Leucemia linfocítica crónica

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Leucemia linfocítica crónica? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica?

Se están haciendo muchos estudios de leucemia linfocítica crónica en laboratorios y estudios clínicos de todo el mundo.

Aspectos genéticos de la leucemia linfocítica crónica

Los científicos están realizando un excelente progreso para entender cómo los cambios en el ADN de una persona pueden causar que las células normales de la médula ósea se conviertan en células leucémicas. El entendimiento de los cambios en los genes (regiones del ADN) que ocurren frecuentemente en la CLL está proporcionando información sobre la causa del crecimiento tan acelerado de estas células, su larga vida y la incapacidad de convertirse en células sanguíneas normales. Los médicos también están aprendiendo cómo usar estos cambios para ayudarles a determinar el pronóstico de una persona y si éstos necesitarán recibir tratamiento.

Nuevas combinaciones de tratamiento

Ahora se utilizan muchos medicamentos diferentes para tratar la CLL. Los médicos están buscando cuáles combinaciones de estos medicamentos son más eficaces y ofrecen la mejor probabilidad de supervivencia a largo plazo con los menos efectos secundarios.

El papel que los trasplantes de células madre desempeñan en la CLL aún no está bien definido. Los médicos no están seguros qué tipo de trasplante (autólogo, alogénico o minitrasplante) puede ser más eficaz o qué tipo de medicamentos se deben usar con el trasplante. Ahora se están realizando estudios para tratar de contestar estas preguntas.

Medicamentos nuevos para la leucemia linfocítica crónica

Existen docenas de medicamentos nuevos que se están probando contra la CLL. Muchos de estos medicamentos se dirigen a partes específicas de las células cancerosas, mientras que otros son medicamentos quimioterapéuticos estándar.

El oblimersen (Genasense®) es un medicamento que se ha estado estudiando para la CLL. En estudios, administrar este medicamento junto con quimio daba más probabilidad, en comparación con la quimio sola, de causar que la CLL pasara y se quedara en remisión.

Ahora se están estudiando varios anticuerpos monoclonales (versiones sintéticas de las proteínas del sistema inmunológico) nuevos para usarse en el tratamiento de la CLL. Algunos de estos anticuerpos, tal como lumiliximab y ofatumumab, se usan para tratar de activar la respuesta del sistema inmunológico contra las células leucémicas. Se han estado probando solos o en combinación con quimioterapia.

Otros anticuerpos se unen a sustancias que pueden envenenar las células cancerosas y que se conocen como inmunotoxinas. Estas sustancias actúan como dispositivos buscadores de blancos que llevan las toxinas directamente a las células cancerosas. Una inmunotoxina conocida como BL22 ha mostrado ser bastante promisoria en el tratamiento de la leucemia de células peludas (HCL) en estudios clínicos. Actualmente, se está probando una versión más nueva de este medicamento, conocida como HA22 (CAT-8015) para usarse contra la CLL.


Fecha de última actualización: 08/28/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014