Linfoma no Hodgkin en niños

+ -Text Size

Tratamiento contra el Linfoma no Hodgkin en niños TEMAS

Quimioterapia para el linfoma no Hodgkin en niños

La quimioterapia (quimio) es el tratamiento principal para el linfoma no Hodgkin en niños. La quimioterapia usa medicamentos contra el cáncer que usualmente se administran en una vena o por la boca. Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y llegan a todas las áreas del cuerpo, lo que hace que este tratamiento sea muy útil contra cánceres que tienden a propagarse ampliamente, como el linfoma no Hodgkin. En algunos casos donde el linfoma pudiera haber alcanzado el cerebro o la médula espinal, también se puede administrar quimioterapia en el líquido cefalorraquídeo (conocida como quimio intratecal).

Los niños con linfoma no Hodgkin reciben una combinación de varios medicamentos de quimioterapia durante un periodo de tiempo. El número de medicamentos, sus dosis y la duración del tratamiento depende del tipo y la etapa del linfoma. Algunos de los medicamentos comúnmente usados para tratar el linfoma en niños incluyen:

  • Ciclofosfamida (Cytoxan®).
  • Vincristina (Oncovin®).
  • Doxorrubicina (Adriamycin®)
  • Prednisona.
  • Dexametasona.
  • Citarabina, también conocida como ara-C (Cytosar).
  • Metotrexato.
  • L-asparaginasa (Elspar), PEG-L-asparaginasa (pegaspargasa, Oncaspar).
  • Etopósido (VePesid, otros).
  • 6-mercaptopurina (Purinetol).
  • Ifosfamida (Ifex).

Los médicos administran la quimioterapia en ciclos. Por lo general, cada ciclo de quimioterapia dura varias semanas. Un período de tratamiento es seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. La mayoría de los tratamientos de quimioterapia son ambulatorios (se administran en el consultorio del médico, una clínica o departamento de servicios ambulatorios de un hospital), pero algunos, especialmente al inicio del tratamiento, pueden requerir que el niño sea hospitalizado.

Si desea más información sobre un medicamento que está usando en el tratamiento de su hijo o sobre un medicamento específico que se mencionó en esta sección, lea Guide to Cancer Drugs, o nos puede llamar con los nombres de los medicamentos que su hijo está tomando. Para más información sobre quimioterapia, lea nuestro documento Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familiares.

Posibles riesgos y efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia atacan a las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, como las células de la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son susceptibles a ser afectadas por la quimioterapia, lo que puede ocasionar efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y de la dosis de los medicamentos suministrados y del tiempo que se tomen. Estos efectos secundarios pueden incluir:

    • Pérdida del cabello

    • Úlceras en la boca

    • Pérdida de apetito

    • Náusea y vómito

    • Diarrea

    • Un aumento en el riesgo de contraer infecciones (debido a un recuento bajo de glóbulos blancos).

    • Fácil formación de hematomas o hemorragias (debido a un recuento bajo de plaquetas).

    • Cansancio (debido a un bajo recuento de glóbulos rojos).

Estos efectos secundarios son usualmente temporales y desaparecen después de finalizar el tratamiento. Si ocurren efectos secundarios graves, la quimioterapia puede ser reducida o retrasada.

Muchas veces hay métodos para aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Las infecciones pueden ser muy graves en las personas que reciben quimioterapia. Los medicamentos conocidos como factores de crecimiento pueden administrarse para aumentar los niveles de células sanguíneas.

El síndrome de lisis tumoral es un posible efecto secundario de la quimioterapia en niños que tienen un gran número de células de linfoma en el cuerpo antes del tratamiento. Habitualmente, este síndrome ocurre durante el primer ciclo de quimioterapia. Cuando la quimioterapia destruye estas células, éstas se rompen y liberan sus contenidos al torrente sanguíneo. Esto puede afectar a los riñones, los cuales no pueden eliminar todas estas sustancias al mismo tiempo. Las cantidades excesivas de ciertos minerales también pueden causar problemas con el corazón y el sistema nervioso. Esto se puede evitar asegurándose de que el niño tome muchos líquidos durante el tratamiento y administrando medicamentos como bicarbonato, alopurinol y rasburicasa, que ayudan al cuerpo a eliminar estas sustancias.

Algunos de los posibles efectos secundarios ocurren sólo con ciertos medicamentos. Por ejemplo, medicamentos como la doxorrubicina pueden causar daño al corazón. El médico de su hijo puede ordenar pruebas de la función cardiaca (como una MUGA o un ecocardiograma) si su hijo recibe uno de estos medicamentos.

Asegúrese de preguntar al médico o enfermera de su hijo sobre cualquier efecto secundario específico al que usted debe estar atento y sobre qué es lo que usted puede hacer para disminuir los riesgos.

Además de los efectos secundarios mencionados, existen posibles efectos a largo plazo de la quimioterapia en niños, tal como posibles efectos en la fertilidad más tarde en la vida. Estos se describen en la sección “Efectos tardíos y a largo plazo del tratamiento para el linfoma no Hodgkin en niños”.


Fecha de última actualización: 04/16/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/16/2014