Mieloma múltiple

+ -Text Size

¿Qué es Mieloma múltiple? TEMAS

¿Qué es el mieloma múltiple?

El mieloma múltiple es cáncer que se forma debido a la presencia de células plasmáticas malignas. Las células plasmáticas normales se encuentran en la médula ósea y son un componente importante del sistema inmunológico.

El sistema inmunológico se compone de varios tipos de células que funcionan juntas para combatir las infecciones y otras enfermedades. Los linfocitos (células linfáticas) son el tipo principal de células del sistema inmunológico. Los tipos principales de linfocitos son células B y células T.

Cuando las células B responden a una infección, maduran y se convierten en células plasmáticas. Las células plasmáticas producen anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas) que ayudan al organismo a atacar y destruir los gérmenes. Los linfocitos están en muchas áreas del cuerpo, tal como en los ganglios linfáticos, la médula ósea, los intestinos y el torrente sanguíneo. Sin embargo, las células plasmáticas se encuentran principalmente en la médula ósea. La médula ósea es el tejido blando que se encuentra dentro de la cavidad de algunos huesos. Además de células plasmáticas, la médula ósea normal contiene células que producen diferentes células sanguíneas normales.

Cuando las células plasmáticas se tornan cancerosas y crecen sin control, pueden producir un tumor llamado plasmacitoma. Estos tumores generalmente se originan en un hueso, aunque en raras ocasiones también se encuentran en otros tejidos. Si alguien tiene un solo tumor de células plasmáticas, a la enfermedad se le llama plasmacitoma aislado (o solitario). Cuando alguien tiene más de un plasmacitoma, entonces padece mieloma múltiple.

El mieloma múltiple se distingue por varias características incluyendo:

Bajos recuentos sanguíneos

En el mieloma múltiple, la proliferación desmedida de células plasmáticas en la médula ósea pueden desplazar las células productoras de células sanguíneas normales, causando bajos recuentos sanguíneos. Esto puede causar anemia (una escasez de glóbulos rojos). Las personas que tienen anemia presentan palidez, debilidad y cansancio. El mieloma múltiple también puede causar un bajo nivel de plaquetas en la sangre (trombocitopenia). Esto puede ocasionar un aumento en el sangrado y aparición de moretones. Otra afección que se puede presentar es la leucopenia (carencia de glóbulos blancos normales), lo cual puede causar problemas para combatir infecciones.

Problemas con los huesos y el calcio

Las células del mieloma también interfieren con las células que ayudan a mantener los huesos fuertes. Los huesos se van reconstruyendo constantemente para mantenerse fuertes. Normalmente, las dos clases principales de células óseas funcionan juntas para mantener los huesos saludables y fuertes. A las células que generan hueso nuevo se les llama osteoblastos, mientras que a las células que disuelven el hueso viejo se les llama osteoclastos. Las células del mieloma producen una sustancia que le indica a los osteclastos que aceleren la disolución de los huesos. Debido a que los osteoblastos no reciben una señal para dejar el hueso nuevo, el hueso viejo se desintegra sin que el hueso nuevo lo reemplace. Esto debilita los huesos y causa que se fracturen fácilmente. Las fracturas de huesos son un problema mayor en las personas con mieloma. Este aumento en la degeneración de los huesos también puede aumentar los niveles de calcio en la sangre. (Los problemas causados por altos niveles de calcio se discuten en la sección “¿Cómo se diagnostica el mieloma múltiple?”.

Infecciones

Las células plasmáticas anormales no protegen al organismo de las infecciones. Como se mencionó anteriormente, las células plasmáticas normales producen anticuerpos que atacan los gérmenes. Por ejemplo, si usted contrae neumonía, las células plasmáticas normales producirían anticuerpos que están dirigidos a la bacteria específica que estaba causando la enfermedad. Estos anticuerpos ayudan al organismo a atacar y eliminar la bacteria. En el mieloma múltiple, las células del mieloma desplazan las células plasmáticas normales de manera que no se pueden producir los anticuerpos para combatir las infecciones. El anticuerpo que produce las células del mieloma no ayuda a combatir las infecciones. Esto se debe a que las células del mieloma son sólo muchas copias de la misma célula plasmática (todas produciendo copias del mismo anticuerpo [o monoclonal]).

Problemas renales

El anticuerpo que produce las células del mieloma puede causar daño a los riñones. Esto puede llevar a daño en los riñones e incluso insuficiencia renal.

Gammapatía monoclonal

Cuando se tienen muchas copias del mismo anticuerpo a esto se le conoce como gammapatía monoclonal. Esta afección se detecta mediante una prueba de sangre. Aunque las personas con mieloma múltiple tienen una gammapatía monoclonal, no todas con esta última tienen mieloma múltiple. También puede presentarse en otras enfermedades, tal como macroglobulinemia de Waldenstrom y algunos linfomas. Esta afección también puede ocurrir en un trastorno conocido como gammapatía monoclonal de significado incierto (monoclonal gammopathy of undetermined significance, MGUS), el cual no causa problemas como lo hace el mieloma múltiple. Sin embargo, algunas personas con MGUS con el pasar del tiempo padecen mieloma múltiple u otras enfermedades.

