Linfoma no Hodgkin

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Sabemos cuáles son las causas del linfoma no Hodgkin?

Los investigadores han descubierto que el linfoma no Hodgkin está asociado con un número de factores de riesgo, pero las causas de la mayoría de los linfomas son desconocidas. Esto se complica por el hecho de que los linfomas son en realidad un grupo diverso de cánceres.

Aun así, los científicos han logrado, en gran medida, comprender mejor cómo ciertos cambios en el ADN pueden causar que los linfocitos normales se conviertan en células de linfoma. Las células humanas normales crecen y funcionan basándose principalmente en la información contenida en los cromosomas de cada célula. El ADN humano está empacado en 23 pares de cromosomas, los cuales son grandes moléculas de ADN contenidas en cada célula. El ADN es la sustancia química que porta nuestros genes, las instrucciones sobre el funcionamiento de nuestras células. Nos parecemos a nuestros padres porque de ellos proviene nuestro ADN. Sin embargo, el ADN afecta algo más que nuestra apariencia.

Algunos genes controlan cuando las células crecen y se dividen. A los genes que aceleran la división de las células o ayudan a las células a vivir por más tiempo se les denomina oncogenes. Otros, que desaceleran la división celular o que causan que las células mueran en el momento oportuno, se llaman genes supresores de tumores.

Cada vez que una célula se prepara para dividirse en dos células nuevas, debe hacer una copia nueva de ADN en sus cromosomas. Este proceso no es perfecto y pueden ocurrir errores que afectan los genes contenidos en el ADN. El cáncer puede ser causado por mutaciones (cambios) en el ADN que activan los oncogenes o desactivan los genes supresores de tumores.

Algunas personas heredan mutaciones del ADN de uno de sus padres que aumentan sus riesgos para algunos tipos de cáncer. Sin embargo, el linfoma no Hodgkin no es uno de los tipos de cáncer que con frecuencia es causado por estas mutaciones hereditarias. En otras palabras, no hay un riesgo aumentado de linfoma en los hijos de los pacientes con linfoma.

Los cambios en el ADN relacionados con el linfoma no Hodgkin generalmente se adquieren después del nacimiento en vez de heredarse. Los cambios adquiridos pueden ser el resultado de la exposición a la radiación, a sustancias químicas que causan cáncer, o infecciones, aunque con frecuencia, estos cambios ocurren sin explicación aparente. Parecen ocurrir con mayor frecuencia a medida que envejecemos y los linfomas, en su mayoría, son un cáncer de las personas de edad avanzada.

Las translocaciones son un tipo de cambio del ADN que puede causar que ocurra el linfoma no Hodgkin. Una translocación significa que el ADN de un cromosoma se desprende y se une a un cromosoma diferente. Cuando esto sucede, los oncogenes pueden ser activados o los genes supresores de tumores pueden ser desactivados. Algunos linfomas tienden a tener defectos cromosómicos específicos. Por ejemplo, la mayoría de los casos de linfoma folicular tienen una translocación entre los cromosomas 14 y 18, lo se convierte en el oncogén bcl-2. Esto evita que la célula muera en el momento apropiado, y esto puede derivar en linfoma.

Los científicos están aprendiendo mucho sobre los cambios exactos en los genes que se asocian con el linfoma. Esta información se está utilizando para diseñar pruebas más exactas para detectar y clasificar ciertos tipos de linfoma. Se espera que muy pronto estos descubrimientos también se puedan usar en la creación de nuevos tratamientos.

Los investigadores han comenzado a entender cómo estos cambios genéticos surgen en personas con ciertos factores de riesgo, aunque ellos aún no saben la razón por la cual la mayoría de los linfomas se originan en personas sin factores de riesgo aparentes.

Los linfocitos (las células de donde los linfomas se originan) son células del sistema inmunológico, por lo que no sorprende que los cambios en el sistema inmunológico parezcan desempañar un papel importante en muchos casos de linfoma.

  • Las personas con deficiencias inmunológicas (debidas a condiciones hereditarias, tratamientos con medicamentos, trasplante de órganos o infección con el VIH) tienen una probabilidad mucho más alta de un linfoma que las otras personas que no tienen una deficiencia inmunológica.
  • Las personas con ciertas enfermedades autoinmunes (donde el sistema inmunológico ataca constantemente a cierta parte del cuerpo) tienen un riesgo aumentado de linfoma.
  • Las personas con ciertas infecciones crónicas también tienen un riesgo aumentado, probablemente porque el sistema inmunológico está constantemente produciendo nuevos linfocitos para combatir infecciones, lo que aumenta las probabilidades de que ocurran errores en el ADN.

Fecha de última actualización: 09/30/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/30/2014