Leucemia mieloide (mielógena) aguda

+ -Text Size

Tratamiento contra el Leucemia mieloide (mielógena) aguda TEMAS

Cirugía para la leucemia mieloide aguda

La cirugía tiene una función muy limitada en el tratamiento de leucemia mieloide aguda (AML). Como las células leucémicas se propagan ampliamente por toda la médula ósea y la sangre, no es posible curar este tipo de cáncer con cirugía. En pocas ocasiones, la cirugía tiene algún papel, ni siquiera en el diagnóstico de la AML, ya que esto usualmente se hace con una biopsia y aspiración de médula ósea. En raras ocasiones, un tumor aislado de células leucémicas (conocido como cloroma o sarcoma granulocítico) puede ser tratado con cirugía.

Con frecuencia, antes de que comience la quimioterapia se realiza un tipo de cirugía menor para colocar un pequeño tubo flexible, llamado catéter venoso central (CVC) o dispositivo de acceso venoso (VAD) en una vena grande del pecho. Esto lo puede hacer un cirujano en el quirófano, o un tipo especial de radiólogo. El extremo del tubo se encuentra inmediatamente debajo de la piel o sale ligeramente del área del pecho o de la sección superior del brazo. El VAD se deja en el área durante el tratamiento para administrar medicamentos intravenosos (IV), como los medicamentos de la quimioterapia y para tomar muestras de sangre para realizar pruebas. Esto reduce el número de pinchazos de aguja necesarios durante el tratamiento. Si usted tiene un VAD, es muy importante aprender cómo cuidar el dispositivo para evitar que se infecte.


Fecha de última actualización: 06/10/2015
Fecha de último cambio o revisión: 06/10/2015