Cáncer de ovario

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de ovario TEMAS

Tratamiento de tumores estromales de ovario según la etapa

Etapa I

Todos los tumores en etapa I se tratan con cirugía para extirpar el ovario con el tumor. La mayoría de las pacientes con tumores en etapa I son observadas cuidadosamente después de la operación y no requieren tratamiento adicional. Algunos tumores en etapa I tienen una tendencia mayor a regresar después de la cirugía. Se dice que estos cánceres son de alto riesgo para recurrencia. Las características que hacen a un tumor de etapa I en uno de alto riesgo incluyen tumores muy grandes, tumores en los que el quiste se reventó y tumores pobremente diferenciados (también llamados tumores de alto grado, las células cancerosas no se parecen mucho al tejido normal cuando se examina con un microscopio). Las pacientes con cánceres estromales de etapa I en alto riesgo tienen tres opciones después de la cirugía: observación (ser observadas minuciosamente), quimioterapia o (rara vez) radioterapia.

Etapas II, III y IV

Estos cánceres se tratan con cirugía para extirpar el ovario con el tumor. También se realiza una cirugía para clasificar el cáncer por su etapa y reducir su tamaño, si es necesario (esto se abordó en la sección sobre cirugía). Puede que después de la cirugía se suministre quimioterapia (quimio) o terapia hormonal. A menudo, se usa la misma quimioterapia que la usada en el tratamiento de los tumores de células germinales (PEB: cisplatino, etopósido, y bleomicina). También se puede usar la combinación de carboplatino y paclitaxel (Taxol). El tratamiento hormonal se usa con más frecuencia para tratar tumores estromales avanzados en mujeres que no pueden tolerar la quimioterapia, pero que quieren intentar un tratamiento. Esto puede significar tratamiento con un medicamento, tal como leuprolida (Lupron) y goserelina (Zoladex), el medicamento tamoxifeno, o un inhibidor de aromatasa. En pocas ocasiones, la radioterapia también es una opción.

Recurrencia

A un cáncer que regresa después del tratamiento se le llama cáncer recurrente (o recaída). En tumores estromales, esto puede ocurrir años después. Aun así, el pronóstico sigue siendo bastante bueno por lo lento de su crecimiento. La cirugía se puede repetir. Cualquiera de los regímenes de quimio usados inicialmente también se puede emplear para tratar una recaída. La terapia hormonal también es una opción para tratar la recurrencia. En realidad no existe un tratamiento convencional para el cáncer estromal recurrente. Por lo tanto, el tratamiento como parte de un estudio clínico también es una buena opción. Algunas veces, la radioterapia puede ser útil para el cáncer recurrente.

Para los tumores que producen hormonas, se pueden vigilar los niveles sanguíneos de hormonas a intervalos regulares después de la cirugía para cotejar un aumento en los niveles que podría sugerir el regreso del tumor. El nivel de inhibina también puede aumentar con algunos tumores estromales y puede que sea útil para descubrir una recurrencia.


Fecha de última actualización: 07/01/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014