Linfoma no Hodgkin en niños

+ -Text Size

Tratamiento contra el Linfoma no Hodgkin en niños TEMAS

¿Cómo se trata el linfoma no Hodgkin en niños?

Esta información representa los puntos de vista de los médicos y del personal de enfermería que prestan servicio en la Junta Editorial del Banco de Datos de Información de la Sociedad Americana Contra El Cáncer. Estos puntos de vista se basan en la interpretación que ellos hacen de los estudios publicados en revistas médicas, así como en su propia experiencia profesional.
La información sobre tratamientos incluida en este documento no constituye una política oficial de la Sociedad y no tiene como objetivo ofrecer asesoramiento médico que remplace la experiencia y el juicio de su equipo de atención médica contra el cáncer. Su objetivo es ayudar a que usted y a su familia estén informados para tomar decisiones conjuntamente con su médico.
Es posible que su médico tenga motivos para sugerir un plan de tratamiento distinto de estas opciones generales de tratamiento. No dude en hacer preguntas a su médico sobre sus opciones de tratamiento.

Información general sobre tratamientos

Los niños y los adolescentes con linfoma, así como sus familiares tienen necesidades especiales. Estas necesidades se pueden atender mejor en los centros de cáncer para niños y adolescentes en coordinación con el médico de cabecera de su hijo. Estos centros tienen la ventaja de ofrecer tratamiento por parte de profesionales de la salud que son especialistas y que conocen las diferencias entre los cánceres en los adultos y aquellos que ocurren en los niños y adolescentes, así como las necesidades únicas de las personas más jóvenes con cáncer.

Para los linfomas infantiles, este equipo de profesionales de la salud es usualmente dirigido por un oncólogo pediátrico, un médico que usa quimioterapia y otras medicinas para tratar los cánceres en los niños. Puede que muchos otros especialistas también participen en la atención de su hijo, incluyendo enfermeras practicantes, enfermeras, sicólogos, trabajadores sociales, especialistas en rehabilitación y otros profesionales de la salud.

Una vez se haya diagnosticado el linfoma y se hayan hecho las pruebas para determinar su etapa, el equipo de profesionales que atiende el cáncer de su hijo discutirá con usted las opciones de tratamiento. Los factores más importantes en la selección de un tratamiento incluyen el tipo y la etapa del cáncer, aunque otros factores también pueden desempeñar un papel.

La quimioterapia es el tratamiento principal para todos los niños con linfoma no Hodgkin, ya que puede alcanzar todas las partes del cuerpo y destruir las células del linfoma donde quiera que pudieran estar. Incluso si el linfoma parece estar limitado a un solo ganglio linfático inflamado, el linfoma no Hodgkin en un niño a menudo se ha propagado para el momento del diagnóstico. Las células del linfoma probablemente están en otros órganos, pero son demasiado pequeñas para ser palpadas por el médico o vistas en los estudios por imágenes.

Puede que el tratamiento intensivo para el linfoma infantil cause efectos secundarios graves. Antes de que comience el tratamiento, es buena idea preguntarle al equipo de profesionales de pediatría cuáles efectos secundarios podría presentar su hijo. Ellos le pueden hablar de los efectos secundarios comunes, cuánto tiempo podrían durar y qué tan graves podrían ser.

Otros tipos de tratamiento, como la cirugía y la radiación, desempeñan un papel mucho menor en el tratamiento del linfoma infantil. Las próximas secciones describen los tipos de tratamientos usados para el linfoma no Hodgkin en niños. Le sigue una descripción de los métodos más comunes usados según el tipo y la etapa (extensión) del linfoma.


Fecha de última actualización: 10/29/2012
Fecha de último cambio o revisión: 02/22/2014