Amiloidosis de cadenas ligeras

Los anticuerpos están compuestos de cadenas proteínicas unidas (2 cadenas ligeras cortas y 2 cadenas pesadas más largas). En la amiloidosis de cadenas ligeras, las células plasmáticas anormales producen muchas cadenas ligeras. Estas cadenas ligeras se pueden depositar en los tejidos, donde se acumulan. Esta acumulación de cadenas ligeras puede derivar en una proteína anormal en los tejidos conocida como proteína amiloide. La acumulación de amiloide en ciertos órganos puede causar que estos se agranden y no funcionen bien. Por ejemplo, cuando la amiloide se acumula en el corazón, esto puede causar palpitaciones cardíacas irregulares y provocar que el corazón se agrande y sea más débil. Un corazón débil puede derivar en una afección llamada insuficiencia cardiaca congestiva, con síntomas como dificultad para respirar e hinchazón de las piernas. Asimismo, la amiloide en los riñones puede causar que estos no funcionen bien. Puede que esto no cause síntomas al principio, aunque la deficiencia en la función renal se puede detectar mediante análisis de sangre. Si la condición empeora, la amiloide en los riñones puede causar insuficiencia renal. Lea la sección “Signos y síntomas de mieloma múltiple” para más información sobre los signos y los síntomas de la amiloidosis de cadenas ligeras.

Otros nombres para la amiloidosis de cadenas ligeras incluyen AL y amiloidosis primaria. En ocasiones, se considera una enfermedad separada del mieloma múltiple, pero debido a que el tratamiento a menudo es similar al del mieloma, la discutiremos en este documento.

La amiloidosis de cadenas ligeras es una de las enfermedades en las que el amiloide se acumula y causa problemas. Una enfermedad genética (hereditaria), llamada amiloidosis familiar, también puede causar la amiloidosis. Además las infecciones, inflamaciones crónicas, o ambas, pueden causar amiloidosis. A esto se le conoce como amiloidosis secundaria o amiloidosis AA. Este documento no provee información sobre estas otras clases de amiloidosis.

Gammapatía monoclonal de significado incierto

En la gammapatía monoclonal de significado incierto (MGUS, por sus siglas en inglés), las células plasmáticas anormales producen muchas copias del mismo anticuerpo (una proteína anticuerpo monoclonal). Sin embargo, dichas células plasmáticas anormales no forman un verdadero tumor o masa y no causan ningún otro problema visto en mieloma múltiple. Por lo general, la MGUS no afecta la salud de la persona. En particular, no causa debilidad en los huesos, altos niveles de calcio, problemas renales ni bajos recuentos sanguíneos. Con más frecuencia, se descubre cuando un análisis de sangre rutinario indica que existe un alto nivel de proteína en la sangre y las pruebas adicionales muestran que la proteína es un anticuerpo monoclonal. En MGUS, el número de células plasmáticas puede estar elevado, pero estas representan menos del 10% de las células en la médula ósea.

Algunas personas con MGUS con el pasar del tiempo padecen mieloma múltiple, linfoma o amiloidosis. Cada año, aproximadamente 1% de las personas con MGUS padece una de estas enfermedades. El riesgo es mayor en las personas cuyos niveles de proteína son particularmente altos. Los pacientes con MGUS no necesitan tratamiento, aunque son observados detenidamente para ver si padecen una enfermedad que requiera de tratamiento (como mieloma múltiple).

Recientemente, los científicos han estudiado los genes de las células plasmáticas en pacientes con MGUS. Estos científicos han encontrado que la composición genética de estas células plasmáticas se parece más a las células plasmáticas de mieloma que a las células plasmáticas normales. Esto sugiere que estas células son realmente malignas, no sólo de crecimiento lento. Debido a que las personas con MGUS usualmente son de edad avanzada, puede que no vivan lo suficiente como para que el MGUS se transforme en mieloma.

Plasmacitomas solitarios

Éste es otro tipo de crecimiento anormal de células plasmáticas. En vez de muchos tumores en diferentes localizaciones como en el caso del mieloma múltiple, hay sólo un tumor, de allí el nombre de plasmacitoma solitario.

Lo más común es que un plasmacitoma solitario se origina en un hueso, lo que se puede llamar plasmacitoma solitario del hueso. Cuando un plasmacitoma se origina en otros tejidos (tal como los pulmones u otros órganos, se le llama plasmacitoma extramedular. Por lo general, los plasmacitomas solitarios se tratan con radioterapia. En caso de un solo plasmacitoma extramedular, algunas veces se puede hacer una cirugía. Siempre y cuando no se encuentren posteriormente otros plasmacitomas, el pronóstico del paciente es usualmente excelente. Sin embargo, debido a que muchas personas con un plasmacitoma solitario padecerán mieloma múltiple, a estas personas se les observa cuidadosamente para identificar signos de esta enfermedad.


Fecha de última actualización: 07/31/2014
Fecha de último cambio o revisión: 07/31/2014