Leucemia mieloide (mielógena) aguda

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Se puede prevenir la leucemia mieloide aguda?

Se desconoce qué causa la mayoría de los casos de leucemia mieloide aguda (AML). Debido a que la mayoría de los pacientes con leucemia no tienen factores de riesgo conocidos, en la actualidad no hay forma de prevenir el desarrollo de las leucemias.

El hábito de fumar es por mucho el factor de riesgo controlable más significativo para el desarrollo de AML. Además, dejar de fumar ofrece una mayor probabilidad de reducir el riesgo de que una persona padezca AML. Por supuesto, los no fumadores tienen además muchas menos probabilidades que los fumadores de padecer otros tipos de cáncer, así como enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y algunas otras enfermedades.

El tratamiento de otros tipos de cáncer con quimioterapia y radiación puede causar leucemias secundarias (postratamiento) (vea la sección “¿Cuáles son los factores de riesgo de la leucemia mieloide aguda?”). Los médicos están tratando de determinar cómo tratar estos cánceres sin aumentar el riesgo de una segunda leucemia. Sin embargo, por ahora los beneficios obvios de tratar con quimioterapia y radioterapia los tumores cancerosos que amenazan la vida tienen que balancearse contra la pequeña probabilidad de padecer leucemia varios años más tarde.

Evitar el uso de productos químicos que causan cáncer, tales como el benceno, puede disminuir el riesgo de padecer AML. No obstante, la mayoría de los expertos concuerda que la exposición a químicos en el lugar de trabajo y en el ambiente son responsables de sólo un pequeño número de los casos de leucemia.


Fecha de última actualización: 09/09/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/10/2014