el paciente recibe una infusión de glóbulos blancos (leucocitos) del mismo donante que contribuyó con células madre para el trasplante original. Se espera que las células refuercen el nuevo sistema inmunológico y ayuden con el efecto de injerto contra leucemia. Los resultados de los estudios preliminares son promisorios, aunque este método necesita más investigación.

Anticuerpos monoclonales

Estos medicamentos son versiones sintéticas de proteínas del sistema inmunológico (anticuerpos). Pueden ser dirigidas para que se adhieran solamente a ciertas moléculas, tal como proteínas en la superficie de ciertos linfocitos.

Algunos anticuerpos monoclonales, tal como rituximab (Rituxan) y alemtuzumab (Campath) ya se utilizan para tratar otros trastornos sanguíneos y ahora se estudian para ser usados contra la ALL. Los resultados preliminares han sido favorables, pero es demasiado pronto para tener la certeza.

En estudios preliminares, el epratuzumab, un anticuerpo más reciente, también ha demostrado ser promisorio contra la ALL. Se planea realizar estudios adicionales.

Otro enfoque consiste en añadir un medicamento de quimioterapia a un anticuerpo monoclonal. El anticuerpo sirve como dispositivo de búsqueda para llevar el medicamento de quimioterapia a la célula cancerosa. Uno de esos medicamentos, inotuzumab ozogamicina, ha mostrado ser promisorio en el tratamiento de ALL.

También se están llevando a cabo estudios de varios otros anticuerpos monoclonales para tratar la ALL.


Fecha de última actualización: 12/15/2014
Fecha de último cambio o revisión: 12/15/2014