Cáncer de ovario

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Conocemos las causas del cáncer de ovario?

Aún no se sabe exactamente cuáles son las causas de la mayoría de los cánceres de ovario, pero, como se discutió en la sección anterior, sí conocemos algunos factores que aumentan las probabilidades que una mujer padezca de cáncer epitelial de ovario. Mucho menos se sabe acerca de los factores de riesgo de los tumores estromales y de células germinales de los ovarios.

Existen muchas teorías sobre las causas del cáncer de ovario. Algunas de estas teorías provienen de observar los factores que cambian el riesgo de cáncer de ovario. Por ejemplo, el embarazo y las píldoras anticonceptivas reducen el riesgo de cáncer de ovario. Debido a que ambos reducen el número de veces el ovario libera un óvulo (ovulación), algunos investigadores creen que puede haber cierta asociación entre la ovulación y el riesgo de cáncer de ovario.

Además, sabemos que la ligadura tubárica y la histerectomía reducen el riesgo de cáncer de ovario. Una teoría para explicar esto consiste en que algunas sustancias que causan cáncer pueden entrar en el organismo a través de la vagina y pasar por el útero y las trompas de Falopio para alcanzar los ovarios. Esto explicaría cómo la extirpación del útero o bloqueo de las trompas de Falopio afecta el riesgo de cáncer de ovario. Otra teoría consiste en que las hormonas masculinas (andrógenos) pueden causar el cáncer de ovario.

Los investigadores ya entienden mucho mejor cómo ciertas mutaciones (cambios) en el ADN pueden hacer que las células normales se conviertan en cancerosas. El ADN es la estructura química que porta las instrucciones para casi todo lo que hacen nuestras células. Por lo general nos parecemos a nuestros padres porque ellos son la fuente de nuestro ADN. Sin embargo, el ADN afecta algo más que nuestra apariencia externa. Algunos genes (las partículas que forman nuestro ADN) contienen instrucciones que controlan el momento preciso en que nuestras células crecen y se dividen. Las mutaciones del ADN (defectos) en estos genes pueden llevar al desarrollo de cáncer.

Mutaciones genéticas hereditarias

Un pequeño número de cánceres de ovario ocurre en mujeres con mutaciones genéticas hereditarias asociadas con un mayor riesgo de cáncer de ovario. Estas incluyen mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2, así como genes relacionados con otros síndromes de cáncer familiar vinculados con un mayor riesgo de cáncer de ovario, tal como PTEN (síndrome de hamartoma tumoral PTEN), STK11 (síndrome Peutz-Jeghers), MUTYH (poliposis asociado con MUTYH, y muchos genes que pueden causar cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (MLH1, MLH3, MSH2, MSH6, TGFBR2, PMS1, yPMS2) (Estos síndromes se discutieron en la sección anterior).

Las pruebas genéticas pueden detectar las mutaciones genéticas asociadas con estos síndromes hereditarios. Si tiene un antecedente familiar de cánceres asociados con estos síndromes, tal como cánceres de seno y ovario, cáncer de tiroides y ovario, y/o cáncer colorrectal y endometrial (uterino) puede que usted quiera preguntar a su médico sobre asesoría y pruebas genéticas. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda consultar con un profesional calificado sobre genética del cáncer antes de someterse a alguna prueba genética. Para más información, vea nuestro documento (disponible en inglés) Genetic Testing: What You Need to Know.

Cambios genéticos adquiridos

La mayoría de las mutaciones del ADN que están relacionadas con cáncer de ovario, en lugar de heredarse, suceden durante la vida de la mujer. En algunos cánceres, las mutaciones adquiridas de ciertos genes que llevan al desarrollo de cáncer pueden ser consecuencia de radiación o sustancias químicas que causan cáncer, aunque no existe evidencia de esto para el cáncer de ovario. Hasta ahora, los estudios no han podido identificar ni una sola sustancia química en el medio ambiente o en nuestra alimentación que esté vinculada específicamente a la causa de mutaciones que producen cáncer de ovario. La causa de la mayoría de las mutaciones adquiridas aún se desconoce.

La mayoría de los cánceres de ovario tiene varias mutaciones genéticas que son adquiridas. La investigación ha indicado que las pruebas para identificar los cambios adquiridos en ciertos genes, como en el gen supresor de tumores TP53 o el oncogén HER2, en cáncer de ovario, podría ayudar a predecir el pronóstico de la mujer. El papel de estas pruebas todavía no está claro, y es necesario realizar más investigación.

Para más información sobre los cambios genéticos que pueden derivar en cáncer, lea nuestro documento (disponible en inglés) Genes and Cancer.


Fecha de última actualización: 09/09/2014
Fecha de último cambio o revisión: 09/09/2014