Linfoma no Hodgkin

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Se puede prevenir el linfoma no Hodgkin?

La mayoría de las personas con linfoma no Hodgkin no tiene factores de riesgo que se puedan cambiar, por lo que no existe forma de proteger a las personas contra estos linfomas. Hasta el momento, la mejor manera para reducir el riesgo de linfoma no Hodgkin es tratar de prevenir los factores de riesgo conocidos, tal como deficiencia inmunológica.

La infección con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una causa prevenible de la insuficiencia inmunológica. El VIH se transmite entre adultos principalmente por contacto sexual sin protección y por compartir agujas contaminadas entre usuarios de drogas intravenosas (IV). Hoy día, es extraordinariamente poco frecuente que las transfusiones de sangre sean fuente de infección con VIH. El evitar la propagación del VIH prevendría muchas muertes por el linfoma no Hodgkin. El tratamiento del VIH con medicamentos también parece reducir la probabilidad de linfoma no Hodgkin.

La prevención de la propagación del virus de linfoma y leucemia de células T humanas (HTLV-1) podría tener un mayor impacto en el linfoma no Hodgkin en lugares del mundo en donde este virus es común, como Japón y algunas regiones del Caribe. El virus es poco común en Estados Unidos, pero parece que su presencia ha ido aumentado en algunas zonas. Las mismas estrategias que se utilizan para prevenir la propagación del VIH podrían también ayudar a controlar el HTLV-1.

La infección con H. pylori se asocia también con algunos linfomas del estómago. El tratamiento de las infecciones con H. pylori mediante antibióticos y antiácidos podría reducir este riesgo, aunque el beneficio de esta estrategia aún no ha sido comprobado. La mayoría de las personas con infección por H. pylori no tienen síntomas y otras padecen únicamente de acidez estomacal leve. Se necesita más investigación para identificar la mejor forma de detectar y tratar esta infección en personas sin síntomas.

Otro factor de riesgo para el linfoma no Hodgkin es la infección con el virus de Epstein-Barr (la causa de mononucleosis infecciosa, o “mono”), aunque no existe una manera conocida de prevenir esta infección.

Algunos linfomas son causados por el tratamiento de los cánceres con radiación y quimioterapia o el uso de medicamentos que suprimen el sistema inmunológico para evitar el rechazo de órganos trasplantados. Los médicos están tratando de encontrar mejores formas de tratar pacientes con cáncer y con órganos trasplantados sin aumentar tanto el riesgo de linfoma. Por el momento, sin embargo, los beneficios de estos tratamientos siguen siendo por lo general más significativos que el riesgo ligero de padecer un linfoma muchos años más tarde.

Algunos estudios han sugerido que el sobrepeso y la obesidad pueden aumentar su riesgo de linfoma no Hodgkin. Otros estudios han sugerido que el alto consumo de grasa y carnes puede aumentar su riesgo. Mantener un peso saludable y adoptar una alimentación saludable pudiera ayudar a proteger contra el linfoma, aunque se necesita más investigación para confirmar esto.


Fecha de última actualización: 09/30/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/30/2014