Resumen sobre metástasis en los huesos

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Qué causa metástasis en los huesos?

Propagación de las células cancerosas

Para que las células cancerosas se propaguen a otras partes del cuerpo, éstas tienen que pasar por varios cambios. Tienen que poder desprenderse del primer tumor e ingresar en el torrente sanguíneo o sistema linfático, el cual puede transportarlas hacia otras partes del cuerpo. Luego necesitan poder crecer y proliferar en su nueva localización y evitar ataques del sistema inmunológico del cuerpo. El pasar por todos estos pasos significa que las células de nuevos tumores pueden ser ligeramente diferentes a las que estaban en el tumor donde se originaron.

¿Por qué algunos cánceres se propagan a los huesos?

El lugar donde es probable que un cáncer se propague depende del tipo exacto de tumor, así como del lugar preciso del cuerpo en que se originó. Algunas células cancerosas portan unas sustancias en su superficie que las ayudan a adherirse a distintos órganos. Es probable que los cánceres que tienden a propagarse a los huesos se adhieran mejor a las células de los huesos (células óseas). Las células cancerosas pueden afectar el funcionamiento de algunas células de los huesos. Esto podría crear orificios en los huesos donde las células cancerosas pueden desarrollarse. Las células de los huesos por sí solas también pueden liberar factores parecidos a las hormonas que causan que las células cancerosas crezcan más rápidamente.

¿Qué ocurre cuando el cáncer crece en los huesos?

Las células cancerosas pueden afectar los huesos de dos maneras. Las células cancerosas a menudo producen sustancias que afectan las células óseas, lo que puede causar que los huesos se desgasten y debiliten. Sin embargo, a veces el cáncer causa que los huesos se hagan más rígidos (duros). Esto se conoce como esclerosis.

Ambos tipos de daños a los huesos pueden causar dolor. La metástasis en los huesos es una de las causas más frecuentes de dolor en personas con cáncer. Cuando el cáncer disuelve el hueso, éste puede quebrarse (fracturarse). Las fracturas ocurren con mucha menos frecuencia cuando los cánceres ocasionan esclerosis.

La propagación del cáncer a los huesos de la columna vertebral puede hacer presión sobre la médula espinal. Esto puede ocasionar daños a los nervios que puede que resulten en parálisis en caso de que no sea tratado.

El daño a los huesos también puede resultar en grandes cantidades de calcio que se liberan en la sangre (hipercalcemia). Además, las metástasis en los huesos causan otros problemas que pueden afectar sus actividades habituales y su estilo de vida.


Fecha de última actualización: 07/24/2012
Fecha de último cambio o revisión: 07/24/2012